En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El Afropesimismo y la ilógica de la Antinegritud
...leer más...
Racismo sistémico, xenofobia y afrodescendencia en la República Dominicana. Particularidades de la provincia de La Romana, por Joan López Alterachs
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El héroe de "Hotel Ruanda" espera su sentencia
...leer más...

La crisis entre el presidente y el primer ministro de Somalia continúa
...leer más...

Las iglesias se convierten en campos de batalla política en Kenia
...leer más...

El Consejo de Seguridad de la ONU vuelve a pedir una solución para el GERD
...leer más...

Etiopía suspende la actividad de Médicos Sin Fronteras en gran parte del país
...leer más...

380.000 desplazados en Sudán del Sur por las inundaciones y la violencia
...leer más...

África quiere comprar sus propias vacunas, no esperar donaciones
...leer más...

Victoria de la democracia en Marruecos
...leer más...

La Ecowas sanciona a líderes de Guinea y Malí
...leer más...

La junta militar de Guinea comienza una ronda de consultas nacionales
...leer más...

Etiopía enviará 5 millones de cartas a Joe Biden
...leer más...

Las remesas descienden en África por la pandemia
...leer más...

Asesinado un opositor al presidente de Ruanda
...leer más...

Sudáfrica abre la puerta al pasaporte COVID
...leer más...

Túnez continúa sin gobierno
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Álvaro Iradier. Itziar Inza y Beatriz Leal: ”Afrikaldia. Festival Vasco de Cines Africanos”, por Roge Blasco
...leer más...
África innova para frenar el fraude de identidad, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Sembène y la revuelta de la dignidad, por Carlos Bajo
...leer más...
Gambia: lenta y aparente salida del autoritarismo, por Omer Freixa
...leer más...
Los guineanos en el 3 de agosto, Dios y la vida eterna, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

¿Cuáles son los mejores y peores lugares para ser una mujer en África? ¿Tiene esto algo que ver con la geografía?
02/02/2017 -

Existe esa época del año en que sacamos las películas típicas de vacaciones y les limpiamos el polvo, listas para ser vistas (de nuevo) con la familia y los amigos. Uno de los clásicos es Elegidos para el triunfo (Cool Runnings es su título original en inglés), una comedia sobre el singular equipo de bobsleigh (trineo de carreras) jamaicano, muy vagamente basada en la historia verídica de la participación del equipo jamaicano en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1988 en Calgary, Canadá.

Ahora, tres mujeres nigerianas buscan hacer historia y clasificarse para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 en Pyeongchang, Corea del Sur. Si se clasifican, Seun Adigun, Ngozi Onwumere y Akuoma Omeoga se convertirían en el primer equipo femenino nigeriano y africano de bobsled en competir en unos Juegos Olímpicos. Ya esperan las referencias a Cool Runnings.

“Honestamente, formar este equipo tuvo muy poco que ver con la película y todo que ver con el legado que ésta creó” contó Adigun a BuzzFeed noticias. “El equipo tratará de enorgullecer a todo el mundo y expandir una conciencia positiva en todo el país y el continente” añadió.

El equipo ya ha recaudado 150.000 dólares a través de una campaña de gofundme para cubrir los gastos en equipamiento y financiar los entrenamientos que el equipo necesita para competir.

Las hazañas del trío son más notables si tenemos en cuenta del Índice de Igualdad de Género de África, compilado por el Banco Africano de Desarrollo (BAD), en el que Nigeria se encuentra en una posición muy baja de la tabla, especialmente en comparación con el resto del continente.

Este índice de igualdad funciona con tres indicadores: oportunidades económicas para las mujeres, el índice desarrollo humano, medido a través de factores como la educación o la salud y las leyes e instituciones que protegen a mujeres y niñas.

Según sus clasificaciones, muchas de las grandes economías de África, como son Nigeria, Angola y Egipto, son lugares bastante mediocres para ser mujer. No obstante, los países pequeños, y también los de escasos recursos económicos, tienen un buen puesto en el Índice. Podemos encontrar a Ruanda, Malawi, Mauricio y Namibia en los primeros cinco puestos.

Un proceso progresivo

La excepción es Sudáfrica, que es un país grande y rico y también podemos encontrarla en la parte superior de la clasificación. Las mujeres y las niñas en Sudáfrica tienen sus derechos consagrados por la ley en un país con una de las constituciones más progresistas del mundo. El acceso a la educación y la salud de mujeres y niñas está muy apoyado por un estado de bienestar que otorga subsidios a las familias más vulnerables.

Según el índice, los peores lugares para ser una mujer en África son Somalia, Sudán, Malí, Libia y Guinea, en este orden. Una de las cosas que estos países tienen en común es su geografía. Parece que la dura vida del desierto y árido Sahel hace mella en la vida de las mujeres, ya que circunscribe fuertemente los papeles y el estatus de hombres y mujeres.

Según el antropólogo David Gilmore, la severidad de la masculinidad en una cultura y el abismo entre los roles de género son proporcionales al peligroso e inestable ambiente que rodea a esa sociedad en particular.

Las culturas que están constantemente en guerra por motivos territoriales, que tienen recursos limitados y tienen que luchar contra los elementos o la naturaleza suelen tener conceptos bastante duros de la masculinidad, y con razón. Los hombres biológicamente más aptos para ser guerreros y proveedores, argumenta Gilmore.

Por otro lado, en las culturas que están aisladas, tienen muchos recursos y no están amenazadas, la masculinidad es, comparativamente, más pasiva y relajada. Hablamos, por ejemplo, de lugares como Tahití o Filipinas. Hay una carencia económica de diversificar los roles de género, así que la sociedad permite mucho más solapamiento en la división de las funciones de ambos sexos.

África en el Índice de Igualdad de Género, 2015.

Christine Munga

Africapedia

[Traducción, Clara Esteban García]

[Fundación Sur]


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios