El secretario de Estado americano habla de “violencia genocida” y de “reconciliación” en Ruanda; ¿una nueva esperanza para los supervivientes hutu?

13/09/2022 | Opinión

antony_blinken_2_cc0-2.jpgLos días 10 y 11 de agosto de 2022, Antony Bkinken, el secretario de Estado americano, estaba en Kigali, Ruanda, para una visita de dos días. El gobierno ruandés le llevo al Memorial del genocidio en Kigali y le invitó a dejar un mensaje en el libro de condolencias. El mensaje, que sorprendió a muchos, calificaba los acontecimientos acaecidos en Ruanda en la primavera de 1994 de “violencia genocida” más que de “genocidio contra los tutsi” y declaraba que los EE. UU. están “determinados” a “apoyar a todos los ruandeses que trabajan por la reconciliación, la paz y la prosperidad”.

Subrayemos en primer lugar que la población tutsi de Ruanda fue víctima de un genocidio, al menos entre abril y julio de 1994. Cientos de miles de personas inocentes fueron asesinadas o expulsadas porque eran tutsi, con la intención específica de destruirlos en todo o en parte.

En segundo lugar, no hay duda alguna de que el secretario de Estado americano, descendiente de un superviviente del Holocausto, conoce la definición de genocidio tal y como se establece en el artículo 2 de la Convención para prevenir y combatir el genocidio.(1)

Entonces, ¿por qué Antony Blinken, en visita oficial como representante de alto nivel del gobierno americano, ha optado por hablar de “violencia genocida” en Ruanda y no de “genocidio contra los tutsi”, como el gobierno ruandés desea que todo el mundo diga?

Los crímenes contra los hutu

Una primera respuesta podría ser que, si bien la formulación de “genocidio contra los tutsi” es factualmente y jurídicamente correcta para describir lo que padeció la población tutsi en 1994, no incluye lo que padeció la población hutu en el mismo periodo, así como en los años precedentes y siguientes. En efecto, mientras numerosos ruandeses estaban en guerra y/o cometían y/o incitaban a que se cometieran masacres, la mayoría de la población, tutsi y hutu, era simplemente víctima. (2)

El mensaje dejado por el secretario de Estado en el libro de condolencias del Memorial constituye un recuerdo sutil pero claro de que los EE. UU. han optado por no ignorar las víctimas hutu inocentes, contra las opciones de numerosos gobiernos e individuos de todo el mundo.

Informes serios y creíbles han documentado los crímenes cometidos contra la población hutu desde el inicio de los años 90(3). El informe Mapping de la ONU ha establecido concretamente que los refugiados hutu fueron asesinados sistemáticamente en el este de la República Democrática del Congo (RDC) y que esos asesinatos se asemejan a un genocidio en particular entre 1996 y 1998 (4), después de que Paul Kagame decidiera destruir los campos de refugiados hutu y perseguir a todos los que no regresaran a Ruanda (5).

Las investigaciones especiales llevadas a cabo por el Tribunal penal internacional para Ruanda (TPIR) revelaron brutales crímenes contra la población hutu desde 1993 hasta 1995 en Ruanda, causando la muerte de cientos de miles de muertes, hombres, mujeres, niños y ancianos. Otros testimonios (6) e investigaciones (7) detallan crímenes cometidos contra los hutu en 1996 en el norte de Ruanda.

En 2008, un juez español, Fernando Andreu Merelles, emitió mandatos de arresto internacional contra 40 oficiales superiores del Frente Patriótico Ruandés (FPR) por crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y crimen de genocidio contra la población hutu (8). A causa de presiones políticas, los mandatos de arresto fueron limitados al territorio español en 2015 (9).

Aunque no haya habido procesos contra los autores, ello no significa que los crímenes no hayan existido o que los supervivientes y quienes fueron asesinados deban ser ignorados. Desde esta óptica, se comprende por qué Antony Blinken ha rehusado caer en la trampa de la utilización de una terminología que ignora cientos de miles de víctimas inocentes a causa de su pertenencia étnica hutu.

ruanda_mapa_2_cc0-15.pngUn camino hacia la reconciliación

Una segunda respuesta a la cuestión de saber por qué el secretario de Estado Blinken ha utilizado la terminología de “violencia genocida” se encuentra en la segunda parte de su mensaje, en la que declara que los EE. UU. permanecen “firmes” en su apoyo a “cada ruandés que trabaje en favor de la reconciliación, la paz y la prosperidad”, como si pidiera al gobierno ruandés que reconozca a todas las víctimas como un paso suplementario hacia una reconciliación, una paz y una prosperidad verdaderas.

