Eritrea y Etiopía: algunas reflexiones sobre los acontecimientos recientes en Tigray

6/11/2020 | Opinión

eritrea_etiopia_norte_mapa_cc0-2.jpgEl primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, ordenó una ofensiva militar para someter al partido gobernante de la región, el Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF), después de que las fuerzas de este último lanzaran un ataque a una base del ejército federal tratando de “saquear” activos militares. Ahmed afirmó que “nuestras fuerzas de defensa han recibido la orden de cumplir su misión de salvar al país. Se ha cruzado el último punto de la línea roja. Se utiliza la fuerza como última medida para salvar al pueblo y al país”.

En un discurso televisado, el primer ministro declaró que el ataque del TPLF produjo «muchos mártires, heridos y daños materiales». Según los informes, los servicios telefónicos y de Internet se han cerrado en Tigray, mientras que el gabinete etíope también ha declarado un estado de emergencia de seis meses en la región (que será supervisado por un grupo de trabajo dirigido por el jefe del ejército).

Evidentemente, estos acontecimientos son muy graves y preocupantes. La guerra y el conflicto aumentarán la inestabilidad en el Cuerno de África y agravarán una situación ya difícil para una región que enfrenta una serie de problemas y crisis considerables, incluida la pandemia de la COVID-19, las tensiones relacionadas con la mega represa de Etiopía en el Nilo y el peor brote de langosta en décadas que amenaza la seguridad alimentaria de millones de personas. A medida que se han ido desarrollando los acontecimientos más recientes, e incluso mucho antes, algunos han afirmado de forma errónea e irresponsable, y sin absolutamente ninguna prueba, que las fuerzas y los agentes de seguridad de Eritrea están o han estado estacionados en Etiopía interviniendo o incluso como parte de ataques. Estas afirmaciones plantean varios puntos para su consideración.

Por un lado, difundir información falsa, compartir noticias falsas y hacer afirmaciones grandiosas o importantes sin evidencia no solo es irresponsable en este caso (o en cualquier otro, para el caso), es peligroso y puede tener consecuencias realmente fatales. Se debe ejercitar la moderación y la paciencia, ahora más que nunca, ya que esta es una situación que ya está tensa y no necesita más inflamación.

En segundo lugar, es muy interesante que muchos de los que ahora afirman que Eritrea está interviniendo y estacionando fuerzas en tierras vecinas, en realidad se mantuvieron en total silencio (o en realidad apoyaron) que grandes extensiones del territorio eritreo permaneciera bajo una ocupación militar extranjera ilegal y sufriera numerosas provocaciones resistiendo una agresión implacable. ¿Dónde estaban entonces los pedidos de no intervención o destitución de las fuerzas militares y de seguridad estacionadas en tierras extranjeras?

En tercer lugar, el hecho es que Eritrea está y siempre ha estado comprometida con la paz. Contrariamente a las afirmaciones y suposiciones equivocadas y mal informadas de algunos, no quiere la guerra. Ha ejercido extrema paciencia y moderación durante varias décadas, incluso cuando sus tierras han estado bajo ocupación militar extranjera ilegal. Ha pedido en voz alta y repetidamente a la comunidad internacional que asuma sus obligaciones morales y legales de garantizar el estado de derecho y apoyar la paz.

Sin embargo, la realidad también es que mientras Eritrea, junto con la mayor parte de la región, quiere la paz, algunos consideran que la paz es negativa y peligrosa. Cuando hace apenas dos años, Eritrea y Etiopía, enemigos acérrimos desde hace mucho tiempo, decidieron valientemente poner fin a su oscuro capítulo y acordar la paz, el Cuerno de África finalmente comenzó a presenciar algunos acontecimientos alentadores. La paz y la cooperación ofrecían esperanzas genuinas de prosperidad y mejores circunstancias para los eritreos, etíopes y otras personas de la región. Aunque las iniciativas de paz fueron bien recibidas y aplaudidas casi en todo el mundo, hubo, y, como demuestran los acontecimientos recientes, todavía sigue habiendo, varios focos profundos de descontento.

