En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Informe sobre la celebración del Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar (2019-2028)
...leer más...
La trampa ruandesa, nuevamente
...leer más...
El Afropesimismo y la ilógica de la Antinegritud
...leer más...
Racismo sistémico, xenofobia y afrodescendencia en la República Dominicana. Particularidades de la provincia de La Romana, por Joan López Alterachs
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Grupos de presión ugandeses denuncian al Banco Mundial
...leer más...

Se celebra el Debate Abierto Anual sobre la Región de los Grandes Lagos
...leer más...

Rumores sobre una posible normalización de las relaciones de Túnez con Israel
...leer más...

Los ciudadanos de Liberia pueden finalmente obtener la doble ciudadanía
...leer más...

Kenia y Uganda intentan resolver su conflicto causado por el azúcar
...leer más...

La difícil situación económica de Sudán alimenta las tensiones políticas
...leer más...

Seychelles se lanza en la industria de la acuicultura
...leer más...

7 muertos y 140 heridos en las protestas contra el golpe militar en Sudán
...leer más...

¿Quiénes son los militares detrás del golpe de Estado de Sudán?
...leer más...

Estudiantes irrumpen en el parlamento de RD Congo en apoyo a la huelga de profesores
...leer más...

Argelia se niega a asistir a la reunión sobre el Sahara Occidental
...leer más...

Greenpeace aplaude la decisión del presidente de la RD Congo sobre la tala ilegal
...leer más...

Togo: un ejemplo de transformación industrial
...leer más...

Estados Unidos condiciona la ayuda militar a Túnez
...leer más...

El gran potencial de la cooperación entre China y Zambia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Según la Organización Mundial de la Salud, en África sólo se detecta uno de cada siete casos de COVID-19, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...
¿Cambio del clima o del modelo económico dominante?, por Benjamín Forcano
...leer más...
Caminos hacia la Modernidad, por Ramón Echeverría
...leer más...
Lo que oculta el régimen de Ruanda, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Única solución: gran pacto mundial sobre la habitabilidad de la Tierra, por Federico Mayor Zaragoza
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

África en el siglo XXI: legados del imperialismo (II): el papel de China
26/05/2017 -

¿Ha amenazado China con desplazar a los europeos de África en algún momento de la segunda mitad del siglo XXI, tal y como llevan diciendo en Occidente desde la crisis de 2008? ¿O están el capital chino y europeo tan interconectados que la intervención China en África ofrecería beneficios a las corporacines francesas, británicas y alemanas? ¿Si la China capitalista es una amenaza para Occidente, porqué el banco mundial ha estado colaborando con China en tantos aspectos?

En 2010, Wikileaks publicó las preocupaciones de Estados Unidos sobre la ayuda que China estaba dando para mejorar la infraestructura estratégica en aquellos paises de África en los que planea hacer negocios. Dos cosas alarmaron a Estados Unidos: no había condiciones incluidas en el desarrollo de las infraestructuras y como China estaba usando el Banco Mundial y otras instituciones occidentales. La estrategia multilateral de China es vista como una estrategia para asegurar una cuota de mercado que molesta a los unilateralistas americanos que ven un plan que transferiría la dependencia de África de Occidente al este.

Otro asunto sobre China es la envergadora de su rol en África en 2015, teniendo en cuenta que los medios occidentales lo presentan como potencialmente peligrosa para "los intereses americanos y occidentales", invocando el capitalismo nacional como táctica populista. En realidad, China está jugando un pequeño rol, mientras que los europeos, Estados Unidos y los estados del golfo pérsico tienen la mayor parte del mercado.

Lo que ha alarmado a los capitalistas occidentales es que las exportaciones africanas a China aumentaron de un 1% en el 2000 a un 15% en el 2012, y se prevee que sigan creciendo. A pesar de la inevitable ralentización de China, es inevitable que en el 2030 haya un comercio mucho más cercano, más inversiones y una mayor dependencia de África de China. Esto es no solo una amenaza para el capitalismo occidental sino también para los diseños geopolíticos occidentales de un continente muy rico en recuesos naturales. Como EEUU no compite con China en África usando las mismas herramientas de integración económica, la única respuesta de EEUU es flexionar sus músculos militares y asegurar lo que pueda a las multinacionales americanas.

Antes de que asumamos que el rol de China es benigno, el asunto de China como la panacea para África es uno de los asuntos sobre los que ya hemos enfatizado, teniendo en cuenta que el rol económico, militar y político de Europa y EEUU en África no han resultado en mejoras democráticas o económicas. Algunos observadores dentro y fuera de África creen que el modelo de integración de China, que empieza con el desarrollo de la infraestructura, podría ayudar a la economía doméstica y estimular el sector exportador. Después de todo, los imperialistas europeos no han hecho otra cosa que saquear África desde el principio del comercio de esclavos en el siglo XV hasta la explotación corporativa del siglo XX. Además, si China está tan bien integrada en la economía global y está ayudando a forjar un nuevo modelo de integración en África, esto presenta nuevas oportunidades para los paises africanos, al menos para los que son ricos en recursos naturales.

