En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Reseña del Informe de Human Rights Watch sobre derechos humanos en República Democrática del Congo en 2021
...leer más...
“Congo hold-up”: ¿Un atraco en toda regla?
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Uganda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Ruanda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : República Democrática del Congo
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Protestas por el aumento del precio de los combustibles en Uganda
...leer más...

La oposición angoleña pide diálogo para solucionar la crisis política del país
...leer más...

El pirómano del Parlamento sudafricano podría ser internado en un psiquiátrico
...leer más...

Balance de la covid-19 en Mozambique
...leer más...

PAPSS, el nuevo sistema de pago panafricano
...leer más...

Egipto envía paquetes de ayuda sanitaria a Sudán del Sur y Tanzania
...leer más...

El presidente de Zimbabue inicia sus vacaciones entre polémicas
...leer más...

Nueva ley en Zambia permite reunir a las parejas de funcionarios separadas por sus deberes laborales
...leer más...

Más de 5.000 funcionarios docentes de Senegal no cobran desde diciembre
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2022-01-1 / 2022-01-15), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

La delegación de Hamas accede a ir a Argelia para una iniciativa de diálogo nacional palestino
...leer más...

Egipto promete ayuda a los EAU tras el ataque a Abu Dhabi
...leer más...

Fallece Amon-Tanoh, sindicalista y político de Costa de Marfil
...leer más...

El presidente de Cabo Verde interviene en la Asamblea Nacional
...leer más...

El PMA se queda sin recursos para la región de Tigray
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El empleo en África y en el mundo, por Lázaro Bustince
...leer más...
La música de un campamento de brujas en Ghana, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Túnez: ¿Qué revolución?, por Ramón Echeverría
...leer más...
Democracia en Uganda y en otras sociedades, por Lázaro Bustince
...leer más...
Alarma universal, por Benjamín Forcano
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >


Reyntjens, Filip

Profesor emérito de Derecho y Política, Instituto de Políticas de Desarrollo de la Universidad de Amberes. Trabaja sobre la región africana de los Grandes Lagos. Es director de la edición de las Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos.

@freyntje

Ver más artículos del autor

De la amnesia étnica a la etnocracia: el 80 % de los altos responsables ruandeses son tutsi
30/11/2021 -


A pesar de la política del Estado consistente en ignorar la etnicidad, los ruandeses saben que sus dirigentes son mayoritariamente tutsi. Esta investigación examina la amplitud de esta tendencia.

Tras la toma del poder por parte del Frente patriótico ruandés (FPR) en 1994, se han borrado las referencias a la pertenencia étnica. Las personas han dejado de ser hutu, tutsi o twa; se han convertido en ruandeses, como lo subraya la campaña “Ndi Umunyarwanda” (Yo soy ruandés). Esta política de amnesia étnica era comprensible. Ser identificado como tutsi durante el genocidio significaba una muerte casi cierta. El nuevo gobierno buscó, en consecuencia, resolver la animosidad intercomunitaria suprimiendo simplemente las referencias a la etnicidad. Haya funcionado o no la medida, uno de los efectos de esta práctica es que ha oscurecido la desproporcionada representación de los tutsi en los puesto de poder actual. Mientras los tutsi representan del 10 al 15 % de la población, sus élites ocupan la gran mayoría de las funciones de alto nivel. A pesar de la prohibición de las referencias a la etnicidad, es un hecho perfectamente conocido en Ruanda. Hemos llevado a cabo recientemente investigaciones que ponen cifras precisas al fenómeno.

Antes de abordar las conclusiones, debo pasar revista a algunas advertencias. En primer lugar, el subrayar la pertenencia étnica de las personas es algo altamente subversivo en Ruanda y podría ser considerado como culpable de “divisionismo” o de promoción de “la ideología del genocidio”, ambas cosas punibles por la ley. Por esta razón, los informadores ruandeses implicados en esta investigación deben permanecer anónimos.

En segundo lugar, debo señalar que pueden existir errores en nuestras conclusiones. A pesar de nuestros esfuerzos y de nuestro prudente enfoque, los peligros ligados a la recogida de información ligada al origen étnico significa que pueden producirse inexactitudes ocasionales. No hemos catalogado cuatro personas de las que no hemos podido determinar con certeza los antecedentes, pero no podemos excluir que se hayan deslizado algunos errores. Si existieran éstos, el gobierno ruandés, sin duda alguna, los señalará para desacreditar el conjunto de la investigación, pero aunque el 10 o el 20% de los datos fueran erróneos – algo de lo que dudamos seriamente – las conclusiones globales seguirían siendo válidas.