Lamentablemente, casi desde el principio, ciertos elementos de la región trataron de frustrar los acontecimientos positivos que conducían a la posibilidad de una paz, estabilidad y seguridad regionales duraderas. Estos elementos, provenientes principalmente de las filas del TPLF, que era el núcleo central y la fuerza más poderosa dentro del anterior gobierno de coalición gobernante, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope [EPRDF], se han opuesto a los vientos de paz y cambio progresivo.

Sin lugar a dudas, esto se debe en gran parte a que los acontecimientos positivos de los últimos dos años plantearon una gran amenaza: eliminarían su arraigado y duradero control sobre el poder. Las élites de los partidos gobernantes ya no serían «perros de cabeza» dentro del sistema cleptocrático coercitivo, plagado de corrupción que habían establecido y supervisado durante casi tres décadas. Por lo tanto, profundamente amargados y extremadamente resentidos por su pérdida de poder y control sobre los recursos estatales saqueados, estos elementos no han estado dispuestos a moverse al paso de la marea pacífica que azota la región. En cambio, en coordinación con varios otros grupos, han tratado de promover el conflicto, la tensión y el caos, con la esperanza de que la inestabilidad y la violencia retrasen los avances hacia la paz y les permitan recuperar parte de su antiguo dominio.

Finalmente, la historia puede ser muy útil y muy esclarecedora. Para los más exigentes, las afirmaciones sobre Eritrea deberían despertar recuerdos de los innumerables «informes» falsos y afirmaciones sobre el país difundidos regularmente por los oficiales militares o de seguridad del TPLF y sus partidarios. ¿Recuerda, por ejemplo, las 2.000 tropas de las que Eritrea fue acusada falsamente de enviar a Somalia hace más de una década?

Solo una breve mirada al registro histórico también demostrará que, más que Eritrea, es el TPLF el que en numerosas ocasiones ha intervenido en tierras mucho más allá de sus propias fronteras, lanzado ataques y luego afirmando que en realidad fue la víctima. En uno de los ejemplos más claros, recuerde cómo en 2006, después de que ocurriera una serie de explosiones en Addis Abeba el 16 de septiembre, el TPLF rápidamente afirmó que los atentados eran «parte de un ataque terrorista coordinado por el OLF y [Eritrea]». Sin embargo, poco después, cables de la embajada de Estados Unidos en Addis Abeba revelaron que los ataques probablemente “pueden haber sido obra de las fuerzas de seguridad [del Gobierno de Etiopía]”.

O recuerde cómo en 2016, solo dos años antes del acuerdo de paz entre Eritrea y Etiopía, el régimen del TPLF lanzó un ataque no provocado en el frente central de Tsorona. Entonces, como ahora, después de lanzar su ataque, el TPLF y sus seguidores no pudieron mantener su historia. Primero, el ministro de Información, Getachew Reda, afirmó que «no tenía conocimiento de la lucha con [Eritrea]», luego describió el incidente como «una ofensiva grave, no una simple escaramuza», y afirmó falsamente que Etiopía había respondido a un ataque eritreo.

Del mismo modo, ahora el TPLF y sus partidarios afirman que están bajo un ataque, mientras que también afirman que el Comando Norte está de su lado (hay que plantearse la pregunta de por qué entonces los ataques de esta semana). Por supuesto, incluso antes del ataque de 2016, las fuerzas etíopes bajo el TPLF realizaron incursiones y ataques regulares contra Eritrea, mientras que el TPLF hizo llamamientos persistentes para el derrocamiento del gobierno de Eritrea y, a través de declaraciones beligerantes y amenazantes a través de los medios de comunicación propiedad del gobierno, proclamó sus intenciones de llevar a cabo una «acción militar para derrocar al régimen de Eritrea».

A medida que los acontecimientos continúan desarrollándos, e intentamos comprender las cosas, recuerdo un pasaje del excelente artículo del historiador Alemseged Tesfai, «La marcha de la locura» (1999), donde comenta: «Es una situación desafortunada que desafía un análisis o una explicación decente. Ya no se puede discutir sobre Weyane* o responder a sus acusaciones sin temer por la propia reputación y el sentido de la decencia. Solía pensar que la mentira patológica era una enfermedad psicológica individual. Ahora aprendemos del Weyane que los gobiernos también pueden enfrentarse a este mal. No importa si una mentira es refutada, se vuelve doble; dos mentiras se convierten en cuatro y cuatro saltan a ocho en progresión aritmética».

