En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Uganda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Ruanda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2020 : Burundi
...leer más...
Informe sobre la celebración del Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar (2019-2028)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Sierra Leona apuesta por la inversión en empresas nacionales
...leer más...

Las elecciones en Libia corren peligro
...leer más...

El líder de la UA protesta contra las restricciones de viaje al continente
...leer más...

El Gobierno de Sudán del Sur exige el cese de los reclutamientos forzados
...leer más...

Un importante banquero de Zimbabue fallece en extrañas circunstancias
...leer más...

Madagascar cierra sus fronteras a Sudáfrica por la variante Ómicron
...leer más...

La “radicalización” política de Angola
...leer más...

Aumentan los choques en la frontera entre Sudán y Etiopía
...leer más...

Lourenço promulga Ley de Elecciones Generales de Angola
...leer más...

Atentado contra el presidente del Parlamento de Esuatini
...leer más...

El escándalo terminológico del gobernador del Banco de Sierra Leona
...leer más...

24ª Conferencia de los Mercados Financieros Africanos
...leer más...

El Fondo Monetario Internacional concede 24 millones de dólares a Liberia
...leer más...

La presidencia de la República Democrática del Congo desmiente cualquier rumor de malas relaciones con la Iglesia católica
...leer más...

Fuerzas de RD Congo y Uganda realizan ataques conjuntos contra los rebeldes de la ADF
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Buceadores de pepinos de mar en Liberia, por Bartolomé Burgos
...leer más...
HRW: los derechos humanos son una prioridad para la Unión Africana, por Marco Cochi
...leer más...
“Los fanatismos religiosos y políticos tienen una influencia perniciosa”, por Lázaro Bustince
...leer más...
Mi tierra ahora es propiedad de los leones, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Defendiendo la paz, por Ramón Echeverría
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Latimer, un afroamericano que ayudó a iluminar el mundo
09/03/2018 -


Hechos fascinantes sobre la figura de Lewis Howard Latimer, inventor de un proceso mejorado para la fabricación de los filamentos de carbón de la bombilla en 1881.

Lewis Latimer recibió la patente de un proceso más eficaz para la fabricación de los filamentos de carbón de las bombillas. Estas mejoras permitieron reducir el tiempo de producción y aumentar la calidad. Durante su vida trabajó con y para Alexander Bell, Hiram Maxim y Thomas Edison. Latimer era el único miembro negro de un exclusivo grupo social, el Edison Pioneers.

LA HISTORIA

- Categoría: Práctico Primero.

- Nacimiento: 4 de septiembre de 1848 en Chelsea, Massachusetts

- Muerte: 11 de diciembre de 1928 en Nueva York, Nueva York

- Nacionalidad: Estados Unidos

- Invento: Mejoras en la iluminación eléctrica en 1881

- Función: bombilla eléctrica de filamentos de carbón

- Definición: Una luz eléctrica en la cual un filamento se calienta hasta la incandescencia a través de una corriente eléctrica. Hoy las luces incandescentes utilizan filamentos de tungsteno en lugar de carbón.

- Patente: 252,386 (US), concedida el 17 de enero de 1882

Acontecimientos:

- 1848. Lewis Latimer nació en Chelsea, Massachusetts, el 4 de septiembre, y se crió en Boston.

- 1864. Se alista en la Marina como grumete en la USS Massasoit.

1865. Se incorpora al grupo con sede en Boston, Massachusetts de Crosby y Gould, abogados de patentes, como oficinista.

- 1879. Se muda a Bridgeport, Connecticut para trabajar de delineante.

- 1880. Entra en United States Electric Lighting Co. de delineante para Hiram Stevens Maxim.

- 1880. Latimer constata el 230,309 Hiram Maxim 7/20 para el Proceso de fabricación de los conductores de carbón.

- 1880. 230,310 Hiram Maxim 7/20 para bombilla eléctrica.

- 1881. Latimer constata el 237,198 Hiram Maxim 2/1 para Lámpara Eléctrica (asignada a U.S.E.L. Co)

- 1881. 247,097 Lewis Latimer y Joshep V. Nichols 9/13 para Lámpara Eléctrica

- 1882 252,212 Lewis Latimer 1/17 para Procesos de fabricación de carbones (asignado a U.S.E.L.Co)

- 1882. Abandona U.S.E.L.Co para trabajar en diferentes compañías en la industria eléctrica.

- 1885. Latimer encontró un trabajo estable en la Edison Electric Light Company de Nueva York.