Por fin, decir que este trabajo ha durado varios meses en el transcurso de los cuales se habrá producido un cierto relevo del personal que analizamos. Ello significa que los resultados representan una imagen global de la situación en 2021, más que un inventario puesto al día en un momento particular.

Los resultados

Para la investigación hemos catalogado 209 titulares de funciones que hemos estimado entre los de mayor rango del país. Hemos tratado de determinar sus identidades étnicas que, en Ruanda, se transmiten por línea paterna. Sobre las 205 personalidades, de las que hemos podido establecer con certeza los antecedentes, 166 eran tutsi y 38 hutu. Se trata de una relación global de 81 a 19, pero hay según las zonas variaciones. 19 (66 %) de los 29 miembros del gobierno nacional analizados eran tutsi. Pero, en niveles menos visibles, esta tendencia estaba más marcada. 31 (86 %) de los 36 embajadores eran tutsi, lo mismo que 13 (86 %) de los 15 principales responsables del ejército y de los servicios de seguridad, y 26 (96 %) de los 27 puestos de dirección en los principales organismos públicos y parapúblicos. Todos los cuadros superiores en el Gabinete de Presidencia, los jefes de las principales religiones y los puestos más elevados en las federaciones deportivas nacionales y en los principales medios estaban ocupados por tutsi. Estas tendencias se producen igualmente en el ámbito local, con 20 (70 %) de los 29 alcaldes de distrito miembros de la misma minoría étnica.

Si bien la sobrerepresentación de los tutsi es claramente significativa, es importante no sobreinterpretar los datos. Por ejemplo, la minoría étnica no es monolítica. Numerosos tutsi no considerados como fieles al régimen, no solamente han sido excluidos del poder sino también han sido encarcelados, asesinados u obligados a exiliarse.

Puede también considerarse que la presencia desproporcionada de los tutsi en el poder sea el resultado no solamente de un favoritismo étnico sino igualmente de un nepotismo. La dirección del FPR está compuesta principalmente de antiguos refugiados y la mayoría de los tutsi en posición de poder provienen de horizontes similares. Nuestra investigación ha revelado que de 147 funcionarios tutsi, cuyos orígenes hemos podido determinar, 106 (72 %) son antiguos refugiados, mientras que 42 (28 %) son supervivientes del genocidio. Se trata de una diferencia significativa y un miembro de este último grupo lo ha reconocido y se ha quejado por ello.

Los peligros

Según el Barómetro de la Reconciliación en Ruanda 2020, los niveles de “reconciliación” en Ruanda son muy elevados. La encuesta del gobierno sugiere que los sentimientos de unidad se han extendido y que el 98,2 % de las personas se consideran ruandesas antes de cualquier otra identidad.

No obstante, la mayoría de las investigaciones sobre el terreno disponibles sugieren lo contrario. Estas constataciones subrayan que, a pesar de la eliminación oficial de las categorías étnicas, la mayoría de los ruandeses saben muy bien que los puestos del poder en Ruanda están dominados por responsables tutsi. Aunque eliminada del discurso oficial, la etnicidad sigue siendo un factor central de la identidad social ruandesa. Las elites políticas pueden pretender no ver las diferencias étnicas, pero la mayoría de las gentes lo reconoce en privado.

Esta toma de conciencia del favoritismo étnico, conjugada con otros factores, contribuye a la violencia estructural que prevalece hoy en el país. Esta preocupación no es nueva. Ya en 2011, Mahmood Mamdani subrayaba la convicción del régimen de que “el poder tutsi es la condición mínima para la supervivencia de los tutsi”. En 2008, la embajada americana en Kigali constató que dos tercios de los 118 puestos de dirección estaban ocupados por tutsi. La filtración del cable advertía que “a pesar de todas las exhortaciones del gobierno a los ruandeses para que abandonen las identidades étnicas…, la realidad política es manifiestamente diferente”; “si este gobierno quiere superar un día los desafíos y las divisiones de la sociedad ruandesa, debe comenzar a compartir el poder con los hutu en un grado mucho más importante de lo que hace actualmente”. Esta división, al contrario, parece haberse convertido en más, no menos, extrema.

