La violencia de grupos armados se expande en África

10/12/2018 | Editorial

20181210efs-web.mp3



El día internacional contra la corrupción y el día de los Derechos Humanos, días 9 y 10 respectivamente, nos recuerdan que aunque África sigue mejorando en muchas dimensiones, como: educación, salud, democracia, etc. al mismo tiempo aumenta la corrupción, la pobreza, el saqueo de los recursos y la violencia de los grupos armados.

Los grupos yihadistas, como: Al Shabbab, Boko Haram, Al Queida, Estado Islámico, etc., aumentan de forma alarmante en África porque están fomentadas por los poderosos estados del Golfo y del mundo. La Unión Africana (UA) observa como el terrorismo sigue asesinando a más de 10.000 personas cada año en el continente africano. En 2015, acabaron con la vida de 18.000 personas.

Sara Kebede, profesora de Relaciones Internacionales en Addis Abeba, analiza las causas que explican la expansión de este cáncer por toda África. Kebede explica que a la falta de oportunidades educativas y económicas, se le suma la mala gobernanza, que apenas se preocupa de las regiones lejos de la capital.

Existen como dos grandes bloques de grupos terroristas en África: Por un lado, están los grupos radicales yihadistas, que se aglutinan en cuatro bloques: Al Shabbab, Boko Haram, Al Queida y Estado Islámico, que aunque operan en células, están conectados de alguna manera.

Por otro lado, encontramos todos los grupos armados que operan en África, como los grupos terroristas que lo hacen en la República Centroafricana: “Seleka y Anti-seleka”, o el centenar de grupos armados, como el ADF, Mai-Mai, etc., que operan en las regiones de Kivu, norte y sur de la RDC, para desestabilizar las poblaciones locales y posibilitar el saqueo impune de los ricos recursos de la región.

La razón más fundamental que motiva estos grupos armados y a sus señores de la guerra que los arman, no es precisamente el fundamentalismo religioso, sino el control y la explotación de los ricos recursos naturales y minerales de estas regiones, como: el uranio, coltán, oro, diamantes, petróleo, madera, tierras, etc., sin olvidar el tráfico de personas, drogas y armas.

Jason Warner y Charlotte Hulme calculan que existen hoy unos 6.000 terroristas del Estado Islámico, en África, repartidos en nueve fuertes células. Las células yihadistas de Libia, son las más fuertes del Estado Islámico, después de Irak y Siria. La célula del Estado Islámico más violenta en África Occidental es al-Barnawi, que cuenta con unos 3.500 mercenarios. Estas células, junto con otras en Somalia y en África Oriental, representan el 87% del total de las células del Estado Islámico en África.

Sin embargo, el grupo islamista Boko Haram, es considerado por el Ministro de defensa de Camerún, como el grupo más criminal y temible de todos los grupos yihadistas, incluido el Estado Islámico, y cuenta entre 15.000 y 20.000 mercenarios.

Al-Shabbab, rama de al-Queida en Somalia, es también uno de los grupos extremistas más violentos de todo el continente africano. Estados Unidos considera que cuenta con unos 6.000 mercenarios en 2018. Al Shabbab controla ya partes extensas de Somalia y se extiende hacia Kenia, Uganda, Tanzania y Mozambique.

La Paz se llama: Cese de los grupos terroristas, en primer lugar, y, además, Desarrollo Sostenible para todos.

Cuando exijamos a nuestros gobiernos, el dejar de vender armas a los grupos terroristas, y a medida que los pueblos africanos se levanten para elegir gobiernos más competentes y responsables, cesará el expolio violento de los recursos africanos y podremos colaborar para el Bien Común de los pueblos.

Adjuntos

Autor

Más artículos de Administrador-Webmaster
Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

El Gobierno de Ghana está cada vez más cerca de pasar por su parlamento la ley de Valores Sexuales Humanos y Valores Familiares al retirarse las 16...