- 1892. Edison Electric Light Company se fusionó con Thomson-Houston para crear General Electric

- 1896. Latimer entró en Board of Patent Control, un acuerdo conjunto entre GE y Westinghouse

- 1910. 968,787 William S. Norton 8/30 para Lamp-Fixture (asignó el 50% a Lewis Latimer)

- 1911. Empezó a trabajar en la consultoría privada dirigida por Edwin Hammer y Elmer Schwarz.

- 1918. Lewis se convirtió en uno de los miembros fundadores de un exclusivo grupo social: el Edison Pioneers

- 1922. Lastimer se retiró cuando comenzó a fallarle la vista, motivo y fin de su carrera como delineante

- 1928. Lewis Latimer murió el 11 de diciembre en Nueva York

Historia:

(Enlace relacionado: GREAT IDEA FINDER. www.ideafinder.com)

Lewis Howard Latimer, un pionero en el desarrollo de la bombilla eléctrica, fue el único miembro negro del grupo de investigación de notorios científicos de Thomas A. Edison. Mientras que Edison inventó la bombilla incandescente, fue Latimer, un miembro del Edison Pioneers, quien desarrollo y patentó el proceso de fabricación de los filamentos de carbón.

Lewis Latimer nació en Chelsea, Massachusetts, el 4 de septiembre de 1848, y fue criado en Boston. Los padres de Latimer, como esclavos fugitivos en los años 30 del siglo XIX, habían sido asistidos tanto por blancos como por negros. Su caso sirvió de motor a la primera y más importante actividad política de la comunidad abolicionista de Boston. Latimer y sus hermanos se alistaron en el ejército y sirvieron en la Guerra Civil. Con dieciséis años, Latimer entró en la marina de la Unión como grumete bajo la USS Massasoit. Después de una despedida honorable en 1865 Latimer volvió a Boston. Al comienzo de su carrera en Boston, Latimer estaba rodeado de comunidades tecnológicas que creían en el ideal americano. La victoria de Unión en la Guerra Civil abrió el camino a los afroamericanos para participar plenamente en el sueño americano, y Latimer adaptó su activad a las circunstancias.

Las habilidades que había desarrollado en dibujo técnico le facilitaron conseguir un puesto con Crosby y Gould, abogados de patentes. Durante su participación en la compañía ascendió a jefe delineante y pronto comenzó a trabajar en sus propias investigaciones. Cuando trabajaba en la compañía de Boston, Latimer conoció a Alexander Graham Bell, quien lo contrató para dibujar los planos para un nuevo invento, el teléfono. Las descripciones detalladas de Latimer sobre la proximidad geográfica de su oficina al sitio donde Bell era profesor, y sobre quedar con Bell suman credibilidad a su demanda, aunque no se ha encontrado ninguna prueba justificativa ni en los papeles de la familia Bell ni en las propias solicitudes de la patente.

Su primera patente (US 147,363), aprobada el 10 de febrero de 1874, era para un “inodoro para vagones de tren”.

Si un observador moderno leyera la solicitud, probablemente estaría de acuerdo en que el “depósito con fondo cerrado” de Latimer habría sido preferible al “depósito de fondo abierto”, que se usaba entonces. Teniendo en cuenta la superioridad del nuevo diseño y las ambiciones personales de Latimer, habría resultado demasiado extraño que ni Latimer ni su socio no se hubieran esforzado para comercializar su nuevo dispositivo. Sin embargo, no hay documentos que constaten que esta tentativa se llevara a cabo, tampoco lo menciona Latimer en sus reminiscencias autobiográficas.

Después de abandonar Boston en 1879, Latimer llegó a Bridgeport, Connecticut poco después de su trigésimo primer cumpleaños. Se convenció inmediatamente de que tenía que ser alguien útil para la comunidad técnica de ese concurrido puerto marítimo. En 1880 un conjunto de circunstancias lo introdujo en la joven industria eléctrica como uno de los empleados de Hiram Stevens Maxim, entonces ingeniero jefe en la United States Electric Lighting Company. En unas semanas Lewis ya estaba instalado en el despacho del señor Maxim, siguiendo sin descanso su vocación de delineante mecánico y familiarizándose con todas las marcas de construcción y operación de luz incandescente eléctrica.

Cuando la compañía se trasladó a Brooklyn en 1880, Latimer se mudó con ella y continuó diversificando sus logros. Además de su mesa de trabajo y su taller, salió al campo de trabajo para ayudar con las instalaciones en arco e incandescente del equipo de Maxim en Nueva York, Filadelfia y Montreal.