En 2021, el gobierno ruandés declaró haber alcanzado el resultado de 94,6 % en el barómetro de la reconciliación nacional (10). Cuando el informe completo fue publicado, muchos se preguntaron como era posible obtener un resultado tan alto cuando los supervivientes hutu jamás han estado implicados en ningún programa de reconciliación.

Hacer referencia a la “violencia genocida” es un claro mensaje que indica que los tutsi no han sido las únicas víctimas y que las víctimas hutu deben en adelante ser tomadas en cuenta en los programas de reconciliación. Ello nada tiene que ver con negar nada, sino más bien viene a sugerir que una verdadera reconciliación entre ruandeses solo puede ser alcanzada si todas las víctimas son reconocidas como se debe y si todos los supervivientes son autorizados para reconstruirse.

Hoy, es el Ministerio de la Unidad y del Compromiso cívico, creado en julio de 2021, el encargado de la reconciliación nacional. Desafortunadamente, está dirigido por un extremista notorio que llega a calificar a toda persona que hable de víctimas hutu de “negacionismo del genocidio” (11). Los EE. UU. tendrán muchas dificultades en trabajar con él sobre esta cuestión, tanto más cuanto que se trata del arquitecto de la ideología utilizada para hostigar, y en algunos casos perseguir, a toda persona que habla de crímenes cometidos contra los hutu (12).

Uno + uno = dos

Por fin, otra razón por la que el secretario Blinken ha podido dejar semejante mensaje es que el sensible debate sobre la manera de calificar correctamente los crímenes cometidos contra todos los ruandeses nunca ha encontrado consenso. El partido en el poder, el FPR, se esfuerza en imponer una terminología que no incluye los crímenes de los que se le acusa, esto es, el genocidio contra los hutu, mientras que otros (aparentemente entre ellos se encuentra el secretario de Estado Blinken) tratan de incluir todos lo crímenes genocidas contra los ruandeses, sin importar quién los cometió.

Los ideólogos y propagandistas del FPR han enseñado a los jóvenes ruandeses que quien habla de otro genocidio, el de los hutu, es “un negacionista del genocidio” y un “enemigo del Estado”. Un razonamiento absurdo pero que se tradujo en una ley penal en 2018; ley que permite al gobierno encarcelar durante hasta 7 años a cualquier persona que defienda el reconocimiento del genocidio contra los hutu. Nadie debería ser encarcelado por haber buscado obtener justicia, tanto más cuanto que un genocidio más un genocidio es igual a dos genocidios y no a cero genocidio…

El secretario Blinken debería estar al abrigo de cualquier persecución judicial, ya que no ha hecho referencia explícita a un segundo genocidio. Por otro lado, su referencia a una “violencia genocida”- que implícitamente reconoce víctimas de genocidio en los dos lados – es un mensaje claro de que los EE. UU. siguen abiertos al reconocimiento de la existencia de dos genocidios. Sea cual sea la reacción de los extremistas del régimen, el mensaje de Antony Blinken ya ha suscitado una nueva esperanza entre los supervivientes hutu en Ruanda así como en toda la región de los Grandes Lagos y en el mundo entero, en donde luchan para renacer y obtener justicia. Patrick Horanimpundu, que vive en Bélgica, declaró un día: “Jamás perderemos la esperanza; nuestro dolor será un día reconocido” (13). Tras tres décadas de negación de la condición de víctima, ¿el día que Patrick esperaba está, quizás, a punto de llegar?

Gustave Mbonyumutwa


Notas:
[1] https://www.ohchr.org/fr/instruments-mechanisms/instruments/convention-prevention-and-punishment-crime-genocide
[2] https://www.jambonews.net/actualites/20181001-rwanda-de-quels-crimes-les-hutus-et-les-tutsis-ont-ils-ete-victimes/
[3] https://youtu.be/-QvLu0JmBIw (vidéo : Une cartographie des crimes dans le livre « Éloge du sang, les crimes du FPR ».)
[4] http://www.mapping-report.org/fr/4-crime-de-genocide-a-lencontre-des-hutu/
[5] https://youtu.be/xP_fAI9k-9M (extract of Paul Kagame’s speech on military operations in DRC in 1996)
[6] Voir entre autres le témoignage d’Eric Maniriho, un rescapé: https://www.youtube.com/watch?v=qanwws0-1_Q
[7] Voir entre autres, le livre “Éloge du sang : Les crimes du Front patriotique rwandais”, by Judi Rever
[8] https://www.lemonde.fr/afrique/article/2008/02/07/un-juge-espagnol-emet-40-mandats-d-arret-contre-les-chefs-de-l-armee-rwandaise_1008523_3212.html
[9] https://www.bbc.com/news/world-africa-34477883
[10] https://twitter.com/RwandaUnity/status/1385160461348491265?s=20&t=tqd97DePGthyxY62aIsIww
[11] https://www.jambonews.net/actualites/20210907-lextremiste-j-d-bizimana-prete-serment-comme-ministre-de-lunite-nationale-a-quoisattendre/
[12] Le cas de Victoire Ingabire: https://www.amnesty.org/fr/documents/afr47/001/2013/fr/
[13] Interview avec JamboNews du 25 février 2019: https://www.youtube.com/watch?v=jj3oPaWkI_g

