En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El Afropesimismo y la ilógica de la Antinegritud
...leer más...
Racismo sistémico, xenofobia y afrodescendencia en la República Dominicana. Particularidades de la provincia de La Romana, por Joan López Alterachs
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El héroe de "Hotel Ruanda" espera su sentencia
...leer más...

La crisis entre el presidente y el primer ministro de Somalia continua
...leer más...

Las iglesias se convierten en campos de batalla política en Kenia
...leer más...

El Consejo de Seguridad de la ONU vuelve a pedir una solución para el GERD
...leer más...

Etiopía suspende la actividad de Médicos Sin Fronteras en gran parte del país
...leer más...

380.000 desplazados en Sudán del Sur por las inundaciones y la violencia
...leer más...

África quiere comprar sus propias vacunas, no esperar donaciones
...leer más...

Victoria de la democracia en Marruecos
...leer más...

La Ecowas sanciona a líderes de Guinea y Malí
...leer más...

La junta militar de Guinea comienza una ronda de consultas nacionales
...leer más...

Etiopía enviará 5 millones de cartas a Joe Biden
...leer más...

Las remesas descienden en África por la pandemia
...leer más...

Asesinado un opositor al presidente de Ruanda
...leer más...

Sudáfrica abre la puerta al pasaporte COVID
...leer más...

Túnez continúa sin gobierno
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Álvaro Iradier. Itziar Inza y Beatriz Leal: ”Afrikaldia. Festival Vasco de Cines Africanos”, por Roge Blasco
...leer más...
África innova para frenar el fraude de identidad, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Sembène y la revuelta de la dignidad, por Carlos Bajo
...leer más...
Gambia: lenta y aparente salida del autoritarismo, por Omer Freixa
...leer más...
Los guineanos en el 3 de agosto, Dios y la vida eterna, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

El hambre y la pobreza no son una fatalidad, sino una consecuencia del nuestro comportamiento humano

[ MP3 | 2.1 MB ]

15/10/2018 -

Los días 16 y 17 de octubre nos recuerdan dos realidades muy relevantes de nuestra sociedad actual, primero: la existencia de 815 millones de personas hambrientas en el mundo, y segundo: la solución está en nuestras manos.

Según la FAO, el número de personas hambrientas aumenta, desde 2015, en unos 40 millones al año. Las razones presentadas fueron: los impactos del cambio climático, los conflictos violentos sobre la vida de los más empobrecidos y la irresponsable gobernanza o gestión de los recursos disponibles.

El hambre, como el empobrecimiento no es una fatalidad, sino la consecuencia de unas estructuras injustas, unas relaciones opresivas y unos comportamientos que causan desigualdad y exclusión.
La avaricia de unos, la complicidad de otros y la indiferencia de muchos están haciendo un mundo injusto, donde unos cuantos privilegiados disfrutamos de la abundancia y multitudes no encuentran ni el pan de cada día.

Lo importante es seguir sembrando buenas semillas, capacitando responsabilidades y solidaridad, para generar una justa producción y distribución de los recursos. Se trata de promover una cultura del cuidado del otro, en vez de una cultura del descarte.

Los nuevos galardonados con el Nobel de la Paz 2018: Denis Mukwege y Nadia Murad son esos Héroes de la Paz y cuidado de los demás, que transforman una sociedad.

Si aceptamos nuestra propia responsabilidad, seguiremos denunciando los abusos, sensibilizando en la necesidad de asumir cambios en los estilos de vida y de consumo, y potenciando una educación más integral para un desarrollo sostenible.

Más concretamente, se trata de compartir “nuestro pan de hoy” con los que no tienen, no de acaparar para luego hacer limosnas.

Los derechos relacionados con la propiedad o uso de los bienes, están subordinados a su destino universal, según la exigencia social del Evangelio. La realización de los derechos humanos, el bien común, la vida en dignidad, exigen sociedades, donde cada persona pueda dar y recibir.

Esta responsabilidad social nos exige favorecer que los frutos de la tierra beneficien a todas las personas, superando la injusticia y la desigualdad. Derecho que no ejercemos, derecho que perdemos.

Manos Unidas, comparte con nosotros proyectos concretos, como el de “empalmar cosechas”, es decir, que la producción familiar de arroz y alimentos llegue a cubrir las necesidades desde una cosecha hasta la siguiente, gracias a las técnicas de regadío.

En un proyecto del Chad, participan 447 mujeres y 603 hombres que han formado 42 cooperativas de producción de alimentos, y que han cambiado su vida, gracias a este empoderamiento rural y promoción de una agricultura inclusiva y sostenible.

Como decía la campaña de Manos Unidas en 2017: “El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida”.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios