En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Ruanda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Uganda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Burundi
...leer más...
Informe sobre la celebración del Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar (2019-2028)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Solicitud en el Parlamento para destinar más fondos a la educación preescolar en Angola
...leer más...

Kenia y Sudáfrica firman ocho nuevos acuerdos comerciales
...leer más...

Acto en conmemoración del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Namibia e Indonesia
...leer más...

La población de elefantes disminuye en Gabón
...leer más...

Nigeria reforma el currículum educativo para acercar a las niñas a la ciencia
...leer más...

Uganda busca la abolición de la mutilación genital femenina
...leer más...

Tanzania permite volver a clase a las niñas que han sido madres
...leer más...

En peligro la vida de la activista saharaui Sultana Jaya
...leer más...

Mujeres de Goma se unen a clases de capoeira para combatir el trauma
...leer más...

Aumento del número de contagiados con Covid-19 en Madagascar
...leer más...

Uganda aumenta los controles fronterizos tras los atentados de Kampala
...leer más...

Cambios en la herencia en Kenia
...leer más...

Marruecos e Israel firman el primer acuerdo de cooperación en seguridad y defensa
...leer más...

25N: día contra la violencia de género
...leer más...

Inhumación de los policías muertos en la gendarmería de Inata, en Burkina Faso
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Mi tierra ahora es propiedad de los leones, por Bartolomé Burgos
...leer más...
“Los fanatismos religiosos y políticos tienen una influencia perniciosa”, por Lázaro Bustince
...leer más...
Defendiendo la paz, por Ramón Echeverría
...leer más...
Elyzad, la ventana editorial de Túnez al mundo, por Sonia Fernández Quincoces
...leer más...
Los discapacitados en Zimbabue, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >


Patrick Mbeko

Politólogo canadiense de origen congoleño.

@PatrickMbeko

Ver más artículos del autor

¿Qué queda en Burundi del legado de Melchior Ndadaye?
05/11/2021 -

Hace 28 años, moría, brutalmente asesinado por miembros del ejército, el presidente burundés Melchior Ndadaye. ¿Qué queda del legado de alguien que encarnó, durante unos meses, una chispa de esperanza de vivir juntos en Burundi entre hutu y tutsi? Cuestión que Patrick Mbeko, especialista en África Central, trata de desentrañar.

Los burundeses acaban de conmemorar el 28 aniversario de la muerte del presidente Melchior Ndadaye. El primer presidente democráticamente elegido en Burundi suscitó la esperanza en un país demasiado minado por las tensiones y conflictos étnicos. Su brutal muerte el 21 de octubre de 1993 en Buyumbura, cuando este hutu fue asesinado por miembros del ejército burundés, controlado esencialmente por los tutsi, puso fin a esta (demasiado) corta experiencia, pero contribuyó a crear el ideal que Melchior Ndadaye encarna desde entonces.

Todo comienza en junio de 1993, Burundi organiza sus primeras elecciones pluralistas y democráticas y Melchior Ndadaye, 4años, es elegido Presidente de la República, poniendo fin a décadas de regímenes autoritarios con partido único dominados por la minoría tutsi del partido Unión por el progreso nacional (UPRONA). La victoria del nuevo presidente choca rápidamente con la resistencia de la elite tutsi. El 21 de octubre, oficiales tutsi del ejército asesinan a Ndadaye, hundiendo Burundi en una interminable guerra civil que durará casi una década y causará cerca de 300.000 muertos. Gracias a la mediación de Nelson Mandela, los beligerantes se comprometen, no sin dificultades, a hacer callar las armas. Los acuerdos de Arusha, firmados en 2.000, establecen un sabio equilibrio político-étnico entre la mayoría hutu que forma entorno al 80% de la población y la minoría tutsi.

“El padre de la democracia”

Más de dos décadas después de su asesinato, el nombre de Melchior Ndadaye es y sigue siendo el que mayor unanimidad concita en Burundi y entre los observadores extranjeros. El hombre era apreciado por su apertura y por su combate en favor de la edificación de un Estado de derecho en un Burundi marcado por años de repetidas masacres étnicas desde su independencia en 1962. “Era un hombre muy inteligente, carismático. Tenía la voluntad de trazar pasarelas entre las etnias, una decidida voluntad de reconciliar a los burundeses”, afirma a Sputnik René Lemarchand, profesor emérito en la universidad de Florida y especialista sobre Burundi, para quien “la muerte de Ndadaye ha sido una enorme pérdida para Burundi”.

