En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El Afropesimismo y la ilógica de la Antinegritud
...leer más...
Racismo sistémico, xenofobia y afrodescendencia en la República Dominicana. Particularidades de la provincia de La Romana, por Joan López Alterachs
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El héroe de "Hotel Ruanda" espera su sentencia
...leer más...

La crisis entre el presidente y el primer ministro de Somalia continúa
...leer más...

Las iglesias se convierten en campos de batalla política en Kenia
...leer más...

El Consejo de Seguridad de la ONU vuelve a pedir una solución para el GERD
...leer más...

Etiopía suspende la actividad de Médicos Sin Fronteras en gran parte del país
...leer más...

380.000 desplazados en Sudán del Sur por las inundaciones y la violencia
...leer más...

África quiere comprar sus propias vacunas, no esperar donaciones
...leer más...

Victoria de la democracia en Marruecos
...leer más...

La Ecowas sanciona a líderes de Guinea y Malí
...leer más...

La junta militar de Guinea comienza una ronda de consultas nacionales
...leer más...

Etiopía enviará 5 millones de cartas a Joe Biden
...leer más...

Las remesas descienden en África por la pandemia
...leer más...

Asesinado un opositor al presidente de Ruanda
...leer más...

Sudáfrica abre la puerta al pasaporte COVID
...leer más...

Túnez continúa sin gobierno
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Álvaro Iradier. Itziar Inza y Beatriz Leal: ”Afrikaldia. Festival Vasco de Cines Africanos”, por Roge Blasco
...leer más...
África innova para frenar el fraude de identidad, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Sembène y la revuelta de la dignidad, por Carlos Bajo
...leer más...
Gambia: lenta y aparente salida del autoritarismo, por Omer Freixa
...leer más...
Los guineanos en el 3 de agosto, Dios y la vida eterna, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Es demasiado pronto para celebrar la paz en la República Centroafricana
08/02/2019 -

A fines de 2017, desde su oficina con aire acondicionado dentro de un fortificado complejo en el centro de Bangui, el hombre encargado de mantener la paz en la República Centroafricana dio a Mail & Guardian una inusualmente franca entreviista

"La CAR ha estado en esta situación, quiero decir, durante la mayor parte de su existencia", dijo Parfait Onanga-Anyanga, el Representante Especial de las Naciones Unidas ante la CAR y el jefe de Minusma, el fuerte grupo internacional de 15000 miembros para guardar la paz.

“En 57 años de independencia, [ha habido] 47 años de violencia cíclica. Motines, golpes de estado, disturbios civiles. Este país nunca ha gozado de paz y estabilidad ”, agregó.

Cuando se le preguntó sobre cuánto tiempo pensaba que haría falta para cambiar completamente el país, dijo que "esperaba" que los efectivos de mantenimiento de la paz de la ONU no fueran necesarios en 20 años.

Desde esta perspectiva, las noticias de Jartum de esta semana no podrían ser más bienvenidas: en un gran avance, 14 grupos armados han iniciado un acuerdo de paz con el gobierno que, en teoría, pondrá fin a una amarga guerra civil que ahora está en su sexto año

El acuerdo fue firmado en Bangui el miércoles 6 de febrero .Pero no hay que esperar que las cosas cambien rápidamente.

Ha habido ocho intentos anteriores para resolver este particular conflicto desde que estalló en 2013. Todos han fracasado, por lo que es gracias a la Unión Africana actuando en calidad de mediador principal, que las negociaciones han llegado tan lejos.

El texto exacto del acuerdo no ha sido publicado. Lo que sabemos se ha deducido de filtraciones o comentarios de líderes rebeldes.

"Aún no hay muchos detalles disponibles, aparte de cuatro puntos que se han compartido o filtrado", dijo Eva Michaels, analista de conflictos especializada en África Central. Según Michaels, estos son: la concesión de una amnistía para los líderes de los grupos rebeldes; su participación en un nuevo gobierno inclusivo, con un nuevo primer ministro que sería elegido de entre sus filas; el previsto establecimiento de una nueva comisión para la justicia, la reconciliación y las reparaciones; y la planeada creación de brigadas mixtas [incorporando soldados rebeldes en las fuerzas de seguridad del estado].

