¿Jueces progresistas y conservadores? ¡Qué disparate!

29/01/2020 | Opinión

Tan disparate como imaginar a científicos y médicos de izquierdas o de derechas en el ejercicio de su profesión. Desde un punto de vista personal, cada ser humano puede ser lo que juzgue más pertinente, haciendo pleno ejercicio de su libertad, siendo de una ideología u otra, de una creencia u otra… pero desde el punto de vista justicia_ciega_cc0.jpgprofesional, NO. El científico debe actuar guiado exclusivamente por el conocimiento permanentemente verificado y contrastado. Igual sucede con el médico y con tantas otras profesiones, que se basan en aplicar con la máxima diligencia e imparcialidad la ciencia y tecnología más avanzada… sea cual sea el partido político en que se milita, sea cual sea su visión social y trayectoria humana.

Y, sobre todo, un juez –cuya representación es la de una balanza con los platillos exactamente situados al mismo nivel y los ojos vendados- tiene como misión suprema aplicar la ley, sin atender a influencias de índole alguna. Si considera que una ley debe mejorarse está en su mano y forma parte de sus competencias proponerlo a las instancias legislativas. Pero “interpretar” la ley en virtud de su sesgo político o de otra naturaleza es indebido e intolerable. Constituye un delito antidemocrático.

Esperemos, pues, que las mujeres y hombres que ocupan tan alta misión sean excelentes y adecuados agentes de justicia, sin las lamentables connotaciones actuales de “conservadores” o “progresistas”.

Federico Mayor Zaragoza

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

“¡Order!” Urgente establecimiento de un nuevo orden mundial al celebrarse el 75 aniversario de las Naciones Unidas

Reflexiones sobre la irrelevancia

Acción multilateral inmediata

Ciencia y sociedad: una visión científica para un futuro diferente

30 aniversario de la Convención Internacional de los Derechos del Niño

Multilateralismo democrático para un apremiante nuevo concepto de seguridad

Gran movilización ciudadana

África y el cambio climático

Nueva iniciativa juvenil en Marruecos frente al cambio climático

Tres jóvenes africanos se unen a Thunberg en la presentación legal de acciones climáticas

Las ciudades de África se enfrentan a los resultados más duros del cambio climático y sus jóvenes lo saben

El apartheid climático solo conducirá a más tragedias en el Mediterráneo

El agua en África

Mucha atención a las conclusiones de la Cumbre Climática

La fusión nuclear, objetivo esencial para una nueva era de bonanza

Inaplazable pacto mundial sobre los refugiados y emigrantes

¿Otra “Misión, la Luna”? No. ¡Ahora más que nunca en el pasado, ”¡Misión, la Tierra!”

Cuando la nave se hunde…

Expresión libre e información veraz

Recordar a Obama para propiciar cambios inaplazables

Los migrantes forzados son víctimas del poder opresor

Por una economía global justa

El Desarrollo Sostenible como única alternativa realista, para África y el mundo

Día 15 de septiembre, Día Internacional de la Democracia

¡Construir puentes, no muros!

Ser diversos es nuestra riqueza, actuar unidos será nuestra fuerza

Otro Foro Social Mundial es necesario… ¡y posible!

Autores

  • Federico Mayor Zaragoza

    Federico Mayor Zaragoza nació en Barcelona, en 1934. Doctor en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid (1958), en 1963 fue Catedrático de Bioquímica de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada y en 1968 llegó a ser Rector de esta institución, cargo que desempeñó hasta 1972. Al año siguiente fue nombrado catedrático en la Universidad Autónoma de Madrid.

    Cofundador en 1974 del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, de la Universidad Autónoma de Madrid y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, entre otras responsabilidades, el Profesor Mayor ha desempeñado los cargos de Subsecretario de Educación y Ciencia del Gobierno español (1974-1975), Diputado al Parlamento Español (1977-78), Consejero del Presidente del Gobierno (1977-78), Ministro de Educación y Ciencia (1981-82) y Diputado al Parlamento Europeo (1987).

    En 1978 pasó a ocupar el cargo de Director General Adjunto de la UNESCO y, en 1987, fue elegido Director General de dicha Organización, siendo reelegido en 1993 para su segundo mandato. En 1999, decide no presentarse a un tercer mandato y, a su regreso a España, crea la Fundación para una Cultura de Paz. Preside el Consejo Científico de la Fundación Ramón Areces.

    Además de sus numerosas publicaciones científicas, ha publicado cuatro poemarios y varios libros de ensayos. Es miembro de una treintena de academias de las ciencias y asociaciones de todo el mundo y Doctor Honoris Causa de varias universidades.

Más artículos de webmaster
Zambia y la UE colaboran en educación

Zambia y la UE colaboran en educación

Zambia ha firmado dos acuerdos financieros con la Unión Europea para desarrollarr el sector educativo en el país. El ministro de Educación del país...