Gran Bretaña retira la ayuda a la educación en Kenia por la corrupción

17/03/2010 | Noticias

El gobierno de Gran Bretaña ha anunciado el día 16 de marzo que detiene la ayuda a la educación a Kenia, citando la incesante malversación de fondos por parte de los funcionarios del país del África Oriental.

La decisión se produce tres meses después de que Gran Bretaña congelase 10 millones de libras de ayuda a la educación para Kenia, por supuestos fraudes y saqueos de más de 800.000 de fondos anteriores, por parte de los funcionarios.

Gran Bretaña es el mayor donante bilateral de Kenia, y su decisión de terminar con la financiación del programa de apoyo al sector de la educación del país, del que depende básicamente el ministerio de educación de Kenia, tiene enormes posibilidades de complicar el progreso de la educación en el país africano.

El gobierno de Reino Unido ya ha gastado 45 millones de libras en apoyo a la educación primaria y secundaria gratuita, desde 2005, en Kenia.

Reino Unido iba a dar más de 10 millones de libras a principios de 2010 al Programa de Apoyo al Sector de la Educación de Kenia, que también está respaldado por el gobierno de Canadá, el Banco Mundial y la Agencia para la Infancia de las Naciones Unidas, UNICEF.

Pero después de haber realizado una investigación dentro de una auditoría sobre el gasto en educación, en diciembre de 2009, con la que se desveló que varios cientos de miles de libras han desaparecido de las cuentas desde junio del año pasado, Gran Bretaña advirtió que el dinero “el dinero sólo se liberará cuando el ministerio de Educación de Kenia actúe”, incluyendo el procesamiento de los funcionarios/personas sospechosas de fraude, así como la reposición de los fondos desaparecidos y la mejora del sistema de gestión financiera.

La auditoría de investigación centrada en las acusaciones de que docenas de funcionarios se apropiaron fraudulentamente del dinero del proyecto mediante la emisión de facturas por talleres que no tuvieron lugar.

Los funcionarios aquí han expresado su pesar por la apropiación indebida de la ayuda financiera, en su mayor parte proveniente de los contribuyentes de Reino Unido, que “pensábamos que iba a ser utilizada para mejorar la educación de los niños en Kenia”.

“En lugar de eso, parte del dinero ha sido robado por personas que organizan talleres fraudulentos que nunca tuvieron lugar, emitieron recibos, se largaron con el dinero y lo hicieron con bastante confianza, pensando que nunca los iban a coger”, asegurí Alistair Fernie, jefa del Departamento de Desarrollo Internacional.

Preocupados por el alto nivel de corrupción en la nación africana, el gobierno del Reino Unido se ha preocupado a lo largo de los años de canalizar los 70 millones de libras de ayuda anual a Kenia, directamente a su gobierno.

Aunque admite que todos estos escándalos afectan directamente a las vidas de la gente de Kenia, los funcionarios de Reino Unido han señalado con pesar el “robo de fondos que estaban destinados al desarrollo de todos los keniatas”.

Gran Bretaña periódicamente ha recortado su ayuda a países africanos por elecciones inconsistentes o represión, pero la suspensión de la ayuda para proyectos sociales es muy rara.

Pero la última decisión parece haber sido motivada por las acusaciones de corrupción a funcionarios, y el gobierno de coalición acusado insistentemente de no hacer lo suficiente para acatar las normas.

“No confiamos en que se haya puesto en marcha el sistema necesario para evitar que esto ocurra de nuevo. Hasta que no lo estemos, no podemos financiar a través del gobierno”, ha asegurado el Departamento de Desarrollo Internacional de Reino Unido.

La supuesta “insensibilidad” del gobierno de Kenia ante la corrupción de alto nivel fue puesta de manifiesto el mes pasado, cuando el primer ministro Raila Odinga, suspendió al ministro de Educación, Sam Ongeri, después de que las investigaciones le relacionasen con la corrupción en el programa de Ayuda.

Horas después, el presidente Mwai Kibaki, contrarrestó la decisión del primer ministro reinstalando a Ongeri en su cargo, una decisión ampliamente criticada por las agencias de ayuda internacional y los especialistas en economía.

Un destacado activista anti corrupción de Kenia, Mwalimu Mati, dijo que las sumas involucradas en el escándalo de corrupción son pequeñas sumas de dinero “en términos de corrupción en Kenia”.

Esta reprimenda británica ha sido una demanda final de responsabilidad, en un país donde a unas pocas personalidades nunca se les ha pedido responsabilidades por nada.

El estudio del Banco Mundial de “corrupción de bajo nivel en África”, publicado esta semana, dice que casi cuatro de cada cinco compañías en Kenia aseguran que tienen que hacer pagos informales a funcionarios públicos para “funcionar”, una tasa mucho más alta que la mayoría de los países encuestados.

(African Press Agency, 17-03-10)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recientes

Bola Tinubu reivindica el papel de África en Naciones Unidas

Bola Tinubu reivindica el papel de África en Naciones Unidas

Bola Tinubu ha dado su primer discurso como presidente de Nigeria y de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO/ECOWAS) ante la Asamblea General de Naciones Unidas el pasado miércoles 20 de septiembre. En su intervención ha señalado la...

Proyecto de Ley anti-LGTBQ en Kenia

Proyecto de Ley anti-LGTBQ en Kenia

Kenia está estudiando la viabilidad del Proyecto de Ley de Protección Familiar 2023, que tendría como objeto la prohibición de la homosexualidad en el país, así como la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo y la realización de campañas y actividades...

Más artículos en Noticias
Proyecto de Ley anti-LGTBQ en Kenia

Proyecto de Ley anti-LGTBQ en Kenia

Kenia está estudiando la viabilidad del Proyecto de Ley de Protección Familiar 2023, que tendría como objeto la prohibición de la homosexualidad en...