En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
África y Europa: Un Futuro Compartido, por José María Mella Márquez
...leer más...
Informe Mapping de la ONU sobre violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario cometidas en RD Congo entre marzo de 1993 y junio de 2003
...leer más...
Desafíos ambientales de la integración africana, por José María Mella Márquez
...leer más...
Las señas de identidad de la Generación del 98 español y la generación del despertar africano de los 30, por Théophile Obega
...leer más...
Desarrollo humano e integración de África, por José María Mella Márquez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Investigadas las armas incautadas a los grupos terroristas en la región del lago Chad
...leer más...

Temor a los arrestos ordenados por el presidente de Zambia
...leer más...

Macky Sall preside su primera Cumbre de la Unión Africana
...leer más...

11 recién nacidos fallecen en un incendio en Senegal
...leer más...

Ningún caso confirmado de viruela del simio en Ghana
...leer más...

Cumbre extraordinaria de la UA en Guinea Ecuatorial
...leer más...

El presidente de Uganda responsabiliza a Occidente del incremento del coste de la vida
...leer más...

Visita oficial del presidente de RD Congo a Burundi
...leer más...

Ruanda acusa a RD Congo de lanzar ataques contra su territorio
...leer más...

Rusia considera lógica la salida de Malí del G5 Sahel
...leer más...

Problemas en la elaboración de la constitución de Túnez
...leer más...

El Consejo de ministros de RD Congo avanza en el reforma del ejército
...leer más...

La transición en Guinea desesperanza a la población
...leer más...

Las fuerzas ruandesas de mantenimiento de la paz aprenderán francés
...leer más...

Incremento del contrabando en el Correccional de Windhoek
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Echeverría Mancho, José Ramón

A José Ramón siempre le han atraído el mestizaje, la alteridad, la periferia, la lejanía… Un poco las tiene en la sangre. Nacido en Pamplona en 1942, su madre era montañesa de Ochagavía. Su padre en cambio, aunque proveniente de Adiós, nació en Chillán, en Chile, donde el abuelo, emigrante, se había casado con una chica hija de irlandés y de india mapuche. A los cuatro años ingresó en el colegio de los Escolapios de Pamplona. Al terminar el bachiller entró en el seminario diocesano donde cursó filosofía, en una época en la que allí florecía el espíritu misionero. De sus compañeros de seminario, dos se fueron misioneros de Burgos, otros dos entraron en la HOCSA para América Latina, uno marchó como capellán de emigrantes a Alemania y cuatro, entre ellos José Ramón, entraron en los Padres Blancos. De los Padres Blancos, según dice Ramón, lo que más le atraía eran su especialización africana y el que trabajasen siempre en equipos internacionales.

Ha pasado 15 años en África Oriental, enseñando y colaborando con las iglesias locales. De esa época data el trabajo del que más orgulloso se siente, un pequeño texto de 25 páginas en swahili, “Miwani ya kusomea Biblia”, traducido más tarde al francés y al castellano, “Gafas con las que leer la Biblia”.

Entre 1986 y 1992 dirigió el Centro de Información y documentación Africana (CIDAF), actual Fundación Sur, Haciendo de obligación devoción, aprovechó para viajar por África, dando charlas, cursos de Biblia y ejercicios espirituales, pero sobre todo asimilando el hecho innegable de que África son muchas “Áfricas”… Una vez terminada su estancia en Madrid, vivió en Túnez y en el Magreb hasta julio del 2015. “Como somos pocos”, dice José Ramón, “nos toca llevar varios sombreros”. Dirigió el Institut de Belles Lettres Arabes (IBLA), fue vicario general durante 11 años, y párroco casi todo el tiempo. El mestizaje como esperanza de futuro y la intimidad de una comunidad cristiana minoritaria son las mejores impresiones de esa época.

En la actualidad colabora con Fundación Sur, con “Villa Teresita” de Pamplona, dando clases de castellano a un grupo de africanas, y participa en el programa de formación de "Capuchinos Pamplona".

Ver más artículos del autor


Macrón “El Joven”, por Ramón Echeverría

14 de octubre de 2021.

Filósofo y especialista de la teoría política, el camerunés Achille Mbembe (1957) es conocido sobre todo por su “Critique de la raison nègre”, que obtuvo en 2013 el premio Fetkann Categoría Memoria, con el que el Centre d’Information, de Formation, Recherche et Développement pour les originaires d’Outre-mer (C.I.F.O.R.D.O.M.) premia los trabajos literarios que favorecen los principios republicanos y el trabajo de memoria de los países del Sur. Menos conocido es su primer trabajo, publicado en1985, “Les jeunes et l’ordre politique en Afrique noire”. La mitad de la población del continente tiene menos de 25 años, y Mbembe analizó entonces el mayor o (sobre todo) menor grado de integración de los jóvenes en los sistemas políticos africanos, así como las prácticas sociales y culturales de los jóvenes que tanto los separan de esos sistemas. 36 años más tarde, la cuestión de cómo conectar con las nuevas generaciones africanas es uno de los temas tratados en el informe de 150 páginas que el mismo Achille Mbembe presentó al presidente francés Emmanuel Macron el pasado 5 de octubre, pocos días antes de que tuviera lugar en Montpellier la cumbre “África-Francia 2021” en su nuevo formato “juvenil”. Mbembe constata que Francia se encuentra apartada de los movimientos y experimentos políticos y culturales abanderados por la juventud africana y, como consecuencia, desconectada de las corrientes que miran hacia el futuro. Es algo que Emmanuel Macron, a quien tanto le gusta innovar, sorprender y encarnar el futuro, ha querido corregir con el nuevo formato impuesto a las cumbres “France-Afrique”.

