En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El Afropesimismo y la ilógica de la Antinegritud
...leer más...
Racismo sistémico, xenofobia y afrodescendencia en la República Dominicana. Particularidades de la provincia de La Romana, por Joan López Alterachs
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La oposición de Túnez pide al ejército y al poder judicial que defiendan el Estado de derecho
...leer más...

1 millón de niños nigerianos faltarán al colegio debido a los secuestros
...leer más...

La condicionalidad de la ayuda militar de EEUU a Egipto
...leer más...

Sudán acepta la mediación de Turquía en su conflicto fronterizo con Etiopía
...leer más...

Sudán del Sur alcanza los niveles más altos de inseguridad alimentaria desde su independencia
...leer más...

26 circunscripciones se quedan fuera de las elecciones en Etiopia
...leer más...

Tres días consecutivos de ataques en Burundi
...leer más...

Intento de golpe de Estado en Sudán
...leer más...

Paul Rusesabagina condenado a 25 años de cárcel
...leer más...

Paul Rusesabagina declarado culpable por la justicia de Ruanda
...leer más...

Biden firma una nueva orden ejecutiva para ampliar las sanciones a Etiopia
...leer más...

Francia mata a uno de los líderes del Estado Islámico en el Sahel
...leer más...

Argelia entierra al expresidente Bouteflika en un funeral sin honores
...leer más...

Malí, entre Francia y los paramilitares rusos del Grupo Wagner
...leer más...

Etiopía ofrece una amnistía a los combatientes de Tigray
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La deuda histórica que asfixió a Haití, por Johari Gautier
...leer más...
Álvaro Iradier. Itziar Inza y Beatriz Leal: ”Afrikaldia. Festival Vasco de Cines Africanos”, por Roge Blasco
...leer más...
África innova para frenar el fraude de identidad, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Sembène y la revuelta de la dignidad, por Carlos Bajo
...leer más...
Gambia: lenta y aparente salida del autoritarismo, por Omer Freixa
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Túnez: Islamistas que dicen "no" a la charia
28 de marzo de 2012

27/03/2012 Editorial de Le Monde

La historia de Túnez la del post-Ben Ali, guardar, a lo mejor, la fecha del 26 de marzo 2012 como una fecha importante. Ese día, el partido islamista En Nahda, que domina la vida política, ha dicho “no” a los grupos extremistas salafistas. Ha marcado un rechazo claro y categórico a la introducción de la charia - ley islámica – en la Constitución del país.
Con esta actitud, En Nahda realiza su primer acto de verdadero partido de gobierno. Ha preferido la realidad a la ideología; se ha comportado como una formación responsable; ha tomado el riesgo de afrontarse a una parte de la familia islamista. Ha privilegiado el empirismo de estado a la pureza sectaria.

Si En Nahda, que está dirigida por Ghannuchi, aguanta esta línea, entonces Túnez, precursora de la “primavera árabe”, seguirá siendo un país modelo – y que ejercerá su influencia más allá de sus fronteras.
Desde el primer momento de su independencia, el primer presidente de este pequeño Estado del Magreb, Habib Burguiba, hizo votar, en 1959, una Constitución de las más progresistas. Dotó a los Tunecinos con un Código del estatuto personal de la mujer sin equivalente en la región. Cuando la mayor parte de las Leyes fundamentales de los estados arabo-musulmanes hacen referencia explícita a la charia como fuente del derecho, la Constitución tunecina se abstiene. Se limita, en su artículo primero, a guardar el islam como la religión del país.

En Nahda es el grupo que domina la Asamblea elegida después de la caída del presidente Ben Ali en enero del 2011. Gobierna en coalición con dos partidos laicos en el equipo del primer ministro, Hamadi Jebali.
Ya era hora que En Nahda tomara posición. Desde hace algunos meses, un poco menos de 10000 militantes salafistas – que representan la más radical de las versiones del islam político – multiplican violencias y provocaciones. En algunos campus universitarios, agreden a las mujeres sin velo. Obstaculizan las manifestaciones culturales. Convocan mega-oraciones en medio de la capital, donde resuena uno de los gritos de adhesión: “¡Muerte a los judíos!”
En sus manifestaciones, lucen a menudo trajes militares, que evocan un combate que podría tomar formas más brutales.

En Nahda ha olido el peligro. Este islam es profundamente ajeno a los Tunecinos, y todavía más a las Tunecinas. Incluso las que entre ellas votan En Nahda, y son numerosas las que lo han hecho, permanecen vinculadas al código del estatuto de la mujer.

Partido del gobierno, En Nahda es consciente que una deriva radical pondría a Túnez al borde del fracaso. Haría huir a los turistas y a los promotores extranjeros.

La presión salafista de los últimos días tiene un objetivo político bien preciso: forzat la Asamblea, que juega el papel de un cuerpo constituyente, a introducir una referencia a la charia en el nuevo artículo primero de la Constitución. Es un órdago que se le echa a En Nahda. Un En Nahda que ha respondido con coraje este lunes y debe mantener esta respuesta frente a cualquier ofensiva.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios