El Proyecto Angololo: Listo para transformar vidas en Uganda y Kenia (parte 3/3)

21/12/2022 | Crónicas y reportajes

presa_rio_cc0-4.jpgPlan de reasentamiento

También Peter Kutosi de Uganda expresa su incertidumbre:

Sí, nos gusta el proyecto, pero no sabemos si llega. ¿Nos echarán para que no recolectemos arena o nos permitirán continuar?”.

Por su parte, Edwin Ken está feliz de que, una vez que el agua esté conectada a los hogares, no tendrá que llevar las vacas al río:

Esta presa será algo bueno. Soy de Uganda, no de Kenia, así que si pueden construir la presa y llevar agua a los hogares, nuestras vacas no caerán al agua y serán arrastradas por ella como ha estado sucediendo. Rezo para que el gobierno comience a construir”.

Samuel Imaa, residente de Bunekesa Zone, en la parroquia de Bwasiba, subcondado de Namboko, en el distrito de Namisindwa de Uganda, está preocupado por sus antepasados muertos:

Tengo dos terrenos que cogerá el proyecto. Uno es una tierra consuetudinaria vecina al río Malaba en el Distrito de Tororo, y el otro se encuentra en el distrito de Namisindwa. Uno de los terrenos es un cementerio. Necesito una compensación razonable para buscar un amplio espacio para reubicar las tumbas de mis amados antepasados”.

En términos de negociación, agregó: “No permitiremos que ningún intermediario venga a interactuar con nosotros. Intermediarios y políticos tienden a interferir en las negociaciones de compensación de proyectos para engañar a las personas vulnerables”.

El subsecretario principal del Distrito de Tororo, Jackson Osido, informó que existe un plan claro para sensibilizar a los funcionarios sociales y comerciales de la comunidad para aconsejar a los residentes sobre cómo utilizar su dinero. A los trabajadores de extensión también se les enseñarán prácticas agronómicas modernas para ayudarlos a producir de manera sostenible bienes y servicios. Para los vecinos de Angololo que serán reubicados después de una compensación, señaló que podrán optar por comprar o alquilar terrenos en las áreas adyacentes:

Los tasadores de fincas están sobre el terreno comprobando los activos de todas las personas afectadas por el proyecto. Las personas que viven en los 444 kilómetros cuadrados serán reubicadas y compensadas de acuerdo con sus activos”.

El plan de acción de reasentamiento involucra a partes interesadas de Kenia y Uganda en las áreas afectadas de Tororo, Manafwa, Namisindwa y Busia. Será remitido a la respectivas Autoridad Nacional de Gestión Ambiental. (NEMA) de Kenia y Uganda para obtener el valor de cada compensación dependiendo de los activos individuales, incluidos árboles, ganado, casas, huertos, acres de tierra, etc.

Además de generar energía hidroeléctrica y suministrar agua, Joseph Papa solicita una nueva carretera asfaltada y un puente para impulsar el crecimiento económico local en el área. La población depende, a menudo, del peligroso contrabando para sobrevivir, y Osido dijo que la presa crearía un pasaje para que la gente pasara por los canales formales en lugar de contrabando. Instó a los respectivos gobiernos a “crear un mini punto de entrada”.

Desafíos

Según Osman, el proyecto se vio frenado por la pandemia global de la covid-19. Para que el proyecto se lleve a término, la unidad de implementación del proyecto, con la ayuda de NELSAP, buscará movilizar recursos de socios para el desarrollo como el Banco Africano de Desarrollo y el Banco Mundial:

Hay un tiempo, entre uno y dos años, para llevar a cabo mesas redondas de donantes para obtener fondos de los socios de desarrollo para implementar el estudio. Esperamos que la construcción de la presa comience a fines de 2023 o principios de 2024”.

Una vez finalizados los estudios preparatorios, los dos países formarán una unidad de gestión del proyecto para supervisar su implementación.

Pero para la gente local como George Enamba, la emoción por la nueva era va en aumento:

Cuando tengamos electricidad aquí, nuestros hijos comenzarán a producir puertas y ventanas de metal. Las madres no tendrán que cruzar el río para buscar verduras del otro lado porque crecerán mucho aquí”.

Por ahora, Wanjusi dice que continúa arriesgando su vida cruzando a Uganda para beber Chang’aa:

Vamos a Uganda a beber. Eso es todo. Pero si llega el proyecto tendremos suficiente dinero para comprar cerveza aquí y los jóvenes dejarán de cruzar a escondidas y de ser arrestados y encarcelados”.

Pius Sawa – Juliet Kasirye

Fuente: The Niles

[Traducción y edición, Jesús Esteibarlanda]

[CIDAF-UCM]

Autores

  • Periodista independiente que trabaja con el periódico New Vision de Uganda. Tiene más de ocho años de experiencia en comunicaciones y periodismo. Ha apoyado varios proyectos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), como Producción para Mejorar la Nutrición, para aumentar su visibilidad al escribir historias impactantes sobre niños vulnerables. Tiene una licenciatura en Gestión de Relaciones Públicas de la Universidad de Ndejje y un diploma en Periodismo del Instituto Real y de Educación Técnica de Buganda. (Fuente: The Niles)

  • Periodista multimedia que reside en Kenia. Tiene más de diez años de experiencia en radio, televisión y reportajes en línea. Es propietario de Zetu Media Services en Kenia. (Fuente: The Niles)

    @kharunda

Más artículos de Julieta Kasirye
Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

Ghana más cerca de la ley anti-LGTB

El Gobierno de Ghana está cada vez más cerca de pasar por su parlamento la ley de Valores Sexuales Humanos y Valores Familiares al retirarse las 16...