En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
¿Acaso no soy mujer?: Análisis de la violencia obstétrica desde la interseccionalidad, por Camilla Souza
...leer más...
África y Europa: Un Futuro Compartido, por José María Mella Márquez
...leer más...
Informe Mapping de la ONU sobre violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario cometidas en RD Congo entre marzo de 1993 y junio de 2003
...leer más...
Desafíos ambientales de la integración africana, por José María Mella Márquez
...leer más...
Las señas de identidad de la Generación del 98 español y la generación del despertar africano de los 30, por Théophile Obega
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Comienzo de la campaña presidencial de Nigeria
...leer más...

Los enfrentamientos entre sindicatos del transporte en Nigeria han dejado varios muertos
...leer más...

Descubireta una nueva fosa común en Libia
...leer más...

El presidente de Uganda presenta su plan para contener el último brote de ébola
...leer más...

El Gobierno de Cabo Verde anuncia ayudas para jóvenes emprendedores digitales
...leer más...

Las festividades del Día de las Fuerzas Armadas de Mozambique se saldan con más de mil ingresos en el Hospital Central de Maputo
...leer más...

Punto y costura para una mayor autonomía de la mujer en Congo
...leer más...

Egipto lanza el primer Foro Climático Árabe
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2022-09-16 / 2022-09-30), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

La Organización Juvenil por un África Verde lucha contra la desertificación en Ghana
...leer más...

El mantenimiento y fortalecimiento de la paz, prioridades para el Gobierno de Zimbabue
...leer más...

La solución para África denuncia la neoglobalización
...leer más...

Se descubren certificados de nacimiento falsos en el registro de voto de Sierra Leona
...leer más...

La Cooperación Islámica discute compensaciones para las posibles víctimas de demolición por los proyectos viales de Gambia
...leer más...

Arabia Saudí concede un préstamo de 63 millones de dólares a Senegal para la construcción de una autopista Dakar-Sant-Louis
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Ni blanca ni negra, mejor morena, por Ramón Echeverría
...leer más...
El olvidado gas de efecto invernadero, por Bartolomé Burgos
...leer más...
De nuevo el velo, pero en dos versiones distintas, por Ramón Echeverría
...leer más...
El nuevo rearme del grupo terrorista M23 y su impacto en los pueblos del Kivu, por Lázaro Bustince (parte 2/2), por Lázaro Bustince
...leer más...
África en la encrucijada, por Gaétan Kabasha
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Inundaciones en El Aaiún han causado graves y extensos daños.
14/11/2016 -

Del 27 al 28 de octubre de 2016, lluvias torrenciales han golpeado el Aaiún y su entorno durante largas horas. Esta lluvia que era muy deseada y que la gente recibía con entusiasmo y satisfacción ha tenido, sin embargo, consecuencias inesperadas y desastrosas. El resultado es trágico y los daños materiales son importantes.

En cuanto a los daños, podemos mencionar las inundaciones causadas por la crecida del río Sakia Al Hamra. La impetuosidad de las crecidas ha llenado la presa artificial de retención de El Aaiún, y ha abierto dos grandes brechas de un centenar de metros en el cuerpo de la presa. Las aguas finalmente se han desencadenado minando con todas sus fuerzas la presa hasta alcanzar el nivel normal del río. Esta masa de agua copiosamente arrastrada por las crecidas ha sumergido el puente que une El Aaiún con el norte de Marruecos. Las explotaciones agrícolas y las cooperativas ubicadas entre El Aaiún y el Océano Atlántico (la parte llamada Foum el oued) fueron alcanzadas y sufrieron también las consecuencias devastadoras de estas inundaciones. Rebaños enteros de ganado fueron arrastrados y ahogados en las aguas. Los cadáveres cubren el litoral del océano arrastrando toda clase de objetos que las aguas han llevado en su paso a través del desierto...

Algunas casas construidas sobre el lecho del río, han sido también sumergidas por completo y algunas destrozadas por las furiosas aguas torrenciales. Las autoridades locales han ordenado a los que todavía viven en el lecho del río a abandonar el lugar y refugiarse en centros de acogida en espera de una solución duradera.

El transporte se vio afectado. Más de cuatrocientos camiones y otros vehículos ligeros quedaron inmovilizados durante esos cuatro días. La única carretera operativa para llegar al norte, sigue siendo la de Smara, tomando un poco más de 120 kms. Solamente la vía aérea continúo funcionando manteniendo los vuelos regulares. La red de comunicaciones (teléfono e Internet), ha quedado dañada debido al corte de las líneas de electricidad. La ciudad de El Aaiún ha permanecido incomunicada durante cuatro días.

Este bloqueo tiene como resultado la escasez de alimentos y la dificultad de almacenamiento. El mercado y los puestos de venta estaban vacíos.

Si por un lado seguimos deplorando este pesado resultado material, todavía no sabemos el número exacto de muertos. Vimos las zodiacs de los bomberos cruzando el río Sakia Al Hamra, en todas direcciones, los helicópteros y pequeños aviones de la gendarmería real sobrevolando la zona en búsqueda y rescate de supervivientes. Tanta buena gente alineado en el margen del río, algunos para ayudar y otros sorprendidos de ver este espectáculo raro y sin precedentes, que se presentaba ante ellos. Todos los estratos de la sociedad se movilizaron en un arranque de compasión y solidaridad, para rescatar a las víctimas y también para reparar lo antes posible todos los daños para que la vida pueda volver a la normalidad.

Aunque nuestra iglesia no ha sido tocada directamente por los horrores de las inundaciones, nosotros, como Iglesia del desierto, somos muy solidarios con las personas que sufren, desoladas por este flagelo. El agua es la vida, se dice. Pero esta vez el agua nos ha causado la desolación. El desierto sufre las consecuencias. Sufre y llora sin perder la confianza en Dios.

Valerio Eko, el padre del desierto La Mission Oblate du Sahara

Traducción, Jesús Esteibarlanda

Artículos relacionados:

Las inundaciones azotan a los campamentos de refugiados saharauis

Fundación Sur


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista del CIDAF-UCM. El CIDAF-UCM no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



Salvo que se indique lo contrario, el contenido de este sitio tiene una licencia Creative Commons Attribution 4.0 Internacional

Aviso política informativa | Política de cookies
Contáctanos  Sindicación: rss 2.0 RSS 2.0
Valid HTML 4.01 Transitional! - ¡CSS Válido !