Fikrejesus Amhazion @FikreJesus

(* )Weyane es un canal de noticias de televisión etíope con sede en Mekelle, Etiopía. El medio de comunicación es propiedad de Dimtsi Weyane Tigray P.L.C. y se lanzó en diciembre de 2018. El canal transmite programación principalmente en Tigrinya con algo de programación en amárico e inglés.

Fuente: Tesfa News

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

El secretario general de la ONU pide medidas para reducir la tensión en Etiopía

Crónica para comprender la situación de tensión actual en Etiopía

Sombrío pronóstico del FMI para la economía etíope

El primer ministro de Etiopía ordena una respuesta militar al ataque de Tigray

El primer ministro de Etiopía ordena al ejército intervenir contra el Frente de Liberación Popular de Tigray

El gobierno de Etiopía suspende la privatización de Ethiopian Airlines

Egipto busca la ayuda de Kenia en su disputa con Etiopía por la Gran Presa del Renacimiento en el Nilo

Etiopía prohíbe los vuelos sobre la presa del Nilo por ’razones de seguridad’

Kenenisa Bekele se retiró de la Maratón de Londres

La UE aporta dos millones de euros a Etiopía para apoyar a las comunidades afectadas por la langosta del desierto

Etiopía expresa su descontento por la falta de seguridad en su embajada de Berlín

Etiopía vacuna a casi 15 millones de niños contra el sarampión

Etiopía descontenta con el plan de Egipto para crear una base militar en Somalilandia

Etiopía arresta al activista oromo Jawar

El popular cantante etíope Hachalu Hundessa asesinado a tiros en Adis Abeba

El estado de Oromía inaugura nuevos proyectos

La oposición etíope advierte sobre un posible estallido de la violencia tras el retraso de las elecciones

Se prolonga el mandato del Primer ministro de Etiopía ante el retraso de las elecciones

Etiopía resta importancia a los informes de Amnistía sobre los asesinatos extrajudiciales

La ciudad de Addis Abeba prohibirá la prostitución y la mendicidad en lugares públicos

Al menos diez muertos en Etiopía en un conflicto étnico

Cuatro idiomas más para Etiopía

Etiopía desea que los Estados Unidos ni apresuren ni influyan el resultado de las negociaciones sobre la Gran Presa del Renacimiento

El líder de la Iglesia Católica de Etiopía no fue admitido en Eritrea a pesar de tener el visado de entrada

Egipto rechaza la justificación de Etiopía

Etiopía «decepcionada» con la última negociación del Nilo

El silencio de la Unión Africana frente a la controversia de la Gran presa del Renacimiento en Etiopía (parte 2/2)

El silencio de la Unión Africana frente a la controversia de la Gran presa del Renacimiento en Etiopía (parte 1/2)

El presidente de Uganda Museveni recomienda explotar el río Congo

Reunión en Washington sobre la Gran Presa del Renacimiento

El ministro de Exteriores de Egipto viaja a Washington para negociar sobre la Gran Presa del Renacimiento

17 etíopes arrestados por sospechas de participación en un asesinato

Etiopía desarrolla los sectores de sanidad y educación

Etiopía aprueba una nueva ley de control de armas

Etiopía lanza un nuevo plan de reforma económica

El sector de telecomunicaciones etíope abrirá el mercado a la libre competencia para 2020

El primer ministro de Etiopía acusado de avivar el conflicto en Somalia

El gabinete de Etiopía aprueba un proyecto de ley para combatir las “fake news” y la incitación al odio

La tensión política crece en Etiopía

Etiopía importa petróleo de Sudán del Sur en detrimento de sus proveedores de Oriente Medio