Fuente: JamboNews

[CIDAF-UCM]


Artículos relacionados:

Ruanda publica los datos económicos de la primera mitad del año

Reino Unido deportará a los solicitantes de asilo ruandeses

Anomalías climáticas en Ruanda

Ruanda realizará un nuevo censo de población

Ruanda prepara la CHOGM22

Ruanda recibirá 7 millones de euros para la producción de vacunas

Ruanda debe resolver sus problemas políticos internos antes de acoger a refugiados, por Victoire Ingabire Umuhoza

Ruanda recibirá 7 millones de euros para la producción de vacunas

Ruanda y Botsuana mejoran sus relaciones

Ruanda reforzará su sistema eléctrico con la ayuda del Banco Africano para el Desarrollo

Ruanda se propone reducir la hepatitis C para el año 2024

Singapur y Ruanda colaboran en materia de gestión del agua

Ruanda no tramitará el asilo de inmigrantes procedentes de sus vecinos fronterizos

El presidente de Ruanda da un discurso en el parlamento de la República del Congo

Relaciones entre Ruanda y Jamaica

Ruanda y Barbados profundizan sus relaciones bilaterales

Reino Unido desviará su flujo de inmigrantes irregulares hacia Ruanda

Ruanda revisará la legislación sobre información y medios de comunicación

Ruanda reconvierte un pantano en una atracción del ecoturismo

Ruanda recibe a oficiales sursudaneses

La diáspora ruandesa en China ayuda a las familias más vulnerables de su país

Redescubren 40 años después al «rhinolophus hilli» en Ruanda

Ruanda y Uganda mejoran sus relaciones bilaterales

Avance en las relaciones bilaterales entre Burundi y Ruanda

Problemas de acceso a medios contraconceptivos en Ruanda

Ruanda revisará el precio del gas

Ruanda se incorpora a la Organización de Cooperación Digital

Un empresario de Kenia acusado por fraude en Ruanda intenta suspender su extradición

Ruanda propone un tratado global contra el plástico

Ruanda y la República Centroafricana firman la cooperación policial transfronteriza

Ruanda entrega los premios a las mujeres más destacadas en la ciencia

Ruanda recibe fondos de Japón para irrigación agrícola

Impulso a la Mecatrónica en Ruanda

¿Por qué Ruanda no ha logrado sus objetivos de desarrollo económico?

El ministro de Asuntos Exteriores de Ruanda visita a las tropas en la República Centroafricana

Cientos de personas ruandesas huyen a la RD Congo en protesta contra las medidas de la COVID-19

Mozambique y Ruanda negocian cooperar en materia de seguridad y defensa

El gobierno de Ruanda subvenciona la nueva subida del precio del petróleo

El poeta ruandés Innocent Bahati continúa en paradero desconocido

Paul Kagame: ¿dictadura como clave para el desarrollo?

La COVID-19 y el cambio climático incrementan la trata de personas en Ruanda

Una iglesia de Ruanda se convierte en un inesperado refugio para la comunidad LGBTQ+

30 rinocerontes blancos llegan a Ruanda en un intento de salvar la especie

Ruanda impone restricciones a los viajeros por temor a la nueva variante de la covid-19

De la amnesia étnica a la etnocracia: el 80 % de los altos responsables ruandeses son tutsi

Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Ruanda

Comienza el juicio de Claude Muhayimana, sospechoso del genocidio de Ruanda

Las nuevas líderes locales en Ruanda buscan soluciones innovadoras

Cyuma Hassan, el periodista del pueblo ruandés

La cooperación entre Corea y Ruanda sigue viento en popa

Ruanda-Este de la RDC, Paul Kagame elige el momento de resucitar el M23

Ruanda y Luxemburgo firman un acuerdo financiero

14 de octubre: Día internacional por la liberación de presos políticos y de conciencia; por el estado de derecho y la democracia en Ruanda