El fondo de la cuestión es si China ayudará a África a desarrollarse o meramente perpetuará el subdesarrollo. El subdesarrollo es un proceso que toma lugar en las dinámicas económicas. El desarrollo no es un asunto de que un país tenga exceso de fuerza de trabajo, o autosuficiencia en materias primas o una buena infraestructura. África es uno de los continentes más ricos del mundo en recursos naturales y tiene un exceso de fuerza de trabajo ¿Puede China hacer algo con esto mientras también ayuda a África?

Además de asegurar un segmento de los recursos naturales de África para su propio crecimiento, China ha estado invirtiendo en el continente y apostando por el crecimiento de sus exportaciones durante el siglo XXI. A pesar de sus recursos y de las nuevas inversiones de China, el subdesarrollo de África desafía a la lógica a simple vista. ¿Por que China cambiaría una historia de cinco siglos de colonialismo y neocolonialismo?

Uno podría decir que las causas estructurales han tenido que ver solamente con los regímenes corruptos e incompetentes combinados con las hambrunas y sequías recurrentes de un número de regiones subsaharianas. Otro argumento de los apologistas de la globalización es que África no se ha integrado en la economía capitalista mundial, dejando gran parte de sus capacidades productivas sin utilizar por la persistencia del tribalismo. ¿Es el problema de África la incorrecta utilización de los recursos naturales, la concentración del capital en pocas manos y los políticos corruptos?

Otro problemas que los analistas occidentales siempre señalan es la inestabilidad por los conflictos civiles en un número de paises, de Sudán a Nigeria a África Central. En el norte de África la inestabilidad de los jihadistas se translada a todo el continente. Sin embargo, los problemas jihaidistas son relativamente recientes y una reacción a las condiciones neocoloniales, entre otras causas relacionadas con diferencias culturales y religiosas. Por resumir, los analistas occidentales concluyen que la falta de desarrollo siempre tiene que ver con causas internas y no tiene nada que ver con el imperialismo occidental.

Cuando examinamos las promesas de crecimiento de Naciones Unidas y el Banco Mundial el resultado es que en 1995, el 25% de la gente del África Subsahariana no tenían trabajo ni casa. ¿Por que se sorprende la gente de los conflictos rebeldes, cuando la pregunta debería ser porqué no hay más actividad dada estas condiciones que si sucedieran en Occidente no serían toleradas?

Algunos dicen que la presencia de China está ayudando a relajar el ambiente político en el continente. China está inviertiendo en todo, y Francia y el resto de Occidente está compitiendo con China por mantener su cuota de mercado. Si esto permitirá sacar a la mayoría de la gente de la pobreza es otro asunto.

China no está en África para mejorar los niveles de vida de la población sino para mejorar su posición global. China necesita de las materias primas de África para ser un poder económico. China tiene una sexta parte de la población mundial, pero solo el 6% del agua potable y el 9% de tierra cultivable, lo que obliga a su gobierno a mirar fuera de sus fronteras para sostener su crecimiento. Así como el continente africano ha ofrecido materias primas y trabajadores baratos a Europa y EEUU en la época del colonialismo, lo mismo pasará con África

África es la región del mundo con un mayor crecimiento de inversión directa extranjera (FDI). Aunque historicamente ese FDI fue a industrias extractivas, ahora hay un nuevo énfasis en las manufacturas, con la energía como la industria clave en la que métodos revolucionaros podrían hacer una diferencia en llevar electricidad a más gente que nunca y hacer las manufacturas aún más baratas. Sin embargo este FDI viene de forma mayoritaria de Francia y Reino Unido, mientras que China juega un papel marginal

Aunque China ha seguido este patrón, su empeño en mejorar las infraestructuras de algunos paises africanos tiene el potencial de proveer las bases para una economía diversificada y sostenible. Después de todo, China ha dado ayudas para escuelas y fábricas textiles, pero normalmente llama a sus préstamos ayudas, y la mayoría de sus inversiones han ido a paises ricos en recursos naturales.

El FDI en África no está regulado y constituye un drenaje de la riqueza de los recursos. Con uno de los menores valores de trabajo del mundo, África atrae capital extranjero porque se dan cuenta de sus altos beneficios. Además, el capital extranjero viene porque las corporaciones extranjeras exigen que los paises africanos den condiciones muy generosas que inlcuyen repatriación de beneficios y una protección laboral mínima.

De acuerdo con el Banco Mundial, los objetivos en África son: acelerar la industrialización, hacer zonas económicas especiales (SEZs), integración regional, crear las condiciones para mejorar la inversión del sector privado, aumentar las habilidades para mejorar la competitividad, y mejorar la productividad de la agricultura.

Estos objetivos son loables, pero si los analizamos podemos concluir que tiene como fin crear un clima proclive al FDI extranjero. No dicen nada de proteger los derechos de los trabajadores, la negociación colectiva, mejores salarios, alojamiento asequible, hospitales y escuelas, y sobre todo regímenes políticos que respeten los derechos humanos y civiles y creen una justicia social. El unico objetivo de los inversores, gobiernos y organizaciones internacionales, son las inversiones, no el bienestar de la gente.

Jon V. Kofas

Fuente: Pambazuka

[Traducción y edición, Fernando Martín]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- África en el siglo XXI: legados del imperialismo (I)

- El pensamiento antimperialista en África : Nkrumah, el socialismo y el gobierno continental para África

- La guerra en África: el imperialismo de US y la crisis económica mundial

- EL IMPERIALISMO SIGUE DOMINANDO ÁFRICA, POR AHORA.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios