Otras reflexiones sobre el sufragio femenino y la emancipación africana (parte 2/2)

12/04/2019 | Crónicas y reportajes

Las fisuras se intensificaron tras la Guerra Civil

Más tarde, tras la Guerra Civil, Tubman trabajó junto con Elizabeth Stanton y Susan B. Anthony reuniendo esfuerzos para la consecución del sufragio femenino. Los esfuerzos que vinculaban la emancipación africana y los derechos de la mujer se desgastarían debido a los eventos sobre la promulgación de las Enmiendas 14ª y 15ª de la Constitución.

Una de las secciones predominantes del movimiento de mujeres liderada por Stanton y Anthony se oponía a la aprobación y ratificación de la decimoquinta enmienda, la cual supuestamente garantizaba el derecho a voto a los hombres afroamericanos que habían sido esclavizados en los Estados confederados. Esta discrepancia propició la ruptura con la Asociación para la Igualdad de Derechos de los Americanos (AERA, por sus siglas en Inglés), fundada en 1866 con el objetivo declarado de ganar los derechos civiles para todos los afroamericanos y las mujeres de cualquier raza. La AERA colapsaría alrededor de 1970 dando lugar al surgimiento de dos organizaciones pro sufragio femenino rivales.

Incluso la alianza de Douglass con Stanton y Anthony se tensaría durante este periodo como describe una fuente histórica: “Tras tan solo tres años, la AERA se disolvió debido a las tensiones sobre si apoyar o no la decimoquinta enmienda, la cual concedería a los hombres negros el derecho al voto (en el Sur, esta concesión no dudaría mucho). En una convención crucial en mayo de 1869, Douglass defendió que la AERA debía apoyar la enmienda mientras continuasen luchando por el sufragio femenino. Stanton no solo no estaba de acuerdo, sino que indicó una lista de estereotipos racistas sobre los inmigrantes hombres y los antiguos esclavos a los que la enmienda les otorgaría el derecho a voto.” [iv]

La débil victoria que obtuvo la aprobación de la decimoquinta Enmienda culminaría con la retirada de las tropas federales de los antiguos Estados Confederados; la aprobación de la legislación Jim Crow por parte de los gobiernos de los Estados del Sur, que instituía la servidumbre de los granjeros afroamericanos; y el extendido uso del terror racial por parte de los grupos supremacistas blancos como el Ku Klux Klan. La Ley Lynch se convirtió en la tendencia predominante de las últimas décadas del siglo XIX.

ida_b_wells-barnett.jpgPoderosos oficiales blancos y empresarios de la ciudad expulsaron de Memphis a Ida B. Wells-Barnett, profesora, periodista y organizadora política tras militar oponiéndose al triple linchamiento de tres afroamericanos en 1892. Con el lanzamiento de una campaña internacional contra la violencia racista y la legitimada represión estatal, Wells-Barnett pasaría a ser una referente en el movimiento del club de mujeres afroamericanas de 1890 y principios de 1900.

Una vez reubicada en Chicago, Wells-Barnett fue una de las figuras claves en la lucha por la totalidad de los derechos políticos mediante la creación del Club Sufragio Alpha en 1913. A pesar de sus valerosos esfuerzos, los miembros del renovado movimiento de mujeres predominantemente blancas la segregaron junto con otras afroamericanas en una manifestación para los derechos de voto en Washington DC.

Una versión de este episodio dice: “En marzo de 1913, Wells-Barnett viajó a la primera marcha sufragista en Washington DC, un evento organizado por la Asociación Nacional del Sufragio Femenino. El día de la marcha, Wells-Barnett y otras sesenta mujeres negras llegaron a la manifestación con la delegación de Illinois, pero enseguida se les recomendó que, como mujeres de color, debían ir en la cola de la marcha, para no enfadar a las delegaciones del Sur. Wells-Barnett se negó, argumentando que: “O voy contigo o no voy. No estoy aquí porque yo personalmente desee el reconocimiento. Estoy haciendo esto por el beneficio posterior para toda mi raza”. En un primer momento salió de escena, y así convenció a la multitud de estar acatando lo que le pedían. Sin embargo, rápidamente volvió y marchó junto a su propia delegación Illinois, apoyada por sus colegas blancas sufragistas, Belle Squires y Virginia Brooks. Este evento consiguió una importante cobertura mediática y sacó a la luz la realidad de la participación en la política de los afroamericanos”. [v]

Lecciones para las luchas para la igualdad de género y contra el racismo del siglo XXI

Más de un siglo después, estas contradicciones irresueltas siguen suponiendo un gran obstáculo para la unidad política interracial y el pleno ejercicio de la igualdad y la auto-determinación para las mujeres y las naciones oprimidas en los Estados Unidos. La consecución del derecho al voto mediante las Enmiendas decimoquinta (1870) y decimonovena (1920) fue el resultado de décadas de trabajo y sacrificio incesantes.