La RD Congo denuncia nuevas incursiones del ejercito ruandés

Enfrentamiento en la frontera entre los ejércitos de RD Congo y de Ruanda

El presidente de Ruanda pide una renovación de las herramientas internacionales para luchar contra la inseguridad política

Nueva redada de opositores y periodistas en Ruanda

14 de octubre: Día internacional por la liberación de presos políticos y de conciencia; por el estado de derecho y la democracia en Ruanda

Más de 60.000 estudiantes ruandeses suspenden los exámenes nacionales

La crisis diplomática entre Bélgica y Ruanda: una oportunidad para construir mejores relaciones

Una youtuber ruandesa condenada a 15 años de cárcel por sus críticas hacia Kagame

Ruanda quiere impulsar el cultivo local de setas

La trampa ruandesa, nuevamente

Paul Rusesabagina declarado culpable por la justicia de Ruanda

El héroe de «Hotel Ruanda» espera su sentencia

La lucha contra la trata de personas en Ruanda

Ruanda de nuevo citado en un informe de la ONU como financiador de los grupos armados del este de R.D. Congo

Jay Polly, el rapero ruandés más adulado muere en la cárcel

Debate sobre la muerte del artista Jay Polly en Ruanda

Lo que se esconde detrás del viaje de Kagame a Berlín

Ruanda es vinculada a escuchas telefónicas ilegales en Uganda

La excepción francesa en Ruanda

Ruanda y Sudáfrica trabajan para recuperar relaciones de normalidad entre los dos países

El Gobierno de Ruanda crea un nuevo Ministerio de Unidad Nacional

El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda

Bélgica y Alemania devolverán los tesoros culturales a Ruanda

Mensaje de indignación frente al discurso negacionista de Paul Kagame

Ruanda y Francia firman dos acuerdos de cooperación

Rapport Duclert: un análisis y conclusiones discutibles

La aerolínea nacional de Ruanda reconocida por sus medidas de prevención contra la covid-19

Macron quiere renovar las relaciones con Ruanda

Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda

Patrick de Saint-Exupéry, «una travesía» que no convence, por Filip Reyntjens

Judi Rever y la investigación que implica al presidente ruandés en crímenes de guerra

Ruanda abre fronteras a cientos de personas que huyen de la erupción volcánica en la República Democrática del Congo

¿A qué se parece la libertad de prensa en Ruanda?

Una mirada al documental de Sonia Rolland «Ruanda, de las cenizas al milagro»

El Día de los niños «invisibles»: de la calle a la escuela salesiana en Ruanda

Etnias y fronteras

Un tribunal de la ONU rechaza la liberación anticipada de un criminal de guerra ruandés

Paul Rusesabagina, héroe internacional y villano en Ruanda

Paul Kagame promoverá la creación de la Agencia Africana de Medicamentos

Ruanda se está tragando lo suyo (o por qué debería leer No Molestar)

Paul Kagame reconoce los crímenes contra los hutu

¿Se prepara Ruanda para bloquear las redes sociales?

Los ruandeses expresan su hartazgo en Bruselas, París, Ginebra, La Haya, Lyon

Riesgo de ejecución para la activista ruandesa Idamange Yvonne Iryamugwiza: Firma la petición

Arresto de la activista ruandesa Yvonne Idamange Iyamugwiza

El «héroe» de Hotel Ruanda acusado de villano

Cooperación entre Ruanda y China

Las inundaciones en Ruanda crean fuertes perdidas para los campesinos

Ministros de Relaciones Exteriores de Ruanda y Burundi se reúnen para normalizar relaciones

Los ingresos de Ruanda por minerales raros se reducen a la mitad

Ruanda espera la extradición desde Bélgica de presuntos genocidas

Ruanda aprueba el cultivo de cannabis para la exportación

Se habla a menudo del milagro ruandés, pero, ¿de qué se trata?

