En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2021 : Ruanda
...leer más...
La agricultura de los oasis, por José María Mella
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2021 : Uganda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2021 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2021 : Burundi
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Un fin de semana trágico deja un hombre asesinado a puñaladas en Camerún
...leer más...

Un terremoto político arrincona al presidente de Sudáfrica
...leer más...

Uganda logra cerrar la unidad de Ébola en Mubende
...leer más...

Los tres programas de descentralización y gobernabilidad local incluidos en el presupuesto de Benín 2023
...leer más...

La gabonesa Pepecy Ogouliguende nombrada Vicepresidenta de la Junta Ejecutiva de la Red de Mujeres Mediadoras en África Central
...leer más...

Vuelve a operar uno de los grandes productores de petroquímicos africanos en Libia
...leer más...

La pobreza infantil afecta a cerca de 1.200.000 niños en Ghana
...leer más...

Desmantelada una red de tráfico de menores en Kenia
...leer más...

El secretario general de la OPEP destaca papel de Angola en la organización
...leer más...

Las estadísticas delictivas de Sudáfrica se mantienen altas
...leer más...

Se incendia un mercado de la capital de Ghana
...leer más...

Angola y la República Democrática del Congo reciben cinco millones de dólares de la ONU para la gestión de flujos migratorios
...leer más...

Malí invierte en la industria del algodón con la cooperación de China
...leer más...

14 muertos en un deslizamiento de tierra en la capital de Camerún
...leer más...

El Fondo de Energía Sostenible de África consigue sumar 64 millones de dólares
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Bustince Sola, Lázaro

Nacido en Izco (Navarra), en 1942, estudió filosofía en Pamplona (1961-1964). Hizo el noviciado en Gap – Grenoble (1964-1965), con los Misioneros de África (Padres Blancos). Estudió Teología en el instituto M.I.L. de Londres, (1965-1969), siendo ordenado sacerdote en Logroño, en los Padres Blancos en 1969.

Comenzó su actividad misionera en África en 1969, siendo enviado a la diócesis de Hoima en Uganda, donde estuvo trabajando en la educación, desarrollo y formación de líderes durante nueve años. Luego vivió un periodo de trece años en diversas ciudades europeas, trabajando en la educación y capacitación de los jóvenes (Barcelona 1979-1983)) , en Irlanda como responsable de la formación de los candidatos polacos (1983-1985), y en Polonia donde fue Rector del Primer Ciclo de Filosofía Polaco (1985-1991), y se doctoró en Teología espiritual en Lublin, donde fue nombrado profesor de la misma Universidad Católica de Lublin (KUL), de dicha ciudad, en 1991.

Regresó a Uganda en 1992, y fue elegido Provincial de los padres Blancos de Uganda hasta 1999. Durante este periodo, fue también presidente de la Asociación de Religiosas-os en Uganda (ARU), y pionero en la construcción del Centro Nacional de Formación Continua (USFC). Además inició la Comisión de Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC) en 1994, trabajando en la formación de líderes en JPIC.

En 2000 y 2004 cursó estudios sobre educación en Justicia, Paz, y Transformación de Conflictos, en Dublín. Desde su regreso a Uganda, fue pionero en la capacitación de agentes sociales en JPIC, y en el establecimiento del primer Consorcio de Educación Ética (JPIIJPC), lanzado por seis Congregaciones Misioneras, en 2006. Desde el inicio, y hasta junio 2011, ostentó el cargo de primer Director del Instituto. Al mismo tiempo fue profesor invitado de Ética en la Universidad de los Mártires de Uganda (UMU).

En septiembre de 2011 fue nombrado director general de África Fundación Sur (AFS), organismo que dejó de existir en 2021. En la actualidad sigue trabajando por África al 100 % siendo, entre otras ocupaciones, editorialista en el CIDAF-UCM.

Ver más artículos del autor


Un nuevo paradigma: de la ayuda a la colaboración justa, por Lázaro Bustince

11 de febrero de 2022.

Uganda, como otros países africanos, no necesita limosnas. Lo que requiere es: una gobernanza justa, una gestión compartida del poder y de los recursos, y una participación más activa de la sociedad nacional e internacional en la gestión responsable de los recursos y servicios para que toda la sociedad llegue al Buen Vivir.