Desde el momento de su llegada al poder, Melchior Ndadaye, en vez de monopolizar el poder que el pueblo le acababa de confiar a través de las urnas, decide codirigir el país con los perdedores. Para ello, nombra a Sylvie Kinigi, una tutsi de UPRONA como primera ministra. Este gesto del presidente recién elegido tenía como objetivo promover la reconciliación y la cohesión nacional en un país que había vivido siempre al ritmo de tensiones y guerras “inter-étnicas” entre los componentes de la población, encerradas en una lógica de odio recíproco y de confrontación permanente.

Todos los que conocieron de cerca o de lejos a Ndadaye están de acuerdo en afirmar que el hombre es “el padre de la democracia” en Burundi. “Un visionario, una personalidad muy comprometida que quería hacer de Burundi un país de paz, sobre todo después de todo lo que el país había conocido, concretamente el genocidio de los hutu de 1972”, explica a Sputnik el antiguo presidente burundés Sylvestre Ntibantungania, que conoció estrechamente al jefe del Estado asesinado. “Ndadaye decía que era necesario construir un Burundi en paz, unido y próspero. En una palabra, quería un Burundi democrático que diera tranquilidad y seguridad a unos y a otros”, añade. Léonard Nyangoma, veterano político burundés (fundador del partido en el poder) y amigo de Ndadaye, opina lo mismo. Utiliza los elogiosos términos de “brillante”, “unificador” y “carismático”, para calificarlo.

Entre el conflicto étnico y el sistema de dominación

Por otra parte, conviene subrayar que, a semejanza de los hutu y tutsi de Ruanda, los hutu y tutsi de Burundi están lejos de tener las características que se los prestan para legitimar una lectura esencialmente étnica del conflicto que los opone. “Es un problema de clase. Había explotadores que eran los tutsi y explotados que eran los hutu”, subraya Léonard Nyangoma. Además, los diferentes conflictos a los que Burundi ha hecho frente en su historia han sido siempre conflictos de poder en los que los actores políticos no han dudado en instrumentalizar las identidades étnicas para alcanzar sus objetivos.

Es justamente contra esta manera de actuar que Melchior Nadadaye militaba. Quería romper ese círculo perverso caracterizado por una perniciosa relación de dominación que no hacía más que alimentar los rencores y la animosidad de unos y otros. Una tarea nada fácil dada la cultura de la violencia que reinaba en el país, como afirma a Sputnik Jean-Marie Ngendahayo, antiguo ministro y cercano a Ndadaye.

¿Y hoy?

Las opiniones sobre si el legado del Ndadaye ha sobrevivido al paso del tiempo y a las adversidades a las que Burundi ha tenido que hacer frente son matizadas aunque convergentes. Para Léonard Nyangoma, Ndadaye ha inscrito en la mente de los burundeses la necesidad de defender la democracia por todos los medios. “Nos ha legado una gran herencia que no es material, sino política”, para añadir “ha creado un espíritu de resistencia contra toda fuerza que tratara de usurpar la democracia”. El antiguo presidente burundés Sylvestre Ntibantunganya estima también que el legado de Ndadaye es innegable en la medida en que su enfoque del problema burundés ha sido imitado por los beligerantes burundeses, concretamente en las negociaciones de Arusha, Tanzania. “Su herencia ha quedado preservada por el hecho de que, tras su muerte, hemos privilegiado la vía de la negociación para resolver el conflicto burundés”. Un análisis de la situación que no comparte necesariamente Jean-Marie Ngendahayo. Según él, las negociaciones de Arusha no fueron más que un baile de hipócritas. Si tuvieron lugar fue porque había un cambio de perspectiva a partir del momento en que los hutu, tras el asesinato de Ndadaye, habían tomado las armas y habían logrado cambiar la correlación de fuerzas, forzando al estamento militar en el poder a aceptar la voz del compromiso. En este punto, para Ngendahayo las cosas son muy claras. “Fue preciso que naciera una guerrilla armada para combatir el poder establecido; una guerrilla apoyada por la población para que las cosas cambiaran”.

Además, el Burundi de hoy es el resultado de una dinámica política en la que las concesiones han sido obtenidas en Arusha por la fuerza, después de que los maquis ganaran al ejército regular. No obstante, ello no ha impedido que el país prosiguiera en el espíritu de los acuerdos de Arusha.