El Presidente Faustin Archange Touadera, quien inició el dialogo en nombre del gobierno, dio la bienvenida al acuerdo de paz. "Ahora es el momento de que pasemos una nueva página, la página de la República Centroafricana que se ha reconciliado consigo misma, para preservar su dignidad", dijo, según la Agencia de Noticias AP, el presidente Faustin Archange Touadera, y Añadió: "No tenemos el derecho de decepcionar".

Y, sin embargo, el potencial de decepción sigue siendo alto, como admiten incluso los propios firmantes. "El momento crucial comienza ahora, y eso es implementar el Acuerdo de Jartum ... Este acuerdo es crucial para la paz", dijo ,según de nuevo AP, Herbert Gontran Djono Ahaba, hablando en nombre de los rebeldes.

La naturaleza inusual de la guerra civil de la República Centroafricana complica enormemente los esfuerzos para implementar cualquier acuerdo. El hecho mismo de que haya 14 grupos diferentes armados en la mesa de negociación, y no todos los grupos armados estén representados, es un indicio de cuán fracturado se encuuentra el Estado de Africa Central. Algunos de los grupos armados son grandes, controlando nominalmente un territorio del tamaño de un país pequeño, mientras que otros están formados por unos pocos cientos de combatientes, y pueden no controlar ningún territorio en absoluto.

Nadie, ni el gobierno, que apenas tiene autoridad fuera de Bangui, ni el personal de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, que se encuentra extendido en un vasto territorio, tiene la capacidad de implementar los términos del acuerdo por la fuerza, por lo que su éxito depende de La buena fe de los firmantes.
Para los centroafricanos que sufren desde hace tanto tiempo, incluso un acuerdo de paz parcialmente implementado podría abrir las puertas a la tan necesaria ayuda humanitaria.

“Los grupos armados deben proporcionar a las organizaciones humanitarias un acceso seguro a las personas necesitadas. Al mismo tiempo, la comunidad internacional debe demostrar que cuando esto ocurra, estamos listos para ampliar el apoyo, permanecer y cumplir ", dijo Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados, hablando antes del comienzo de las conversaciones de paz en enero. Pero hasta ahora la comunidad internacional se ha mostrado renuente a proporcionar los fondos necesarios: en 2018, se financió menos de la mitad de los $ 516 millones del llamamiento de ayuda humanitaria.

La República Centroafricana ha estado en crisis casi tanto tiempo como ha existido. Sería ingenuo pensar que este acuerdo de paz, por sí solo, puede arreglar un país roto. Aunque el acuerdo es un buen comienzo, todavía es demasiado pronto para celebrarlo.

Simon Allison

Fuente: Mail And Guardian

[Traducción, Jesús Esteibarlanda]

[Fundación Sur]

Artículos relacionados:

- Firma en Bangui de los acuerdos de paz alcanzados en Jartúm entre el gobierno de la República Centroafricana y los grupos rebeldes

- Las partes en conflicto de la República Centroafricana ratifican un acuerdo de paz

- Se abre un diálogo incierto en Jartum por la paz en la República Centroafricana

- El ex líder de la milicia centroafricana Alfred Yekatom frente a los jueces del Tribunal penal Internacional

- Rusia rechaza acusaciones de desestabilizar la situación en República Centroafricana

- La situación de Centroáfrica: problemas y soluciones, por Gaetan Kabasha

- Líderes religiosos de Centroáfrica piden el fin de las injerencias extranjeras

- Naciones Unidas adoptará sanciones en Centroáfrica por incitación al odio

- Aumenta alarmantemente el índice de violencia y criminalidad en Centroáfrica

- Situación dramática en el sureste de la República Centroafricana , cientos de muertos en enfrentamientos

- La MINUSCA continúa desplegada en Bambari ( República Centroafricana)


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios