Un terremoto político arrincona al presidente de Sudáfrica

2/12/2022 | Noticias

50899838303_bc968efeb3_c.jpgEl presidente Cyril Ramaphosa ha declarado que «niega categóricamente» las acusaciones acerca de un supuesto incumplimiento de las premisas recogidas en su juramento como jefe del ejecutivo. Ramaphosa se ha visto arrinconado tras la salida a la luz de una serie de investigaciones que le vinculan con prácticas de corrupción, violando así gravemente las secciones 96 (2) (a) de la Constitución y la Sección 34 (1) de la Ley de Prevención y Ley de Lucha contra las Actividades Corruptas (PRECCA).

El presidente respondió a las acusaciones en la tarde del 1 de diciembre para desmentirlas:

Me he esforzado, a lo largo de mi mandato como presidente, no solo por cumplir con mi juramento, sino por dar ejemplo de respeto a la Constitución, a sus instituciones y a la ley. Niego que sea culpable de cualquiera de las acusaciones en mi contra”.

Las investigaciones, llevadas a cabo por el “independent section 89 panel”, requieren, según fuentes del presidente, de “una lectura cuidadosa y una consideración adecuada por el bien de la estabilidad del gobierno y del país”. El informe, presentado ante la Asamblea Nacional, llega en un momento extraordinario y sin precedentes para la democracia constitucional de Sudáfrica. Desde el gabinete de la presidencia afirman que “el presidente está considerando el informe y se hará un anuncio a su debido tiempo”, según se lee en un comunicado publicado la noche del miércoles. Ese mismo día, la portavoz de la cámara legislativa del país, Nosiviwe Mapisa-Nqakula, anunció que la Asamblea evaluaría el informe durante el pleno del próximo martes.

El informe busca esclarecer la responsabilidad del presidente durante el robo a su granja de Phala Phala en 2020, donde el presidente no alertó a las autoridades de lo sucedido, en contra de lo que marca la ley. El panel investigó si hay pruebas suficientes para demostrar que el presidente Ramaphosa violó los motivos de juicio político establecidos en la Sección 89 de la Constitución, donde se establece que un presidente en ejercicio puede ser destituido por los siguientes motivos: violación grave de la Constitución o de la ley, falta grave e incapacidad para desempeñar las funciones del cargo. De igual manera, el presidente ha negado haber percibido una retribución salarial de Phala Phala, siendo el puesto de presidente del país de dedicación exclusiva.

Fuente: SANews

Imagen cortesía del Gobierno de Sudáfrica

[Traducción y edición, Jorge Moral Vidal]

[CIDAF-UCM]

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recientes

Territorio Masai: ¿Zona de guerra?, por Bartolomé Burgos

Territorio Masai: ¿Zona de guerra?, por Bartolomé Burgos

Una zona habitada por los masái, en Tanzania, se está convirtiendo en una zona de guerra con el gobierno. Los masái acusan al gobierno de Tanzania de expulsiones 'forzadas' de sus tierras ancestrales. ¿En qué consiste el conflicto? Todo depende de puntos de vista....

La huelga bancaria en Malí llega a su fin

La huelga bancaria en Malí llega a su fin

El sector bancario en Malí se encontraba inmerso en una huelga que duró cinco días, tras haber sido iniciada sin aviso previo el 5 de junio. Debido a la escasez de liquidez los precios en los mercados aumentaron y muchas empresas sufrieron las consecuencias de la...

Más artículos en Noticias