La grave crisis política de la primavera de 2015, derivada de la decisión del presidente Pierre Nkurunziza de optar por un tercer mandato, violando los acuerdos de Arusha y la constitución de 2005, según sus detractores, ha sumido Burundi en una situación de cierta inestabilidad, sin, sin embargo, conducirlo hacia una irreversible espiral de violencia a la que el país estaba habituado en el pasado.

Ciertamente, la tentativa fallida de golpe de Estado de mayo de 2015 manifestó claramente las disensiones y resentimientos que atravesaban el campo del poder, concretamente las fuerzas de seguridad y el ejército, pero no es menos cierto que los burundeses, en su inmensa mayoría, rechazaron ceder ante los demonios del etnicismo, a pesar de los intentos de instrumentalización por parte de algunos políticos de las identidades. Un legado del Presidente Ndadaye; así lo creen unánimemente las personalidades citadas anteriormente.

El Burundi y sus viejos demonios

Desde su independencia en 1962, Burundi ha conocido conflictos armados recurrentes, tensiones étnicas y disturbios civiles, en cuyo transcurso fueron cometidos crímenes contra la humanidad, violaciones masivas y sistemáticas de los derechos humanos. Además de la guerra civil de 1993, la masacre de hutu de 1972, que algunos califican de genocidio, es ciertamente lo más emblemático. Unas 100.000 personas fueron asesinadas en lo que aparenta a una estrategia de decapitación de la sociedad hutu que debía sentar las bases de un nuevo orden social frente al orden dominado por la minoría tutsi, en el que la mayoría hutu estaba casi enteramente excluida de las funciones importantes en las instituciones del Estado. Época que hoy parece pasada…

Patrick Mbeko @PatrickMbeko

[Traducción, Ramón Arozarena]

Fuente: La Tribune Franco-Rwandaise

Anteriormente publicado en: Sputnik

[CIDAF-UCM]


Artículos relacionados:

- Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Burundi

- Varios miembros de la oposición en Burundi son secuestrados

- Burundi y RD Congo estrechan lazos

- El presidente de Burundi visita la RD Congo

- Ayuda de la UE a la prensa burundesa

- La UE levanta las sanciones a Burundi

- La gira europea del ministro burundés Shingiro: un viaje analizado de cerca

- Evolución de los derechos humanos en Burundi desde el 6 de febrero de 1991 (parte 5/5)

- Evolución de los derechos humanos en Burundi desde el 6 de febrero de 1991 (parte 4/5)

- Evolución de los derechos humanos en Burundi desde el 6 de febrero de 1991 (parte 3/5)

- Evolución de los derechos humanos en Burundi desde el 6 de febrero de 1991 (parte 2/5)

- Evolución de los derechos humanos en Burundi desde el 6 de febrero de 1991 (parte 1/5)

- Caritas Burundi refuerza la lucha contra la inseguridad alimentaria y nutricional

- Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2019 : Burundi

- Muere de covid-19 el antiguo presidente de Burundi Pierre Buyoya

- Reapertura del aeropuerto internacional de Burundi

- Burundi vuelve a formar parte de la Organización Internacional de la Francofonía

- Ministros de Relaciones Exteriores de Ruanda y Burundi se reúnen para normalizar relaciones

- Expresidente de Burundi condenado a cadena perpetua

- 195 farmacéuticos para todo Burundi

- El presidente de Burundi habla de multilateralismo para superar la pandemia en la ONU

- La libertad de prensa, gran víctima de la crisis en Burundi (Parte 2/2)

- La libertad de prensa, gran víctima de la crisis en Burundi (Parte 1/2)

- La oposición de Burundi decepcionada por el nuevo gabinete

- El nuevo presidente de Burundi, Ndayishimiye, jurará su cargo el jueves

- El presidente de Burundi muere de un ataque cardíaco

- Hospitalizado Pierre Nkurunziza con sospechas de padecer COVID-19

- La iglesia católica de Burundi denuncia irregularidades en las elecciones

- Ndayishimiye es declarado ganador de las elecciones de Burundi

- Elecciones del 20 de mayo en Burundi ¿Un partido sin árbitro?