A mediados del siglo XX, la aprobación de la Ley de los Derechos Civiles de 1964 por la que se prohibía la discriminación por motivos de raza, religión, género y nacionalidad, fue el resultado directo de las iniciativas multitudinarias y los desafíos legales. En el año siguiente, el 1965 la Ley del Derecho al Voto impulsó al gobierno federal para ejercer de nuevo su autoridad para garantizar el sufragio universal. Además, las presiones internacionales por parte del movimiento socialista mundial y las luchas de liberación nacional constituyeron un elemento importante para la transformación de la superestructura de la política cultural de los Estados Unidos.

Con todo, la existencia de los derechos civiles no se puede garantizar bajo un sistema capitalista, dedicado a revertir cada logro alcanzado por los movimientos populares. Esta realidad histórica requiere de la construcción de organizaciones revolucionarias independientes entre la clase obrera y los grupos de personas oprimidas.

La adquisición de garantías sostenibles para los derechos democráticos y la auto-determinación no quedan asegurada por las políticas partidarias de las dos clases dominantes existentes. De este modo, debe surgir un partido de la clase obrera y poblaciones oprimidas para representar a aquellos que han sido víctimas durante siglos de la dominación clasista y de la explotación económica.

Abayomi Azikiwe


Notas:

[iv]https://www.history.com/news/central-park-to-get-its-first-ever-statues-of-real-life-womenaccessed 1 March 2019

[v]http://suffrage100ma.org/ida-b-wells/accessed 1 March 2019

Fuente: Pambazuka News

[Traducción, Marta Sánchez Capel]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

Otras reflexiones sobre el sufragio femenino y la emancipación africana (parte 1/2)

El sufragio femenino y la liberación africana en el siglo XIX (parte 2/2)

El sufragio femenino y la liberación africana en el siglo XIX (parte 1/2)

10 mujeres afroamericanas que cambiaron la historia de los Estados Unidos

Chicago tendrá por primera vez una alcaldesa afroamericana

Ayanna Pressley se convierte en la primera mujer negra en representar a Massachusetts en el Congreso de los Estados Unidos

La demócrata Ilhan Omar primera refugiada de origen somalí elegida para el Congreso de los Estados Unidos

La afroamericana Stacey Abrams logra un empate técnico en las encuestas electorales para el puesto de Gobernador de Georgia

Conozca a Malcolm Kenyatta, un político afroamericano que acaba de hacer historia en Pennsylvania

Los líderes afroamericanos más influyentes de todos los tiempos (6/6) : Los 25 líderes afroamericanos más influyentes de todos los tiempos (del 16º al 25º)

Los líderes afroamericanos más influyentes de todos los tiempos (5/6) : Los 25 líderes afroamericanos más influyentes de todos los tiempos (del 1º al 15º)

Los líderes afroamericanos más influyentes de todos los tiempos (4/6) : Top 7 de los Líderes afroamericanos políticamente relevantes, intelectuales, escritores y artistas

Los líderes afroamericanos más influyentes de todos los tiempos (3/6) : Principales líderes afroamericanos en Derecho, Abogacía y Negocios

Los líderes afroamericanos más influyentes de todos los tiempos (2/6) : Top 25 de los Líderes afroamericanos

Los líderes afroamericanos más influyentes de todos los tiempos (1/6)

¿Qué significa Obama para África?

10 mujeres afroamericanas que cambiaron la historia de los Estados Unidos

Donald Trump es el nuevo rostro de la supremacía blanca (Parte V. Final)

Donald Trump es el nuevo rostro de la supremacía blanca (Parte IV)

Donald Trump es el nuevo rostro de la supremacía blanca (Parte III)

Donald Trump es el nuevo rostro de la supremacía blanca (Parte II)

Donald Trump es el nuevo rostro de la supremacía blanca (Parte I)

Las universidades estadounidenses siguen siendo sólo para blancos

Supremacía Blanca

Algunos College americanos dificultan la admisión de activistas afroamericanos

Bob Dylan y los derechos de los afroamericanos

Autores

  • Abayomi Azikiwe

    Coordinador en Detroit del Workers World Party y editor del Pan-African News Wire, un servicio de prensa electrónica internacional diseñado para fomentar el debate sobre los asuntos que conciernen a los pueblos africanos en todo el continente y de forma global. La agencia de prensa fue fundada en enero de 1998. Entre 2007 y 2008 fue presidente de la directiva de la Coalición de Michigan por los Derechos Humanos.

    Azikiwe ha publicado numerosos artículos, panfletos y libros sobre asuntos africanos, además de trabajar como consultor para varias redes de noticias de televisión por satélite en todo el mundo. Ha viajado extensamente por África realizando investigaciones de campo sobre economía política e historia.

    @panafnewswire

    https://www.facebook.com/panafricannewswire

Más artículos de webmaster
Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

El Gobierno de Ghana está cada vez más cerca de pasar por su parlamento la ley de Valores Sexuales Humanos y Valores Familiares al retirarse las 16...