El héroe de ’Hotel Rwanda’ pide ayuda la comunidad internacional para su liberación

Detenido el héroe de la película Hotel Ruanda en extrañas circunstancias

Preocupación en Ruanda por pérdidas en los sistemas de suministro de agua

Kizito Mihigo recibe a título póstumo el premio Vaclav Havel

La Policía Nacional de Ruanda garantiza justicia a las victimas de violencia policial

Comunicado sobre graves violaciones de Derechos humanos con relación a los supervivientes del genocidio contra los tutsi

El Fondo de Población de las Naciones Unidas en Ruanda asegura dinero para promover la salud y derechos reproductivos de los jóvenes

Los medios de comunicación ruandeses firman un acuerdo para obtener servicios legales gratuitos

Los militares ruandeses declaran haber evitado un ataque armado desde el territorio de Burundi

Ruanda presenta su nuevo plan nacional sobre el clima

Ruanda clasificado como el segundo país más pacifico de su región

Investigadores ruandeses descubren una nueva cepa de tuberculosis

El presidente de Ruanda pide eliminar las sanciones contra Sudán y Zimbabue

Las mujeres ruandesas en el mantenimiento de la paz (parte 2/2)

Las mujeres ruandesas en el mantenimiento de la paz (parte 1/2)

El sector turístico de Ruanda estimulará el turismo interno

El ajedrez ruandés en tiempos de coronavirus

Un periodista y un trabajador de los medios de comunicación ruandeses detenidos desde el mes de abril

La ONU confirma la muerte de Augustin Bizimana, uno de los responsables del genocidio de 1994

La empresa ruandesa de drones Leapr Labs gana el premio Lago Kivu Flying

El impacto de los desastres naturales sobre la economía de Ruanda

Los intore de Ruanda, un adoctrinamiento inquietante

El baile ikinimba de Ruanda

Las fuertes lluvias dejan 12 víctimas mortales en Ruanda

Las fuertes lluvias desplazan a varias familias en el noroeste de Ruanda

El cierre por el COVID-19 se extiende en Ruanda 15 días más

El distrito de Kayonza, Ruanda, inicia la exhumación de los restos de las víctimas del genocidio Tutsi

Kwibuka26 continuará el programa de conmemoración en Ruanda

Kizito Mihigo: “El mensaje es más importante que el mensajero” (parte 2/2)

Kizito Mihigo: De niño prodigio a enemigo público (parte 1/2)

Asesinato político en Ruanda del artista Kizito Mihigo

Autor

  • Rafael Sánchez (administrador)

    Codirector del CIDAF-UCM y subdirector del máster de Titulación propia "Cultura y Pensamiento de los Pueblos Negros" de la Universidad Complutense de Madrid.

    Periodista y bibliotecario. Con la suma de ambos conocimientos ha pretendido dominar todas las fases de la información, desde su génesis hasta su procesado y puesta a disposición de la sociedad. En 1991 comenzó a trabajar en la Fundación Sur, anteriormente CIDAF, siendo nombrado en 2001 director de comunicación y biblioteca. Desde entonces la Biblioteca “Dionisio Segura” de la Fundación Sur ha desarrollado una extensa actividad de extensión social que ha abarcado desde los medios de comunicación social hasta las TIC. En 2012 fue nombrado subdirector de África Fundación Sur.

    Rafael Sánchez dirige y produce dos programas de radio “Africanía” y “La Otra Cara de África” que se emiten en más de treinta radios españolas e iberoamericanas; además de colaborar con RTVE-Radio Exterior de España en el informativo semanal de “África Hoy”. Ha diseñado y es director del primer Portal del Conocimiento sobre África , basado en las teorías de la gestión del conocimiento y en la implementación de las TIC. Además, ha diseñado y coordinado los proyectos de Educación al desarrollo “África en la Escuela” y “África en las Bibliotecas”.

    En el campo editorial ha coordinado la edición de las monografías: “Patrimonio Musical de los Wagogo: Contexto y sistemática”, “África ante el mito del Desarrollo: La Propuesta del NEPAD a la luz de la ética cristiana del desarrollo”, “Historia del Sudán Occidental”, “Crónicas de Burkina: Flashes de realidades” y “Culturas Africanas y Desarrollo: Intentos africanos de renovación”. Es coautor del libro “La espiral comunicativa, educativa y migratoria para África” y autor de diversos artículos y estudios como: “La cooperación en Marruecos: Una visión desde la otra orilla” y “Unión Europea y África: Reflexiones sobre la ayuda al desarrollo”. Además, ha realizado el documental “El Batik paso a paso” sobre la técnica del maestro tanzano Estomik S. Kirita.

    CIDAF-UCM
    @cidaf_ucm
    @Rafaelcidaf

Más artículos de Rafael Sánchez (administrador)
Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

El Gobierno de Ghana está cada vez más cerca de pasar por su parlamento la ley de Valores Sexuales Humanos y Valores Familiares al retirarse las 16...