El FPR en el poder puede creer que su prohibición de las categorías étnicas ha contribuido a la reconciliación y a la disminución de la animosidad. La realidad, sin embargo, es que numerosos ruandeses estiman que la política del gobierno sirve para enmascarar una enorme desigualdad en el seno de los puestos de poder y, de ese modo, se añade a los agravios y frustraciones étnicas. Anuradha Chakravarty, basándose en numerosas conversaciones con campesinos hutu ordinarios en 2014, advirtió sobre la manera como los sentimientos de discriminación aumentan el riesgo de radicalización entre “aquellos que de otro modo navegan en un terreno de entendimiento y no se inclinan inicialmente hacia la radicalidad”.

Es algo potencialmente peligroso. En los años 1950, las elites tutsi de Ruanda negaban la discriminación étnica y subrayaban “la unidad nacional centenaria” del país cuando eran criticadas por haber dominado las posiciones de poder. En el Burundi vecino, en los años 1970 y 1980, el poder prohibió igualmente las referencias a la etnicidad con el fin de rechazar las acusaciones de discriminación. En los dos casos, las élites de entonces, como hoy el gobierno ruandés, eligieron disimular y negar la desigualdades étnicas en vez de enfrentarse a ellas y resolverlas. Ni en un caso ni en el otro el asunto terminó bien.

Filip Reyntjens

Fuente: Filip ReyntjensAfrican Arguments

*Publicado en francés, el 25 de noviembre, en La Tribune Franco-Rwandaise

[CIDAF-UCM]


Artículos relacionados:

- Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Ruanda

- Comienza el juicio de Claude Muhayimana, sospechoso del genocidio de Ruanda

- Las nuevas líderes locales en Ruanda buscan soluciones innovadoras

- Cyuma Hassan, el periodista del pueblo ruandés

- La cooperación entre Corea y Ruanda sigue viento en popa

- Ruanda-Este de la RDC, Paul Kagame elige el momento de resucitar el M23

- Ruanda y Luxemburgo firman un acuerdo financiero

- 14 de octubre: Día internacional por la liberación de presos políticos y de conciencia; por el estado de derecho y la democracia en Ruanda

- La RD Congo denuncia nuevas incursiones del ejercito ruandés

- Enfrentamiento en la frontera entre los ejércitos de RD Congo y de Ruanda

- El presidente de Ruanda pide una renovación de las herramientas internacionales para luchar contra la inseguridad política

- Nueva redada de opositores y periodistas en Ruanda

- 14 de octubre: Día internacional por la liberación de presos políticos y de conciencia; por el estado de derecho y la democracia en Ruanda

- Más de 60.000 estudiantes ruandeses suspenden los exámenes nacionales

- La crisis diplomática entre Bélgica y Ruanda: una oportunidad para construir mejores relaciones

- Una youtuber ruandesa condenada a 15 años de cárcel por sus críticas hacia Kagame

- Ruanda quiere impulsar el cultivo local de setas

- La trampa ruandesa, nuevamente

- Paul Rusesabagina declarado culpable por la justicia de Ruanda

- El héroe de "Hotel Ruanda" espera su sentencia

- La lucha contra la trata de personas en Ruanda

- Ruanda de nuevo citado en un informe de la ONU como financiador de los grupos armados del este de R.D. Congo

- Jay Polly, el rapero ruandés más adulado muere en la cárcel

- Debate sobre la muerte del artista Jay Polly en Ruanda

- Lo que se esconde detrás del viaje de Kagame a Berlín

- Ruanda es vinculada a escuchas telefónicas ilegales en Uganda

- La excepción francesa en Ruanda

- Ruanda y Sudáfrica trabajan para recuperar relaciones de normalidad entre los dos países

- El Gobierno de Ruanda crea un nuevo Ministerio de Unidad Nacional

- El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda

- Bélgica y Alemania devolverán los tesoros culturales a Ruanda

- Mensaje de indignación frente al discurso negacionista de Paul Kagame

- Ruanda y Francia firman dos acuerdos de cooperación

- Rapport Duclert: un análisis y conclusiones discutibles

- La aerolínea nacional de Ruanda reconocida por sus medidas de prevención contra la covid-19

- Macron quiere renovar las relaciones con Ruanda

- Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda

- Patrick de Saint-Exupéry, "una travesía" que no convence, por Filip Reyntjens

- Judi Rever y la investigación que implica al presidente ruandés en crímenes de guerra

- Ruanda abre fronteras a cientos de personas que huyen de la erupción volcánica en la República Democrática del Congo

- ¿A qué se parece la libertad de prensa en Ruanda?