El año siguiente, Latimer y su colega inventor Joseph V. Nichols recibieron una patente para el invento de la primera bombilla incandescente con filamentos de carbón. Los precedentes a estos novedosos filamentos eran de papel.

De las numerosas invenciones que hizo Latimer mientras trabajaba en US Electric, patentó tres: un nuevo soporte para luz de arco voltaico, una mejora en el método de Maxim para fabricar filamentos para bombillas incandescentes y un nuevo modo de unir los filamentos carbonizados a los alambres de platino que transportaban la luz hasta la bombilla desde la base. Además, las invenciones de Latimer no patentadas mejoraron los diseños de la práctica totalidad del resto de equipos y fases del proceso de fabricación de lámparas. El horno que calentaba los filamentos; la preparación de anhídrido fosfórico (un químico usado para secar el gas inerte que rellenaba la bombilla y alargaba la vida útil del filamento); equipos de vidrio soplado para la producción de bombillas; y un nuevo interruptor.

Su último encargo para US Electric Lighting fue en Londres, para aconsejar a los ingleses sobre el establecimiento de una fábrica de lámparas. Llegó el día de año nuevo de 1882. Para entonces, a su mentor Maxim apenas se le relacionaba con el sector eléctrico.

En Londres, Latimer comenzó a enfocar sus dibujos en mejoras para los ascensores. Aunque el perfeccionamiento del ascensor nunca se patentó, Latimer siguió trabajando en ello. Hasta 1898, Latimer estuvo llamando la atención de las empresas Westinghouse, General Electric y Otis Elevator con sus trabajos sobre ascensores. Ninguna de estas compañías se interesó en secundar el trabajo. El ascensor se constituye, sin embargo, como un símbolo y prueba del empeño constante de Latimer por perseguir el sueño americano de ascender socialmente a través de los inventos.

Aunque Maxim llegó a coincidir, al menos una vez, con Latimer en Londres, su tiempo y motivación fueron absorbidos por el interés en desarrollar la ametralladora, la cual le otorgaría el mayor de sus éxitos. Latimer volvió a Nueva York a finales de 1882, pero Maxim permaneció en Londres varios años.

Cuando Latimer regresó a los Estados Unidos, a finales de 1882, la U.S. Electric Light Company había experimentado varios cambios corporativos. Maxim se desvinculó de la empresa y Latimer sintió que ya no tenía su hueco en la nueva organización. Existe una considerable evidencia contradictoria con respecto a las fechas y las empresas del empleo de Latimer para los próximos años. Los nombres de Weston Company, Olmstead Electric Co., Imperial Electric Light Co., Mather Electric Co. y Acme Electric Light Co. aparecen en varios informes biográficos y autobiográficos preparados más de una década después. Los dibujos preparados por Latimer para C. G. Perkins en Imperial Electric Light Co. durante 1884 y 1885 se encuentran en la colección del Smithsonian.

Alrededor de 1885, Latimer encontró un empleo estable en la Edison Electric Light Company de Nueva York (la empresa principal de todas las compañías de electricidad de Edison) y se vinculó a las marcas sucesivas. Consiguió un respetado puesto profesional respaldado por su experiencia en las patentes, su conocimiento enciclopédico sobre el diseño y producción de lámparas, sus habilidades como delineante y su inteligencia creativa.

Entró al Departamento de Ingenieros de la Edison Electric Light Company. Alrededor de 1889 lo destinaron al departamento Legal. Se convirtió en el investigador de patentes de Edison y ganó experiencia como testigo en casos contra gente que intentaba aprovecharse de las invenciones de Edison sin permisos legales.

Edison animó a Latimer a escribir un libro, Incandescent Electric Lighting: Una descripción práctica del Sistema Edison. Publicado en 1890, se hizo extremadamente popular ya que explicaba, de forma fácilmente comprensible, como una lámpara incandescente produce luz.

Cuando la Edison General Electric Company se fusionó con Thomson – Houston en 1892, Latimer continuó su labor en el departamento legal de la nueva compañía General Electric. (Después de una dura lucha, el nombre de Edison desapareció, y el propio Edison no se involucró más con la compañía en lo que concierne a la defensa de sus patentes). Allá por 1896, Latimer entró en la Junta de Control de Patentes, mediante un acuerdo entre General Electric y la Westinghouse Company.

