Elegir líderes íntegros, capaces de respetar y colaborar con todos para el bien común

10/07/2023 | Editorial

cidaf-ucm_logo_blanco-71.pngEn todo proyecto y empresa humana en cualquier ámbito político, económico, cultural, religioso, etc., que nos movamos es absolutamente necesario que nuestro fin u objetivo sea justo, acordado y beneficioso para todas las personas implicadas y que, además, utilicemos medios éticos, eficaces y humanos en el proceso de implementación.

La crisis de “buena gobernanza” existe en gran parte de los países, de cada continente.

Diferentes análisis e informes, realizados por profesionales académicos, como el informe anual de Mo Ibrahim, el Informe de la Comisión mundial (SLO), Informe 2/23 de la UE, Banco Mundial, etc., resaltan indicadores preocupantes sobre el “estancamiento” de la gobernanza democrática, de un desarrollo sostenible y ecológico, de una economía más social y colaborativa, sobre todo entre los países del hemisferio sur, y de una inclusión de todas las personas migrantes para el bien estar social de todos los pueblos.

Los líderes íntegros como Nelson Mandela, Martin Luther King, Desmond Tutu, Gandhi y otros supieron integrar a las diferentes etnias del país para trabajar juntos por el bien común.

Constatamos hoy como en muchos países africanos, europeos y globales las diferentes etnias no somos capaces de vivir y menos de trabajar juntos. Los ejemplos son numerosos:

En Etiopía, las etnias de Tigray, Oromo y Amara no han llegado todavía a convivir en paz y cooperación, en parte por causa de sus líderes tribales.

En Sudan del Sur, los Dinka y los Nuer no pueden convivir, antagonizados y armados por sus respectivos lideres étnicos.

Otros semejantes ejemplos de discordia y violencia étnica los encontramos en Kenia, Uganda, Ruanda, RDC, Burundi y en numerosos países, incluso del mundo, en gran parte causadas por sus líderes tribales y políticos.

En nuestros países europeos también andamos privados de una “democracia real y de un desarrollo sostenible y ecológico”.

Si queremos el progreso sostenible, la justicia social y la paz, ¿por qué invertimos en armamentos los presupuestos más altos y tan poco en sanidad, educación y en la acogida de inmigrantes?

Mientras sigamos saqueando los recursos de los países africanos, provocando la perdida de sus tierras y la emigración forzosa y cerrándoles al mismo tiempo las puertas de una entrada digna en otros países delatamos una gobernanza cruel e inhumana, sin valores éticos creíbles y con un comportamiento más propio de seres humanos irracionales que de personas civilizadas.

En tiempo de elecciones, especialmente, notamos más crispación, intolerancia y hasta palabras y gestos de odio en algunos líderes políticos.

Necesitamos líderes político-económicos que sean profesionales, responsables, capaces de dialogar y colaborar con todos los individuos y pueblos del país para el bien común.

CIDAF-UCM

Os deseamos un buen descanso veraniego.

Autor

  • Bustince Sola, Lázaro

    Nacido en Izco (Navarra), en 1942, estudió filosofía en Pamplona (1961-1964). Hizo el noviciado en Gap – Grenoble (1964-1965), con los Misioneros de África (Padres Blancos). Estudió Teología en el instituto M.I.L. de Londres, (1965-1969), siendo ordenado sacerdote en Logroño, en los Padres Blancos en 1969.

    Comenzó su actividad misionera en África en 1969, siendo enviado a la diócesis de Hoima en Uganda, donde estuvo trabajando en la educación, desarrollo y formación de líderes durante nueve años. Luego vivió un periodo de trece años en diversas ciudades europeas, trabajando en la educación y capacitación de los jóvenes (Barcelona 1979-1983)) , en Irlanda como responsable de la formación de los candidatos polacos (1983-1985), y en Polonia donde fue Rector del Primer Ciclo de Filosofía Polaco (1985-1991), y se doctoró en Teología espiritual en Lublin, donde fue nombrado profesor de la misma Universidad Católica de Lublin (KUL), de dicha ciudad, en 1991.

    Regresó a Uganda en 1992, y fue elegido Provincial de los padres Blancos de Uganda hasta 1999. Durante este periodo, fue también presidente de la Asociación de Religiosas-os en Uganda (ARU), y pionero en la construcción del Centro Nacional de Formación Continua (USFC). Además inició la Comisión de Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC) en 1994, trabajando en la formación de líderes en JPIC.

    En 2000 y 2004 cursó estudios sobre educación en Justicia, Paz, y Transformación de Conflictos, en Dublín. Desde su regreso a Uganda, fue pionero en la capacitación de agentes sociales en JPIC, y en el establecimiento del primer Consorcio de Educación Ética (JPIIJPC), lanzado por seis Congregaciones Misioneras, en 2006. Desde el inicio, y hasta junio 2011, ostentó el cargo de primer Director del Instituto. Al mismo tiempo fue profesor invitado de Ética en la Universidad de los Mártires de Uganda (UMU).

    En septiembre de 2011 fue nombrado director general de África Fundación Sur (AFS), organismo que dejó de existir en 2021. En la actualidad sigue trabajando por África al 100 % siendo, entre otras ocupaciones, editorialista en el CIDAF-UCM.

Más artículos de Bustince Sola, Lázaro
Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

El Gobierno de Ghana está cada vez más cerca de pasar por su parlamento la ley de Valores Sexuales Humanos y Valores Familiares al retirarse las 16...