En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
La trampa ruandesa, nuevamente
...leer más...
El Afropesimismo y la ilógica de la Antinegritud
...leer más...
Racismo sistémico, xenofobia y afrodescendencia en la República Dominicana. Particularidades de la provincia de La Romana, por Joan López Alterachs
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Burundi acusa al líder de la oposición de actos terroristas
...leer más...

El nuevo presidente de Zambia se reúne con Kamala Harris en la Casa Blanca
...leer más...

Al-Sisi está dispuesto a reforzar los derechos humanos en Egipto
...leer más...

Kenia pide ayuda al FMI para devolver los préstamos chinos
...leer más...

Protestas en Namibia por el acuerdo del genocidio alemán
...leer más...

El expresidente de la RD Congo es denunciado ante la Corte Penal Internacional
...leer más...

Estados Unidos usará el dinero ilegal de Teodorín para la compra de medicamentos y vacunas
...leer más...

La moción contra el Gobierno de Unidad Nacional de Libia preocupa a la ONU
...leer más...

El caso de extradición de Alex Saab puede afectar a las elecciones de Cabo Verde
...leer más...

Sigue cayendo la inflación en Nigeria
...leer más...

Protestas en Malí en contra de la presión internacional
...leer más...

Libia y Túnez reabren fronteras
...leer más...

Tribus nómadas de Níger se reúnen para celebrar sus lazos culturales
...leer más...

La MINUSCA ya ha retirado a las tropas de Gabón acusadas de abuso sexual
...leer más...

Argelia cierra su espacio aéreo a los aviones militares y civiles marroquíes
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Nongo, Nestor

Nacido en Bayaya (República democrática del Congo.) Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología (universidad pontificia de Salamanca), en estudios eclesiásticos y en teología (universidad pontificia de Comillas), grado en filosofía (Saint François Xavier. Mbuji-Mayi. RD Congo). Máster en Turismo y Administraciones Públicas. Doctorando en ciencias políticas y sociología. Pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado.

Analista de información internacional, especialista en comunicación pública y en política africana. Consejero Técnico del Ministerio de Cultura y Deporte. Fundador de la asociación Tracaf ("Trabajando por el corazón de África").

Ver más artículos del autor


El M23 no es una rebelión congoleña , por Nestor Nongo

19 de diciembre de 2013.

Hace pocas semanas, la noticia sobre la derrota de los rebeldes del M23 y su “abandono” de la lucha armada en el este de la República Democrática del Congo fue acogida con satisfacción por la comunidad internacional y recogida profusamente por la prensa. En todas las crónicas periodísticas y en todas las intervenciones de los protagonistas de la política africana e internacional se trató al M23 de “rebelión congoleña”. ¡Craso error!

Porque un análisis, mínimamente serio de lo que está aconteciendo desde hace varios años en la sufrida parte este de la República Democrática del Congo, demuestra que el M23 no es, en ningún caso, una rebelión congoleña; más bien una rebelión impuesta por los países vecinos: Uganda y, sobre todo, Ruanda.

Nuestra intención no es la de recorrer aquí la historia de la guerra intermitente que lleva devastando el este del Congo desde hace casi dos décadas, con más de cuatro millones de víctimas mortales y cientos de miles de desplazados. Solamente señalar que el origen de la misma se remonta a 1996, dos años después del fin del genocidio ruandés, en el que los hutus asesinaron a 800.000 tutsis.

Entonces, el Congo era aún Zaire y dirigido con mano de hierro por Mobutu Sese Seko quien acogió en su territorio a genocidas y a desplazados hutus que temían represalias de los nuevos administradores tutsis. Ruanda, con la excusa de perseguir a genocidas, ataca a Zaire con la ayuda de los rebeldes congoleños; consigue deponer a Mobutu y encumbrar al líder rebelde, Laurent Kabila, a la presidencia del país. Así, el presidente Kagame tuvo el pretexto perfecto para ocupar por la fuerza las áreas donde se asentaron los hutus y controlar, de paso, los recursos naturales.

Después de la segunda guerra de Ruanda contra el Congo (1998-2003), en este caso contra su antiguo aliado Laurent Kabila, que se opuso a los abusos y al expolio ruandés, y pese a los esfuerzos de la comunidad internacional para pacificar el país con una de las misiones más costosas de la ONU, primero como MONUC luego como MONUSCO, Ruanda y Uganda han boicoteado sistemáticamente dichos esfuerzos, fomentando rebeliones pseudo congoleñas en las provincias de Kivu para, así, seguir controlando las minas de cobre, oro, coltán, diamantes e incluso el petróleo que se esconde en el subsuelo de la región.
Museveni y Kagame

Incluso la misma Naciones Unidas, en diversos informes, viene acusando a Ruanda desde 2010 de genocidio de huntus ruandeses en el suelo congoleño, y desde 2012 de apoyar a los rebeldes congoleños de M23, para seguir controlando los recursos naturales.

Estos informes, a todas luces, deberían ir más allá y hablar directamente de rebelión ugandesa y, sobre todo, ruandesa contra el pueblo congoleño, más que contra el gobierno. Un hecho innegable: ¿dónde se han ido los comandantes de la rebelión de M23 tras la supuesta derrota frente a las fuerzas armadas congoleñas? Han vuelto a sus casas: a Ruanda y a Uganda. El último de esos informes, filtrado en las últimas horas, tras la firma del acuerdo de paz entre el gobierno del Congo y los rebeldes en Nairobi, señala que los líderes del M23 se mueven con total libertad en Uganda y que continúan con el proceso de reclutamiento en Ruanda.

Es más apropiado, pues, hablar de una rebelión orquestada, organizada e impuesta desde el exterior. Los países vecinos del este (Ruanda y Uganda) organizan sucesivas rebeliones y las infiltran en el Congo a su antojo, a través de sus lugartenientes: primero con Laurent Nkunda (2005), luego con Bosco Ntangana (2012) y finalmente con Jean-Marie Runiga Lugerero (2013). La maquinaria ya está en marcha, preparando la siguiente operación, para cuando lo decida el amo de Kigali, Paul Kagame, y su aliado ugandés, Yoweri Museveni, con la complicidad de algún títere congoleño y la pasividad internacional.

Y todo con un objetivo: provocar la inestabilidad política para apoderarse de los minerales a precios mucho más baratos y sin controles estrictos a la hora de extraerlos y exportarlos. El sufrimiento continuo de niños, mujeres y ancianos de la región no les importa en absoluto.-

Oeriginal en: Amplio Mundo mi Ciudad



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



- - - - - - - - -
Bwato comentó de El M23 no es una rebelión congoleña , por Nestor Nongo...

Buena síntesis y aclaración de lo que pasa realmente en el Este del Congo (R.D.).




Agregar un comentario