En situaciones especiales de emigrantes y de emergencias naturales o de violencia, la ayuda humanitaria es necesaria e indispensable. Es cuestión de solidaridad humana. Sin embargo, en los intercambios económicos entre Occidente y el Continente africano, priman las ayudas y prestamos interesados de los gobiernos poderosos y ONG fuertes a los países africanos, y así los someten a una dependencia controlada, y a unas deudas imposibles de devolver. Es la nueva esclavitud capitalista que imposibilita un desarrollo sostenible para los pueblos africanos.

La cultura de la ayuda y prestamos, sobre todo en la interesada, que es la habitual, se calma temporalmente el dolor del mal, pero la causa del mal y de la injusticia perdura, creándose además una malsana dependencia.

Nos cuesta afrontar la raíz del mal. Montamos organizaciones y bancos de alimentos para aliviar algunos efectos de una emergencia natural o causada por la violencia. Y eso es necesario por algún tiempo. Pero fallamos porque nos conformamos con la ayuda y la limosna puntual, sin trabajar para sanar la raíz misma del mal. Por tanto, el mal y la injusticia perduran.

Eso es precisamente lo que los poderosos desean. Que nos ocupemos de los malheridos con hospitales de campaña, pero que no descubramos y afrontemos la razón fundamental de tantos malheridos, excluidos y desempleados, y que no trabajemos por liberarnos de los opresores y de sus sistemas capitalistas injustos.

Una de las tácticas más empleadas por los diferentes poderes, políticos, económicos y hasta algunos religiosos es precisamente intentar hablar y ocuparnos con cuestiones secundarias, como el monumento de los caídos, manifestaciones o la boda de un obispo, para evitar el afrontar juntos las cuestiones de gran relevancia como la realidad del desempleo total en dos millones de hogares españoles o los once millones de españoles que viven hoy en la exclusión o los miles de inmigrantes que llegan a nuestras fronteras buscando una vida digna, después de perder decenas de vidas humanas cada día en el Mediterráneo.

Necesitamos pasar en nuestra sociedad de la cultura de ayuda y limosnas a una cultura de colaboración justa y responsable. Tanto en África como en todos los continentes es indispensable que la sociedad, a través de diversos movimientos y grupos sociales, tome parte más activa en garantizar una gobernanza más justa y responsable para crear nuevas oportunidades y garantizar una gestión de los recursos disponibles y de los servicios para un Buen Vivir de la ciudadanía. Los intercambios comerciales son hoy más y más panafricanos y globales, pero necesitan buscar que sean además justos y beneficiosos para ambas partes.

Alguien del Ejecutivo político decía, el día 6.2.2022, en una entrevista de “Salvados”, que “la precariedad del empleo es el principal problema de España”. Ciertamente se trata de un reto importante. Pero creo que el principal problema de todos los países, incluida España, es la gobernanza politizada, es decir: irresponsable e incompetente. Este tipo de gobernanza partidista, genera división, desigualdad y empobrecimiento, dejando muchos servicios que exigen los 11 millones de personas excluidas, y que son responsabilidad del gobierno, para que los realicen las ONG y entidades asistenciales.

La desigualdad, la inseguridad y el empobrecimiento, causados sobre todo por el abuso de poder, se ha convertido en el mayor desafío que debe afrontar la población mundial y, también, en la mayor amenaza para la humanidad, que busca vivir con dignidad y buena convivencia.

Contamos con excelentes medios científicos y tecnológicos, disponemos de suficientes recursos naturales y minerales en nuestro Planeta para superar el hambre y otros males de la humanidad y potenciar un desarrollo sostenible, con una Buena calidad de Vida para todos los habitantes.

Lo que necesitamos es pasar de una cultura capitalista, injusta en su raíz, que reparte limosnas y dependencia, a una cultura de colaboración justa dentro de cada país y entre los pueblos del hemisferio norte y los países del hemisferio sur, del Planeta, buscando, junto con líderes íntegros y profesionales, el desarrollo justo, sostenible y ecológico para el Buen Vivir de todos los pueblos.

Lázaro Bustince

[CIDAF-UCM]



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



Salvo que se indique lo contrario, el contenido de este sitio tiene una licencia Creative Commons Attribution 4.0 Internacional

Aviso política informativa | Política de cookies
Contáctanos  Sindicación: rss 2.0 RSS 2.0
Valid HTML 4.01 Transitional! - ¡CSS Válido !