En varias ocasiones Latimer testificó de acuerdo con las observaciones que hizo cuando trabajaba para la competencia de Edison. Como Latimer había trabajado con o para la mayoría de quienes habían cuestionado las patentes de Edison, su testimonio así como lo que ocurría en sus talleres era valioso para la causa de Edison. Uno de los recursos biográficos, bajo la forma de carta de recomendación, afirma que mientras trabajaba en el departamento legal de “la Edison Company… hizo dibujos para exhibiciones en la Corte, tuvo cargo en la biblioteca, inspeccionó instalaciones infractoras en varias partes del país y testificó hechos en cierto numero de casos, sin motivar materialmente al abogado de la oposición. También realizó considerables investigaciones, para lo cual su experiencia previa y un conocimiento medio del francés y del alemán lo cualificaban, otorgándole un servicio eficiente a lo largo de esas líneas en el histórico caso del filamento y otros casos de este periodo, incluyendo patentes básicas.

Cuando trabajaba para las compañías Edison y General Electric, y después de ello, Latimer continuó inventando a una escala mucho más reducida (su última patente le fue otorgada en 1905 por un “soporte de libro”). Alrededor de 1911, Latimer comenzó a trabajar en la consultoría privada dirigida por Edwin Hammer y Elmer Schwarz.

En 1918, Latimer se convirtió en uno de los miembros fundadores de un grupo social más que exclusivo: el Edison Pioneers. Formado por hombres de negocios o técnicos afiliados a cualquiera de las empresas de Edison o seguidores del propio Edison. Todos ellos habían contribuido de alguna forma al desarrollo de la industria eléctrica; los archivos organizacionales apenas mencionan el hecho de continuar con los ideales y objetivos de Thomas Edison, sin embargo, el fin último del grupo probablemente fuera una mezcla de intercambios sociales y profesionales.

En 1922, Latimer se jubiló cuando notó que perdía vista suponiendo el final de su carrera como delineante. Continuó inventando y enseñando las habilidades como dibujante hasta su muerte en 1928.

Además del Edison Pioneers, Latimer atesoró su participación en la armada de la Unión, un símbolo de su servicio en la Guerra Civil. Se convirtió en Adjunto de George Huntsman en la mensajería del GAR en Flushing, Nueva York. Latimer también fue uno de los miembros fundadores del Flushing Unitarian Church. Mientras esas eran organizaciones integradas predominantemente por europeo-americanos, Latimer también fue un activo defensor de las organizaciones afroamericanas tanto local como nacionalmente.

En su vida personal, Latimer trabajó de nuevo en los ideales del siglo XIX. Mantuvo y avanzó en el noble propósito de los amateurs acerca de la música, el arte y la literatura, y promovió esos intereses culturales dentro de su familia. Los esfuerzos literarios de Latimer incluyeron poesía, prosa y obras de teatro. A lo largo de su vida, Latimer persiguió sus metas con bastante dignidad. El testimonio de su carrera, sus compañeros, y su familia confirman su gran éxito.

Las otras invenciones patentadas de Latimer incluían objetos tan diversos como el primer inodoro (es decir, baño) para los vagones de los trenes (Patente núm. 147,363 expedida el 10 de febrero de 1874), un precedente del aire acondicionado (Patente núm. 334,078 expedida el 12 de enero de 1886), un perchero con sistema de bloqueo para sombreros, abrigos, paraguas, etc. (Patente núm. 557,076 expedida el 24 de marzo de 1896) y un soporte para libros (Patente núm. 781,890 expedida el 7 de febrero de 1905).

Aunque las bombillas de hoy usan filamentos de tungsteno, que duran incluso más que el carbón, Latimer siempre será recordado por hacer posible el uso generalizado de la luz eléctrica.

Fuente: African American Empowerment Blog (AAEB)

[Traducción, Marta Sánchez Capel]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Abdoulaye Touré, un ingeniero en el campo de la captación de energía solar

- Premios Nobel africanos

- Beethoven era negro y otras leyendas urbanas de la diáspora africana

- Un joven inventor de Congo Brazzaville presenta la primera tablet africana


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



Salvo que se indique lo contrario, el contenido de este sitio tiene una licencia Creative Commons Attribution 4.0 Internacional

Aviso política informativa | Política de cookies
Contáctanos  Sindicación: rss 2.0 RSS 2.0
Valid HTML 4.01 Transitional! - ¡CSS Válido !