- Los obispos de Burundi creen que hay tiempo para que las elecciones del 20 de mayo transcurran en paz

- Burundi expulsa a 4 funcionarios de la OMS

- El gobierno de Burundi recurre a la "violencia" contra la oposición antes de las elecciones

- Burundi bloquea el paso de los camiones que provienen de la Comunidad del Africa Oriental

- Asesinado un opositor político en Burundi

- Seis candidatos admitidos y cuatro rechazados a las presidenciales de Burundi

- La oposición en Burundi denuncia la muerte de un opositor en prisión

- Las mujeres piden participar más en el ejercito de Burundi

- ¿Por qué las próximas elecciones de Burundi serán históricas?

- Los cuatro periodistas de Iwacu detenidos en Burundi condenados a dos años y medio de prisión

- El partido gobernante de Burundi escoge a Evariste Ndayishimiye como candidato

- Burundi se prepara frente a los inminentes desastres naturales

- Más de 4.000 fosas comunes descubiertas en Burundi

- Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : Burundi

- Pasan a disposición judicial en Burundi cuatro periodistas de iwacu y su conductor detenidos el mes pasado

- Grupos de derechos humanos exigen la liberación de cuatro periodistas burundeses

- Cientos de refugiados burundeses regresan a sus hogares desde Tanzania

- Para los obispos de Burundi "El voto, la única manera de asegurar la alternancia en el poder"

- La ONU advierte que las elecciones de 2020 en Burundi son “arriesgadas”

- Los defensores de los medios de comunicación denuncian las crecientes restricciones en Burundi

- La justicia de Burundi incauta las propiedades de los opositores en el exilio

- Tres colegialas son detenidas por "Ofender" al presidente de Burundi Nkurunziza

- ACNUR pide a Burundi y a la República Democrática del Congo que faciliten la repatriación de refugiados

- Burundi suspende a todas las ONG internacionales

- 37.000 refugiados vuelven a Burundi desde Tanzania

- El presidente de Burundi anuncia que no será candidato en 2020

- El “sí” gana el referéndum constitucional de Burundi con más del 70%

- Burundi aprueba el referéndum que extiende el poder de Nkurunziza hasta 2034

- Revisión de la constitución en Burundi: la democracia se deshace en pedazos

- Burundi es el tercer país con mayor necesidad de ayuda humanitaria

- La policía de Burundi amenaza a la oposición política

- Burundi acusa a la ONU de inflar los números de refugiados

- Acnur sin fondos para enfrentar la grave crisis de refugiados en Burundi

- El gobierno de Burundi grava los salarios de los empleados públicos para financiar las elecciones

- El deporte femenino casi no existe en Burundi

- El Gobierno de Burundi prohíbe a las mujeres tocar los tambores

- Benjamin Mkapa facilitador de la conversaciones de paz en Burundi insta a las partes en conflicto pensar en el futuro y no abrir heridas

- Del asesinato del presidente M. Ndadaye a la desestabilización de África Central

- Burundi: sanar la memoria

- Los jueces de la Corte Penal Internacional aprueban la investigación de Burundi

- Burundi se retira oficialmente de la Corte Penal Internacional

- 34 refugiados burundeses asesinados por las fuerzas de seguridad de la RD Congo

- En Burundi esperan el retorno de más de 6.000 refugiados antes de diciembre

- El Presidente de Burundi viaja a Tanzania para reforzar la cooperación

- Según la FIDH Burundi tiene todos los elementos básicos de una dictadura

- Burundi: “Riesgo de Genocidio en medio de un conflicto olvidado”

- La República de Burundi se retira del Estatuto de Roma

- Crónica política de Burundi 2015-2016, por Stef Vandeginste

- Ruanda adiestra a los refugiados de Burundi para derrocar al presidente Nkurunziza

- Burundi epicentro de la Cumbre de la UA que se celebró en Etiopia

- Violación de derechos humanos en Burundi

- Balance anual 2016 de Reporteros sin Fronteras de Periodistas secuestrados, encarcelados y desaparecidos en África

- La solución para Burundi

- Los tambores reales de Burundi patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la UNESCO

- 162.000 refugiados burundeses obtienen la ciudadanía tanzana


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



Salvo que se indique lo contrario, el contenido de este sitio tiene una licencia Creative Commons Attribution 4.0 Internacional

Aviso política informativa | Política de cookies
Contáctanos  Sindicación: rss 2.0 RSS 2.0
Valid HTML 4.01 Transitional! - ¡CSS Válido !