- Una mirada al documental de Sonia Rolland "Ruanda, de las cenizas al milagro"

- El Día de los niños "invisibles": de la calle a la escuela salesiana en Ruanda

- Etnias y fronteras

- Un tribunal de la ONU rechaza la liberación anticipada de un criminal de guerra ruandés

- Paul Rusesabagina, héroe internacional y villano en Ruanda

- Paul Kagame promoverá la creación de la Agencia Africana de Medicamentos

- Ruanda se está tragando lo suyo (o por qué debería leer No Molestar)

- Paul Kagame reconoce los crímenes contra los hutu

- ¿Se prepara Ruanda para bloquear las redes sociales?

- Los ruandeses expresan su hartazgo en Bruselas, París, Ginebra, La Haya, Lyon

- Riesgo de ejecución para la activista ruandesa Idamange Yvonne Iryamugwiza: Firma la petición

- Arresto de la activista ruandesa Yvonne Idamange Iyamugwiza

- El "héroe" de Hotel Ruanda acusado de villano

- Cooperación entre Ruanda y China

- Las inundaciones en Ruanda crean fuertes perdidas para los campesinos

- Ministros de Relaciones Exteriores de Ruanda y Burundi se reúnen para normalizar relaciones

- Los ingresos de Ruanda por minerales raros se reducen a la mitad

- Ruanda espera la extradición desde Bélgica de presuntos genocidas

- Ruanda aprueba el cultivo de cannabis para la exportación

- Se habla a menudo del milagro ruandés, pero, ¿de qué se trata?

- El héroe de ’Hotel Rwanda’ pide ayuda la comunidad internacional para su liberación

- Detenido el héroe de la película Hotel Ruanda en extrañas circunstancias

- Preocupación en Ruanda por pérdidas en los sistemas de suministro de agua

- Kizito Mihigo recibe a título póstumo el premio Vaclav Havel

- La Policía Nacional de Ruanda garantiza justicia a las victimas de violencia policial

- Comunicado sobre graves violaciones de Derechos humanos con relación a los supervivientes del genocidio contra los tutsi

- El Fondo de Población de las Naciones Unidas en Ruanda asegura dinero para promover la salud y derechos reproductivos de los jóvenes

- Los medios de comunicación ruandeses firman un acuerdo para obtener servicios legales gratuitos

- Los militares ruandeses declaran haber evitado un ataque armado desde el territorio de Burundi

- Ruanda presenta su nuevo plan nacional sobre el clima

- Ruanda clasificado como el segundo país más pacifico de su región

- Investigadores ruandeses descubren una nueva cepa de tuberculosis

- El presidente de Ruanda pide eliminar las sanciones contra Sudán y Zimbabue

- Las mujeres ruandesas en el mantenimiento de la paz (parte 2/2)

- Las mujeres ruandesas en el mantenimiento de la paz (parte 1/2)

- El sector turístico de Ruanda estimulará el turismo interno

- El ajedrez ruandés en tiempos de coronavirus

- Un periodista y un trabajador de los medios de comunicación ruandeses detenidos desde el mes de abril

- La ONU confirma la muerte de Augustin Bizimana, uno de los responsables del genocidio de 1994

- La empresa ruandesa de drones Leapr Labs gana el premio Lago Kivu Flying

- El impacto de los desastres naturales sobre la economía de Ruanda

- Los intore de Ruanda, un adoctrinamiento inquietante

- El baile ikinimba de Ruanda

- Las fuertes lluvias dejan 12 víctimas mortales en Ruanda

- Las fuertes lluvias desplazan a varias familias en el noroeste de Ruanda

- El cierre por el COVID-19 se extiende en Ruanda 15 días más

- El distrito de Kayonza, Ruanda, inicia la exhumación de los restos de las víctimas del genocidio Tutsi

- Kwibuka26 continuará el programa de conmemoración en Ruanda

- Kizito Mihigo: “El mensaje es más importante que el mensajero” (parte 2/2)

- Kizito Mihigo: De niño prodigio a enemigo público (parte 1/2)

- Asesinato político en Ruanda del artista Kizito Mihigo


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



Salvo que se indique lo contrario, el contenido de este sitio tiene una licencia Creative Commons Attribution 4.0 Internacional

Aviso política informativa | Política de cookies
Contáctanos  Sindicación: rss 2.0 RSS 2.0
Valid HTML 4.01 Transitional! - ¡CSS Válido !