Sin la tradicional presencia de presidentes africanos, 3.000 jóvenes, de los que un millar vinieron del continente africano (entre ellos 350 emprendedores) se reunieron el 8 de octubre en Montpellier para discutir en diferentes mesas redondas sobre cinco temas principales: participación ciudadana, iniciativa empresarial e innovación, educación superior e investigación, cultura y deporte. Previamente, a partir del mes de enero, un comité de personalidades africanas coordinado por Achille Mbembe había organizado en una decena de países, encuentros de jóvenes en los que se discutió sobre las relaciones Francia-África. Finalmente, el mismo 8 de octubre, 11 jóvenes (6 chicas y 5 chicos) de distintos países africanos tuvieron la oportunidad de cuestionar a Macron en directo, en un decorado relajado y juvenil, sobre los temas tratados en las reuniones y otros como la migración en el Mediterráneo, la restitución de las obras de arte robadas en Benín y la reducción de visados para los magrebíes.

Las reacciones de los medios africanos ante el nuevo formato “juvenil” de la cumbre África-Francia han sido numerosas y variadas. Botón de muestra, el de Burkina Faso. Hay que aplaudir la nueva fórmula, escribe en Lefaso.net el periodista Crispin Laoudinki. Constatar que Francia ha sido el eterno colonialista no equivale a sentirse antifrancés. Y Macron hace bien en dar la palabra a la sociedad civil y a los jóvenes, que consideran a sus dirigentes como “subprefectos de los galos”. Precisamente la nueva fórmula de la cumbre indica el deseo de Macron de acercarse a esos jóvenes que denuncian la política tradicional francesa, opina Armand Kinda, de Minute.bf. También Aboubakar Dermé, del diario L’Obervateur Paalga, aprueba el nuevo formato porque la juventud, mayoritaria en África, es cada vez más exigente cuando se tata de la colaboración entre Estados, y está cansada de ver como sus representantes reciben instrucciones de sus padrinos franceses. Pero cuidado, advierte L’Observateur Paalga, el Gallo Galo se presenta como un adonis encantador. Pero si detrás de esa fachada aparece un depredador del gallinero subsahariano, que se prepare porque, tarde o temprano, las gallinas se rebelarán.

Como era de esperar, también en Francia ha habido reacciones. Constatando los problemas y tiranteces aún sin resolver causados por la locuacidad de Macron (al afirmar por ejemplo en una reciente reunión con jóvenes franceses, argelinos y franco-argelinos, que la “Nación Argelia” era de factura reciente), y por algunas de sus decisiones (como la de disminuir la presencia de tropas francesas en Malí), hay quienes han tildado de huida hacia adelante el nuevo formato juvenil de la cumbre África-Francia a la que ningún presidente africano ha sido invitado. “¿Acaso se cree Emmanuel Macron el único presidente de todos los africanos?”, ha sido el comentario del francés Sébastien Nadot, diputado del Movimiento de los progresistas. “El hecho de que se haya convocado a la sociedad civil es algo positivo”, afirma en una entrevista con France 24 Jean-Claude Félix-Tchicaya, investigador en el Instituto de Estudios de Prospectiva y Seguridad en Europa (IPSE), agencia europea ubicada en Paris. Pero añade que “una verdadera reformulación de las relaciones entre África y Francia no puede llevarse a cabo sin los dirigentes africanos, sean elegidos y con legitimidad popular o no”.

Coincidiendo con la cumbre África-Francia de Montpellier, los intelectuales africanos agrupados en el Collectif pour le renouveau africain (CORA) lanzaron desde Dakar una contra-cumbre virtual con una serie de webinares. Protestaban ante todo por el hecho de se organicen fuera de África cumbres que conciernen directamente al continente. El escritor y periodista Boubakar Boris Diop es de los que ve con buenos ojos la participación de la sociedad civil en las cumbres. Anota el hecho de que el presidente francés quiera que las cosas cambien en África. Pero añade socarrón, que sí que cambiarán pero no como quisiera Macrón. También ha participado en esa contra-cumbre el dramaturgo, poeta, novelista y profesor universitario chadiano Koulsy Lamko. Y con su exuberante imaginación se preguntó qué sucedería si un dirigente africano organizase en Lambaréné (Gabón), en Aneho (Togo) o en Sarah (Chad), una cumbre con los “chalecos amarillos” franceses para discutir sobre la restructuración de la decadente Francia…

Ramón Echeverría

[CIDAF-UCM]



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



Salvo que se indique lo contrario, el contenido de este sitio tiene una licencia Creative Commons Attribution 4.0 Internacional

Aviso política informativa | Política de cookies
Contáctanos  Sindicación: rss 2.0 RSS 2.0
Valid HTML 4.01 Transitional! - ¡CSS Válido !