Ingabire Day 2023. Solidaridad y apoyo a los prisioneros políticos y de opinión en Ruanda

15/11/2023 | Crónicas y reportajes

 

Organizada desde hace varios años por el colectivo Ingabire Day, la sesión tuvo lugar en Bruselas el 4 de noviembre de 2023. Las intervenciones giraron en torno a la suerte de los prisioneros políticos y de opinión en Ruanda. Recogemos resumidamente lo esencial del contenido de las mismas.

Normand Sinamenye, actual presidente de Jambo ASBL (asociación sin ánimo de lucro) definió al prisionero político como cualquier persona detenida o con su libertad mermada a causa de sus convicciones políticas, religiosas o por cualquier otro motivo de conciencia y que no ha utilizado la violencia ni incitado a la violencia o a la guerra.

El año pasado, numerosos jóvenes ruandeses se enfrentaron a la violencia política y dictatorial del FPR. Eligieron resistir y decidieron oponerse a la dictadura. Conscientes del pesado tributo pagado por nuestros compatriotas y de las profundas heridas que arrastra nuestro país, optaron por no recurrir a la violencia; eligieron formarse para alcanzar y hacer valer sus derechos, sin recurrir a la fuerza.

Jambo ASBL se ha dado como misión movilizar todos los recursos necesarios para instaurar un estado de derecho y aportar una ayuda a cualquiera que milite por sus derechos de manera reflexiva, pragmática y minuciosa. Reiteró su llamamiento a los participantes presentes en la asamblea a apoyar a los compatriotas con ocasión de las elecciones presidenciales de agosto de 2024. Jambo se comprometió a poner todos sus recursos disponibles en favor de la apertura política y de cuantas iniciativas surjan con ese objetivo.

Inbagire Day, día de reflexión sobre los prisioneros políticos y de opinión, es un día importante en el que se rinde un homenaje a los combatientes por la libertad que han sufrido las consecuencias de su lucha y se encuentran tras los barrotes de una cárcel. La denuncia de la injusticia que sufren es una necesidad, pero, al mismo tiempo hay que innovar y adoptar nuevos métodos de presión para hacer frente a los desafíos de 2024. El Señor Sinamenye estableció cinco claves esenciales:

  • Unidad: lo que nos une es nuestro amor patriótico y nuestra común voluntad de reencontrar nuestro país: todos junto por Ruanda “All for Rwanda”.
  • Apertura hacia los nuevos opositores al régimen, ya que nuestra causa común es el cambio del régimen dictatorial del FPR hacia un nuevo Ruanda.
  • Mantengamos la esperanza, ya que la victoria está en nuestras manos. Tras 30 años de reinado del FPR, tengamos fe en que iniciamos los últimos instantes del mismo y trasmitamos esta esperanza en nuestros entornos, familias, hijos y hagamos mayores sacrificios financieros y materiales.
  • Liderazgo: asumamos y demos una función de liderazgo; así podremos inspirar a otros.
  • Pragmatismo: adoptemos una lógica responsable, pragmática, centrada en los resultados, Cada acción que emprendamos debe buscar un resultado preciso e inscribirse en una táctica definida, inscrita a su vez en una estrategia global.

A pesar de las dificultades a las que se enfrentan los ruandeses, todos deben estar orgullosos ya que se está a punto de lograr una victoria decisiva y estratégica en esta guerra. Esta victoria reside en la fe, en la capacidad para realizarla, en la esperanza de un futuro mejor, en el hecho de que la lucha no se apagará. Mientras haya una llama se vencerá y el FPR perderá; así pues, hay que seguir resistiendo.

La intervención de Kayumba Placide, presidente del partido FDU-Inkingi, siguió en el mismo orden de ideas, Recordó la importancia de ver que hoy se está efectivamente en plena lucha por los derechos humanos. En un momento en el que se atisba el fin de la dictadura a la que se combate desde hace años. Es el momento de recordar que los ruandeses no deben aflojar el esfuerzo y que deben terminar definitivamente la lucha en pro de un Ruanda mejor tan deseada para nuestros hijos. La colaboración entre los opositores tiene una importancia capital. Cada uno tiene la responsabilidad de esforzarse y poner lo necesario para alcanzar el objetivo, sin que se produzcan roces.

La región de los Grandes Lagos es consciente hoy de la interminable inestabilidad causada por el FPR, en el poder en Ruanda. Pero la comunidad internacional sigue apoyando al régimen dictatorial con el pretexto de que los ruandeses no son capaces de crear una alternativa. Las personas sacrificadas por la causa de los ruandeses son innumerables. El amor por el país y la unidad es clave para ganar la batalla. Los valores que Victoire Ingabire ha legado constituyen un pilar que se debe proteger.