Adís Abeba acogerá la Cumbre África Fintech 2019

Aumentan las tensiones en Etiopía entre Abiy Ahmed y Jawar Mohammed

Etiopía y Alemania fortalecen sus relaciones

Enfrentamientos étnicos y religiosos dejan 67 muertos en Etiopía

Aumentan las tensiones entre Etiopía y Egipto por la Presa del Renacimiento

Cooperación entre Etiopía y Turquía

La nueva estrategia económica etíope y la posible inyección del Banco Mundial

El primer ministro etíope gana el Premio Nobel de la Paz 2019

El pueblo Oromo celebra en Etiopía el festival Irreecha

Etiopía rechaza la propuesta de Egipto sobre la Presa del Renacimiento

Etiopía, Sudán y Egipto analizan el llenado de la presa del Renacimiento

Etiopía Sudán y Egipto suspenden el diálogo sobre la Gran Presa del Renacimiento sin llegar a un acuerdo

¿Egipto contra Etiopía? La guerra por el Nilo que podría sacudir África

Se eleva la tensión entre Sudán y Egipto

El tratado sobre el Nilo peligra

Egipto, Etiopía y Sudán revisarán el arbitraje sobre la presa del Renacimiento

Egipto, Etiopia y Sudan estrechan relaciones

Conversaciones sobre la Presa del Renacimiento entre los cancilleres de Egipto, Etiopía y Sudán

La Gran Presa del Renacimiento Etíope

El proyecto de la Gran Presa del Renacimiento en el Nilo en Etiopía se acerca a la mitad del camino

La Presa del Renacimiento en Etiopía: una colosal presa con considerables consecuencias

Etiopía encara un potencial enfrentamiento ante la presión de los Sidama

El Frente de Liberación del Pueblo Tigray critica al Partido Democrático Amhara de Etiopía

Etiopía anuncia el envío de 50.000 trabajadores a los Emiratos Árabes Unidos

Entre el optimismo y la incertidumbre un año después del nuevo acuerdo entre Etiopía y Eritrea

Etiopía debe actuar rápido para resolver la crisis de desplazados internos

La ineficacia del modelo federal de Etiopía

Un intento de golpe de estado en Etiopía no desviará las reformas democráticas

Intento de golpe de Estado regional en Etiopía

Etiopía abre un nuevo centro para ayudar a los refugiados a acceder a servicios vitales

Alrededor de 3 millones de desplazados en Etiopía según el GRID

Fallecen alrededor de 30 hipopótamos en un Parque Nacional de Etiopía

Colaboración internacional con Etiopía para controlar el incendio en el Parque Nacional de Simien

UNICEF se preocupa por la escasa matriculación escolar de los niños de Etiopía

Educación para la Paz en las áreas conflictivas de África

Accidente aéreo en Etiopía sin supervivientes

Reino Unido devolverá a Etiopía cabello del emperador Tewodros II

Los planes de ACNUR para los refugiados en Etiopía

La capital de Etiopía sufre escasez de combustible debido al bloqueo de la ruta de importación somalí

Etiopía perdió 36 mil millones de dólares en flujos financieros ilícitos en los últimos 27 años

Etiopía detiene a 36 espías por corrupción y violación de derechos humanos

Etiopía necesita una democracia multipartidista para acabar con la corrupción

Etiopía designa a Meaza Ashenafi como primera mujer Presidenta del Tribunal Supremo Federal

El Parlamento de Etiopía nombra presidenta del país por primera vez a una mujer Sahle-Work Zewde

Feyisa Lilesa, medallista olímpico etíope en el exilio, recibe a su familia y denuncia a su gobierno

El Primer Ministro italiano visitó Etiopía y Eritrea tras la paz

Etiopía y Eritrea podrían jugar un partido de futbol para motivar la reconciliación

El primer ministro etíope pide democracia

El Gobierno planea la construcción de más de 16.000 viviendas en Addis-Abeba

El primer vuelo de Ethiopian Airlines a Asmara será el próximo 18 de julio

La Unión Africana celebra la reanudación de relaciones entre Etiopía y Eritrea

El Frente de Liberación Oromo desestima la vía pacífica con el gobierno de Etiopía

Etiopía declara el estado de emergencia

Dimite el primer ministro etíope

Autor

Más artículos de Manuel Teigell de Soto
Elecciones legislativas en Madagascar

Elecciones legislativas en Madagascar

Este miércoles 29 de mayo estaban llamados a las urnas casi 11 millones de malgaches para participar en las elecciones legislativas de Madagascar....