En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
¿Acaso no soy mujer?: Análisis de la violencia obstétrica desde la interseccionalidad, por Camilla Souza
...leer más...
África y Europa: Un Futuro Compartido, por José María Mella Márquez
...leer más...
Informe Mapping de la ONU sobre violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario cometidas en RD Congo entre marzo de 1993 y junio de 2003
...leer más...
Desafíos ambientales de la integración africana, por José María Mella Márquez
...leer más...
Las señas de identidad de la Generación del 98 español y la generación del despertar africano de los 30, por Théophile Obega
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Hospitales y escuelas de Sudáfrica piden ser exentos de los apagones programados
...leer más...

Más de 1.400 familias somalíes reciben ayuda gubernamental para enfrentar la sequía
...leer más...

África avanza lentamente hacia un horizonte de derechos reproductivos
...leer más...

El Gobierno de Níger habla sobre "Mujeres y resilencia climática"
...leer más...

Etiopía señalado como el país del África subsahariana donde más periodistas se encarcelan
...leer más...

Los Héroes de Ngorongoro jugarán contra Nigeria en la Copa Africana Sub-23 tras derrotar a Sudán del Sur
...leer más...

Somalia reitera su voluntad de paz en la región en visita oficial a Etiopía
...leer más...

Eritrea acoge una conferencia sobre el suministro sostenible de la patata
...leer más...

Togo organizará en octubre la tercera edición del Mes del Consumo Local
...leer más...

El parlamento de Uganda debate sobre el trasplante de órganos
...leer más...

El Fondo Mundial anuncia la recaudación de 14.250 millones de dólares para la lucha contra la malaria
...leer más...

La Unión Nacional de Agricultores de Zambia reclama al Gobierno que facilite el cumplimiento del Farmer Input Support Programme (FISP)
...leer más...

El Movimiento Democrático Popular de Namibia emplaza al gobierno a condonar las deudas del agua
...leer más...

La OMS impulsa medidas de preparación y respuesta ante epidemias
...leer más...

La segunda ronda de diálogo social enfrenta al Gobierno marroquí y los sindicatos por la subida de los salarios
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
De nuevo el velo, pero en dos versiones distintas, por Ramón Echeverría
...leer más...
El nuevo rearme del grupo terrorista M23 y su impacto en los pueblos del Kivu, por Lázaro Bustince (parte 2/2), por Lázaro Bustince
...leer más...
África en la encrucijada, por Gaétan Kabasha
...leer más...
El nuevo rearme del grupo terrorista M23 y su impacto en los pueblos del Kivu (parte 1/2), por Lázaro Bustince
...leer más...
¿Pueden los árboles transgénicos parar el desierto del Sáhara?, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

El COVID-19 paraliza el mundo, pero aumenta el hambre y la inseguridad en África
04/05/2020 -

Mientras la Naturaleza tiende siempre a producir frutos abundantes para alimentar la vida de todos los seres existentes, y busca recuperarse de los abusos constantes de sus recursos por depredadores codiciosos, muchas personas e instituciones poderosas buscan ante todo acaparar, incluso con violencia, el máximo control de todos los recursos, a costa de privar a muchos pueblos de lo necesario para vivir con dignidad.

Numerosos agentes sociales y líderes culturales y religiosos, sobre todo, esperamos que, esta experiencia dramática del COVID-19 nos lleve a reflexionar sobre la necesidad de generar un nuevo estilo de vida más solidario y una nueva calidad de política ética y de una economía más colaborativa y centrada en la dignidad de cada persona y en el bien común.

En este periodo de transición, veo cambios esperanzadores en el comportamiento de la Naturaleza para su regeneración.

Sin embargo, si miramos a los cambios en el comportamiento humano, particularmente de algunos líderes mundiales, políticos y económicos, veo menos signos de regeneración, que los que presenta la Naturaleza.

Es evidente que el COVID-19 ha paralizado el mundo de muchas maneras y en casi todos los niveles de la vida humana.

Lo que parece seguir aumentando, particularmente en los pueblos del hemisferio sur, siguen siendo: el hambre, el dramático desempleo, la escandalosa desigualdad y la violencia de las guerras por el control de los recursos.

Según ONU Habitat, en los asentamientos informales y barrios marginales de las grandes ciudades, viven alrededor de mil millones de personas que, diariamente, se enfrentan a graves carencias de alimentos, agua, saneamiento, gestión de residuos o asistencia médica, entre otros.

Las medidas de confinamiento decretadas por los Gobiernos de la mayor parte de los países africanos, han atrapado en las barridas de las grandes capitales, a millones de personas, a las que se impide salir a buscar el sustento diario, por lo que el hambre y la violencia empiezan a dejarse sentir entre la población.

Hablo concretamente de los suburbios de Kampala y Nairobi, que conozco de cerca. Las chabolas están construidas básicamente con barro, latón y uralita. Las infraestructuras de agua, luz y tierra no existen, y por tanto cientos de miles de personas viven en condiciones infrahumanas.

Algunas ONG como Manos Unidas, colaboran con Congregaciones religiosas, como las Hermanas de la Misericordia, para construir algunos centros de educación y de salud en dichos barrios.

Mukuru, uno de los grandes suburbios de Nairobi, es un lugar en el que la pobreza se percibe con los cinco sentidos: se ve, se escucha, se huele, se palpa y se masca, dice la hermana Mary Kileen.

En Mukuru, ella y el resto de las hermanas de la Misericordia llevan décadas acompañando a los más pobres, a los olvidados. Su principal objetivo es conseguir que, a través de la educación, las calles dejen de ser el lugar de la droga, la violencia y la prostitución.

En estos momentos, la gente de Mukuru no parece muy preocupada por el coronavirus, a ellos lo que de verdad les importa es saber si podrán comer hoy.

La falta de acceso a la asistencia sanitaria es también motivo de preocupación para Mary Kileen. “Si el virus llega a los suburbios siguiendo los patrones de Estados Unidos y Europa, será devastador. Nos sorprende que, dadas las condiciones de vida, no haya habido ya una explosión de casos”, asegura.

Aunque nos afecta seriamente el confinamiento físico, es necesario que sigamos conectados y comprometidos con nuestros hermanos-as más vulnerables, tanto con los que viven cerca, como con los que habitan en el hemisferio sur del Planeta.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



Salvo que se indique lo contrario, el contenido de este sitio tiene una licencia Creative Commons Attribution 4.0 Internacional

Aviso política informativa | Política de cookies
Contáctanos  Sindicación: rss 2.0 RSS 2.0
Valid HTML 4.01 Transitional! - ¡CSS Válido !