El letrado Valentin Aakayesu describió ampliamente el sistema judicial de Ruanda como un instrumento que el FPR utiliza pata mantener su dictadura. Cuando se observa la manera como el FPR se comporta en los procesos judiciales, sea de orden político o de derechos humanos, queda claro, sin lugar a duda alguna, que la justicia ha sido un arma para acallar o reprimir a quienes se atreven a denunciar las acciones del FPR o a mostrar que Ruanda necesita un cambio político pacífico. Así lo ilustran los casos de Ingabire, los procesos de Diane Rwigara, de Déograntias Mushayidi, de Yvonne Idamange y de los prisioneros del 14 de octubre de 2021. El aparato judicial en Ruanda no es independiente. La justicia funciona bajo las directrices del ejecutivo.

Resumen de la intervención de Victoire Ingabire

En 2023, hemos decidido poner el acento en los casos de lo prisionera políticos del llamado 14 de octubre; personas que están en la cárcel desde las redadas del 13 y 14 de octubre de 2021. El régimen les reprocha haber leído el libro titulado “Cómo hacer caer un dictador cuando uno está solo, es pequeño y no tiene armas”. (…) Están entre barrotes desde hace dos años sin que hayan sido procesados, acusados igualmente de haber querido participar en “Ingabire Day 2021” y de haber difundido la idea de que todos los ruandeses deben ser respetados. Hablo de Claudine Uwimana, Sylvain Sibomana, Alexis Rucubanganya, Marcel Nahimana, Emmanuel Masengesho, Alphonse Mutabazi, Hamad Hagenimana, Jean Claude Ndayishimiye y del periodista Théoneste Nsengimana.

Estas personas se han añadido a la ya larga lista de otros prisioneros políticos y de opinión, cuya liberación no cesamos de pedir; entre los más conocidos, puedo citar a Yvonne Idamange Iryamugwiza, Déogratias Mushayidi, Aimable Karasira, Théophile Ntirutwa, Abdul Rashid Hakuzimana, Dr Christophe Mpozayo, Dr Joseph Nkusi, Professeur Léopold Munyakazi, Fabien Twagirayezu, Gratien Nsabiyaremye, Evode Mbarushimana, Papias Ndayishimiye, Norbert Ufitamahoro,  y periodistas como Dieudonné Niyonsenga alias Cyuma Hassan, Phocas Ndayizera y muchos otros.

(…) ¿Por qué hay tantos prisioneros políticos en este país que dice respetar los derechos humanos? La respuesta es clara y evidente: la presencia de todos esos prisioneros políticos y de opinión es la prueba del no respeto de los derechos humanos en Ruanda. Sin embargo, algunos de vosotros recordarán que cuando el FPR llegó armado al país hace 30 años, justificaba su guerra diciendo que Ruanda estaba mal gobernado, que los derechos humanos no eran respetados.

(…) Es una evidencia que actualmente el gobierno ruandés no cumple las mínimas exigencias de respeto de los derechos fundamentales – Freedom House ha clasificado sistemáticamente a Ruanda como un país no libre. Human Right Watch ha detallado constantemente las violaciones de los derechos humanos que se cometen en Ruanda. En su informe más reciente publicado en octubre. Titulado “Únete a nosotros o si no morirás”, demuestra el fracaso del gobierno ruandés en el respeto de los valores fundamentales.

Quiero pedir a los partenaires del gobierno ruandés que presionen a las autoridades ruandesas para que respeten los derechos y libertades especialmente en la perspectiva de las próximas elecciones en Ruanda. Pido a las ciudadanas y ciudadanos de los países que otorgan ayudas al régimen ruandés que intervengan y que condicionen la ayuda a la apertura del espacio político, al respeto de los derechos humanos y a la liberación de todos los prisioneros políticos y de opinión, así como la rehabilitación de cuantos desean participar en las próximas elecciones de 2024.”

Señoras y señores, el ciclo de violencia política que desde hace varias décadas tiene lugar en Ruanda debe cesar. Estoy convencida de que si queremos evitar violencias futuras y la inestabilidad política en Ruanda y en la región de los Grandes Lagos africanos, es necesario un diálogo que integre a todos los componentes de la población ruandesa: es lo que nosotros denominamos ‘El Diálogo ruandés altamente inclusivo’. Muchas gracias”.

Vestine MUKANOHERI

(Miembro de la Fundación Victoire por la Paz)

Fuente: Musabyimana.net

Autor

Más artículos de webmaster
Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

El Gobierno de Ghana está cada vez más cerca de pasar por su parlamento la ley de Valores Sexuales Humanos y Valores Familiares al retirarse las 16...